Dirty Red - Tarryn Fisher (Love me with lies #02)

11 comentarios:


















Querida Oportunista,
Pensaste que lo podrías arrebatarlo de mi lado, pero perdiste. Ahora que es mío voy a hacer todo para retenerlo. ¿Dudas de mí? Tengo todo lo que se suponía iba a ser tuyo. En caso de que te lo preguntes; él ya no piensa en ti. No lo voy a deja ir…nunca.

Dirty Red


Leah Smith finalmente tiene todo lo que siempre ha querido. Excepto que no lo hace. Su matrimonio se siente más como un préstamo que un compromiso de por vida, y la imagen por la que ha trabajado duramente para construir se está desgastando ante sus ojos. Con un nuevo papel y un pasado lleno de secretos, Leah debe decidir hasta dónde está dispuesta a llegar para mantener lo que se ha robado.


Sigue la adicción.
Si no te enganchaste con "La Oportunista", esta reseña puede que te tiente a darle otra chance. (Pero dudo que un ser vivo pueda resistirse al final del primer libro)
Si no leíste el PRIMER libro... ¡DETENTE!

¡STOP!

Estás avisada, en esta reseña hablo de cosas que suceden en el primero libro. 
NO DEBERÍAS ESTAR LEYENDO ESTO... ¡Último aviso! Corré a leer "La oportunista" y después volvé.

HAGAMOS UN REPASO:
En el primer libro de la trilogía "Love me with lies", Olivia se reencuentra con Caleb. Su primer y único amor.
El día en que lo encontró por casualidad, decidió acercarse y se sorprendió cuando él no la reconoció.
Caleb había perdido la memoria.
Entonces Olivia decidió.
Mentir...
Así podría tener una segunda oportunidad con el hombre que nunca olvidó. Se volverían a conocer.

En realidad, Caleb pensó lo mismo que ella. Su amnesia también era una mentira. Tan sólo quería volver a conquistar a la mujer de su vida.
Ambos estaban buscando una nueva oportunidad.
Pero en los años que estuvieron separados, Caleb siguió su camino. Infeliz, vacío, amargo. Sin Olivia.
Y Leah era parte de ese tiempo en que su corazón anhelaba lo que no tenía.
Estaba comprometido con ella. Una mujer sin escrúpulos. Roja como la sangre y como la pasión.
Cuando Olivia vuelve a estar en la vida de Caleb, Leah decide hacer todo lo que está a su alcance para separarlos.
Caleb es suyo. Ya casi iba a ser su esposo y no iba a permitir que un amor del pasado los separara.
En el amor y en la guerra... Y Leah sabe pelear. Hasta el final.
Y al final se sintió vencedora. Caleb volvió a ella. Olivia escapó de su ataque y le entregó lo que más quería. Su hombre, su obsesión.
Ahora Caleb volvió a ella, pero ¿Podrá ser feliz teniendo lo que no le pertenece?
"La oportunista" nos contó la historia que vivió Olivia con Caleb. Supimos lo que ella sabía, lo que ella hizo, lo que desconocía y lo que descubrió o le contaron.
Ahora es el turno de Leah. La sucia Red cuenta el siguiente tramo de la historia. Con su maldad, con su obsesión y con el corazón latiendo enfermizamente por un hombre que nunca podrá ser completamente suyo. Caleb ya tiene dueña.

MIS SENSACIONES

No voy a entrar en detalles sobre el discurso, porque es el mismo que Tarryn Fisher utilizó en "La oportunista" y si estás leyendo esta página, seguro ya leíste la reseña de ese libro. (Si no es así, sos ansiosa y desobediente, porque más arriba te avisé que no debías leerla. Haceme caso, lee el primer libro antes)
Entonces, en este libro tenemos la misma historia y los mismos recursos para narrar. El mismo estilo crudo y ácido de la autora y miles de piezas de rompecabezas que nos mantienen palpitando en cada capítulo.
DROGA.
Pero como avisé en la reseña que inicia esta adicción, la cosa se pone cada vez mejor.

Pensé que iba a ser imposible disfrutar un libro donde la mala es la protagonista y sin embargo me resulto embriagador.
Leah es mala. Mala desde el principio y hasta el final.
No se convierte en santa por obra de un milagro divino, ni deja de amar a Caleb para cerrar la historia con un final que deje a todos felices.
Leah odia a Olivia.
Leah está obsesionada por Caleb. Ella desea a su esposo más que a nada en el mundo. Más que a su propia hija.
Leah es odiable.
Y sin embargo me encantó acompañarla en su camino venenoso.

LEAH...la gran peliroja de esta historia.
Fue un gran personaje. 
Las actrices suelen decir que el papel de villana es el que más les permite jugar. Y acá encontramos a una protagonista que no deja cosa por hacer. Es mala... ya el infierno le tiene un lugar reservado, entonces... para qué controlarse.
Entre todas las cosas que RED decidió hacer para retener a Caleb estuvo la maternedidad. Pero en cuanto su hija nació, los celos de Leah hicieron su juego.
Caleb adoraba a esa niña y ella seguía estando un paso atrás de otra mujer.
Las batallas con su maternidad no deseada son los primeros grandes momentos de este personaje, pero el pasado entre Olivia y su esposo también sigue ahí.
Una vez más Leah debe bloquear el poder de aquel amor inagotable que existe entre su esposo y la oportunista que le amarga la existencia.
Y cuando el odio la ciega, la peliroja se vuelve sucia. Muy sucia.

Olivia y Caleb
No todo es rojo. 
El "Azul aeropuerto" sigue tiñendo esta historia, aunque Leah quiera pintar todo de su color.
Olivia está casada. Caleb tiene una hija y una mujer que no ama.
Pero el amor verdadero sigue ahí, asomando en medio de la historia de Leah. 
¿No es lo más gráfico del mundo?
La autora introduce en medio de la vida de la sucia peliroja, pedacitos de aquel amor que la tortura desde que conoció a su esposo.
Porque esa historia está en el centro de su vida. Esa historia es parte de Caleb. Es su alma.
Y no puede hacerla desaparecer. Ni siquiera en su propio libro.
Entonces...

En resumen,
El segundo libro de esta trilogía, pareciera no ser prometedor cuando uno lee la sinopsis y se entera que la protagonista es la mala de la película.
Pero es lo más grandioso que tiene esta historia: el modo en que Tarryn Fisher une las piezas del rompecabezas.
En esta continuación, el amor de Caleb y Olivia seguirá siendo protagonista en la vida de Leah, porque si algo nunca podrá hacer es borrar la gran historia que su esposo tiene con la oportunista.
Pero además, muchas preguntas sin respuestas se resolverán. Otras quedarán en suspenso hasta el final y otras piezas del rompecabezas podrán ser vistas desde el punto de vista de Leah, una mujer obsesionada por un amor que nunca será suyo.

Con la misma cruda pluma que la autora utilizó en "La oportunista", esta parte de la historia nos seduce con una protagonista que es incorrecta en todas sus acciones y sin embargo, por momentos, uno logra empatizar con sus sentimientos y hasta la acompaña con gusto en sus bajezas.

"Dirty Red" es un libro que profundiza la historia y es un puente necesario para llegar al tercero, que se hace desear con una intensidad adictiva.
Espero que puedan devorar estas páginas con la misma gula con la que lo hice yo.


Leer más...

My Voice: DOS detalles molestos de las fan-traducciones

13 comentarios:















Mi voz está en este blog y en cada palabra dicha descubrí que hay un montón de voces que coinciden o aportan algo más a mi discurso.
Entonces, ya que tantas veces me encontré quejándome sola por el tema que hoy voy a compartir, lo comparto públicamente para que quienes deban hacer algo al respecto, conozcan lo que opinamos.
Cuando hago una reseña muy criticona, a veces no sólo es culpa de los autores. Editoriales, maqueteadoras, y traductoras no oficiales, también reciben mis quejas y reclamos.
Paso a contarles...


La odiosa que hay en mi, (es como una gran bruja con la que convivo a diario), enloquece con pequeñeces que cuando no suman, restan.
Desde que leí la primer fan-traducción, vivo sufriendo y mordiéndome la lengua con algunos detalles de este trabajo tan difícil que hacen las amantes de la lectura.

Antes de comenzar con mi reclamo, debo aclarar lo más importante:

El trabajo de estas chicas es sumamente difícil. Lleva mucho tiempo traducir y armar el libro. Mucho tiempo y mucha dedicación sin ninguna recompensa económica.
Y las que dedicamos nuestro tiempo a este amor, sabemos que debemos quitarle tiempo a otras cosas o hacer malabares para poder cumplir con el trabajo que sí nos da de comer.
Entonces, las felicito y las aplaudo por tanta dedicación y les agradezco que hagan posible el descubrimiento de nuevas lecturas y autoras.
¡GRACIAS!

Ahora bien...
Si el trabajo de las fan-traductoras no fuese tan valioso, no me indignarían tanto los pequeños detalles que siento, deslucen su esfuerzo.
Me refiero al formato que eligen para compartir la traducción y los gráficos con los que "ensucian" las páginas que tanto tiempo les llevó traducir.

EL PDF no es para todos
El formato PDF, en lo personal, no me gusta.
Me resulta pesado, poco profesional y pasado de moda. Hoy, son otros los formatos ideales para la lectura de libros y la tecnología facilita mucho la creación de los mismos.
¡Realmente es más simple!

Un texto escrito en WORD, guardado en formato .RTF (rich text format), puede ser convertido con CALIBRE a todos los formatos compatibles con los E-readers (Epub, PDF, mobi, azw, etc)
El resultado es un trabajo prolijo, profesional y de lectura agradable.
Pero además, a partir de un sólo archivo, se aseguran la conversión del trabajo a todos los formatos, manteniendo la calidad que desearon originalmente.
Sin saltos de línea, ni espaciados molestos.
Y lo más importante: permiten que las lectoras puedan disfrutar de su trabajo, independientemente del dispositivo de lectura que utilicen.

El amado y perfecto KINDLE, si bien acepta el formato PDF (no así el Epub), no permite modificar el tamaño de la letra en este formato.
Entonces, lo que siempre sucede, es que el libro nos aparece con una letra en miniatura imposible de leer y debemos recaer en la conversión. (Que nunca queda bien)

[Convertir en CALIBRE a MOBI cualquier otro formato de libro electrónico tiene un resultado más agradable, pero el PDF siempre queda mal]

Por eso, queridas fan-traductoras, sugiero que tengan en cuenta el público que lee sus trabajos y contemplen el tipo de dispositivos que utilizan. De ese modo, la fantástica tarea de traducción que hicieron, será mejor recibida y disfrutada.


MENOS ES MÁS
Para gustos colores, pero en cuanto a calidad y prolijidad, me aferro al concepto de que menos es más.


¿Por qué ensucian las páginas con esos gráficos tan recargados?
A mi me resultan ordinarios y molestos, pero además, hacen que la presentación del trabajo no sea profesional y prolija.
Resta.
Y después de tanto trabajo, restar es un pecado.

Las que leen en tablet o pc... o algún lector digital que permite este formato, quizás pueden apreciar "los hermosos dibujos" que se repiten en cada página (arriba y abajo, algunos horrorosos también te torturan por los costados...¡¡¡...!!!)
Con esto no sólo el libro es muy pesado, sino que en la conversión a otro formato, se producen unos saltos y espacios horribles.

En resumen,
Desde mi humilde opinión, aconsejo que a la hora de crear, traducir y publicar un trabajo que requiere tanto esfuerzo, presten atención a los distintos dispositivos con el que SUS lectoras van a disfrutar el material.
Contemplar las distintas opciones y facilitar la misma calidad para todas es apreciar a sus lectoras y eso, siempre es un gesto que gusta.
;)
Ahora, en un párrafo aparte, quiero AGRADECER a las chicas de "Libros del cielo" ya que fueron muchos los libros que me llegaron traducidos por ellas. A las demás que se dedican a esto, y que desconozco sus nombres, también va mi gratitud y reconocimiento.
¡Es un GRAN TRABAJO!

Les dejo mi sugerencia y ojalá todas las que leemos en mobi, tengamos lindas y prolijas traducciones para leer sin pausa.

DATO: las que tienen que convertir a Kindle también pueden utilizar las opciones que Amazon les brinda para la conversión del material. (el resultado es el mismo que el de Calibre, no se emocionen....)




Leer más...

La oportunista - Tarryn Fisher (#01)

44 comentarios:














Olivia Kaspen es una manipuladora con lengua afilada, la cual utiliza para conseguir siempre lo que quiere. Con una sola excepción, Caleb Drake, el que ella tontamente dejó escapar. Después de un encuentro casual que trae a Caleb de nuevo a su vida, Olivia se encuentra a sí misma deseando una segunda oportunidad con su primer amor, y preguntándose hasta dónde está dispuesta a llegar para traerlo de vuelta. Su único problema es una pelirroja llamada Leah, el nuevo amor de Caleb. Olivia tiene que luchar por lo que una vez fue suyo, y en el proceso descubre que a veces el amor no llega a la redención.


Hace unos meses una lectora (Elisa Friki) me recomendó "La oportunista" diciendo que son libros que gustan porque... "No sabés cómo termina todo".
Desde abril, cuando leí ese comentario, me quedó esa curiosidad por descubrir la trilogía de Tarryn Fisher, llamada "Love me with lies" y me desalenté cuando supe que no estaba en español.
Sólo existen las traducciones NO OFICIALES, que detesto profundamente por su desprolijidad en la maquetación, el formato PDF y otras cuestiones. (por favor, dejen de ponerle gráficos molestos a sus trabajos)
Pero al final, habiendo leído muchos libros que de tan malos no califican ni para las peores críticas, me aventuré a la dura tarea de leer una fan-traducción.
(Obviamente lo tuve que convertir a .mobi para leer a gusto)

¡Y menos mal que me animé a esta lectura!


MIS SENSACIONES
Emoción. Toda yo estaba envuelta en una historia que me llegaba a lo más profundo de mi ser.
En cada capítulo Caleb y Olivia hicieron que su AMOR calara hondo en mis propios sentimientos, en mis historias de amor, en mis tristezas.

Cuando uno decide comenzar un libro, hay varios factores para elegirlo. La portada, el título, una sinopsis con buen gancho... y otras veces hay variables que nos alejan de ellos, sin darles una oportunidad.
En mi caso, una de ella es la traducción no oficial del mismo y ni que hablar si está en formato PDF con dibujos insoportables en cada página.

Si alguna le escapa a esos detalles, como yo... Por favor, no pierdan la fe con esta trilogía. Vale cada página.

El discurso
Tarryn Fisher tiene un modo muy particular de narrarnos esta historia, y aunque al principio necesité acostumbrarme, su estilo resultó ser una DROGA para mi.
La novela comienza en tiempo presente, y es Olivia, la protagonista, quien narra la historia en primera persona.
La estructura de "La oportunista" es una gran fachada.
A simple vista, la historia nos cuenta sobre una pareja que se encuentra en los años de la universidad y construyen una historia de amor cómplice, íntimo e inolvidable.
Pero años más tarde, los descubrimos separados pero volviendo a encontrarse con una realidad diferente.
El motivo de aquella inexplicable separación, los comienzos del amor y su interrupción, son narrados en cuotas, como piezas de un rompecabezas del que me hice adicta.

El discurso es vertiginoso y está marcado por un estilo muy personal. Son los saltos en el tiempo, los eslabones de una cadena que no podemos soltar.
Desde el primer momento, Tarryn Fisher nos cuenta un tramo de la historia de Olivia y Caleb, y ya en pocas lineas nos llenamos de preguntas.
¿Por qué el guarda un mal recuerdo de ella?
¿Por qué ella dice que hizo tanto daño?
¿Qué pudo haber hecho?
(Y nuestro cerebro vuela fantaseando hipótesis) 
Y entonces se produce un salto en el tiempo. Tarryn Fisher nos lleva al pasado y deshojamos una historia de amor desde el comienzo.
Un poco de presente, un poco de pasado.
Otra vez presente y volvemos a espiar  a Olivia y a Caleb en sus primeros años juntos.
Y la pregunta no tarda en gobernar nuestros pensamientos: ¿Qué les pasó?

Al principio los saltos en el tiempo, supieron marearme en más de una oportunidad y siempre sentía que me estaba perdiendo de algo.
Pero lo más importante de todo es que en pocos capítulos quedé ATRAPADA en un tsunami de emociones.
Y cuando estaba en la mitad del libro, con tantas preguntas sin respuesta, tratando de entender qué había pasado entre ellos y qué iba a pasar en el futuro, noté que los viajes al pasado no me respondían todo. Siempre me dejaban con más incertidumbre.
Por un momento pensé que la traducción NO OFICIAL se había perdido algunas partes pero luego comprendí, que para ser PERFECTO DEBÍA SER ASÍ.

En la vida real las respuestas no llegan en bandeja. No llegan ordenadas y acá tampoco.
Pero cuando quedaban pocas páginas para terminarlo, supe que algo estaba mal.
En realidad, pensaba que era una serie. Algo había espiado del segundo libro, y creí que la historia de Caleb y Olivia terminaría en "La oportunista", dejando paso para que en los dos libros siguientes, se narrara la historia de los personajes secundarios.
Pero no es así. Y esto también es una genialidad.
La historia de Caleb y Olivia no termina hasta el tercer libro. Pero en el segundo, la narradora y protagonista es Leah, la villana de esta historia. (Y es muy mala)
En cambio el tercero, es narrado por Caleb.
Cada uno de los protagonistas, narra en un libro cada uno, la historia desde su punto de vista y créanme, es una experiencia única.

Pero lo más brillante es lo siguiente:
Cada libro, cada salto al pasado, cada tema que vuelve a nosotros para darnos más datos, no es un Deja Vú.
No es un libro que cuenta lo mismo desde otro punto de vista. NO.
La historia del presente avanza, cambiando el narrador, pero sigue... brindandonos nuevos pedazos de la trama. Nuevos secretos que salen a la luz y otros sentimientos que estaban ocultos.

Y muchas preguntas del primer libro, no se responden hasta el segundo, o incluso allí, son dichas a medias. ¡Y uno quiere saber! Quiere detalles, quiere leer lo crudo. lo real.
Pero todo llega... al final.

El tema
"La oportunista" está llena de temas que explotan en nuestro corazón y hacen que cada lector encuentre una parte de sus propios sentimientos en esta novela.
El eje central, es mi tema favorito: El amor de tu vida.
Esos amores que inspiraron las mejores canciones, los más sentidos poemas y las penas más profundas. Los amores que el cine ama refregarnos por la cara y muchos persiguen toda una vida, queriendo vivirlos en carne propia.
Olivia y Caleb representan a las almas gemelas. Inseparables, inolvidables y eternas.
Pero lo que más me conmovió de la temática de esta historia es el sentimiento. Esa tristeza dulce que tiene el recuerdo y la nostalgia. Eso que todos alguna vez sentimos,
La media sonrisa que a veces no alcanza a brillar en nuestros ojos, porque es la felicidad pasada o perdida. El anhelo que nunca acaba y la espera que se hace eterna.
En definitiva, Tarryn Fisher, nos cuenta una historia cargada de amor y dolor. Llena de la amarga angustia de sentir que se perdió lo que más se desea. La pena de vivir con el recuerdo imborrable de una felicidad que no se pudo conservar al resguardo de nuestros propios errores.
Pero aquello que se recuerda, vive en nosotros porque no dejamos de desearlo. Y tanto Caleb como Olivia, pueden contar esta historia, porque jamás aceptaron la idea de dejar de ser dos almas gemelas.
En la guerra y en el amor, dicen que vale todo. Y estos protagonistas harán todo por amor. TODO, incluso perderse.

Los personajes
Estoy tan enamorada de estos personajes que no puedo ser objetiva pero debo enfatizar que lo más importante de ambos, es su aspecto emocional.
Todo lo demás es un adorno.
Olivia es un ser complejo. En lo personal, me conmovió de entrada, y no pude evitar empatizar con ella hasta el final.
Fuerte por fuera, blanda por dentro. Sólo hay un hombre que logra llegar a su centro más íntimo y vulnerable: su corazón. Y ese es Caleb.
El protagonista de esta historia es mi varón soñado y es un hipnotizador de serpientes. Porque Olivia se ve así misma de ese modo y su coraza la convierte en una mujer ácida. La verdadera heroína con lengua viperina. (Sos Bambi, Anastasia Steel. Lo siento)
Caleb logra romper las barreras que Olivia levanta con una facilidad asombrosa y en ese acto, termina rompiéndola a ella.
A estos personajes los conocemos en distintos tiempos. Pero los años que fueron pasando, no sólo les otorgó la madures natural, también les enseñó que su amor puede sacar lo mejor y lo peor del otro.
Olivia es un ser roto y los corazones rotos lastiman.
Caleb se rompe intentando repararla.
Y en esta lucha, de amarse y herirse amándose, los años pasan y cada decisión que van tomando, siembra heridas irremediables.
Es difícil entender a Olivia. Es agotador comprenderlos a ambos y desgarra el amor que se tienen. Desespera la lucha de Caleb por armarla cada vez que ella se hace pedazos  y duele ver como él se apaga cuando esto sucede.
Estos personajes son imperfectos y por eso los amo. Mienten, rompen, aman, cuidan, arruinan... juegan a la ruleta rusa con su amor y ambos son conscientes que haberse encontrado es lo mejor que les pasó en la vida.
Porque son simplemente, almas gemelas.

En resumen
Esta reseña fue larga. Amo cuando eso sucede porque significa que el libro me llenó por completo.
Les voy a contar el revés de la trama:
Había cargado sólo el primer libro de la trilogía en el Kindle. (No le tenía fe)
Aprovecho mi largo viaje hasta mi trabajo para leer y algunas noches cuando puedo. Pero en el trabajo no me gusta. (Me interrumpen mucho... ¡Ja!)
Sólo los libros que me envuelven y me llaman desde la cartera, terminan en mi escritorio para leer un poco más cada tanto.
Así sucedió con "La oportunista", un libro que no pude dejar de leer y que estuvo "All over me...".
Las últimas páginas del libro me tenían presa de una emoción nostálgica e imposible de disimular.
Corrí al baño a llorar un par de veces y con pena seguí leyendo, conmovida.
Cuando llegué a la última página y descubrí que la historia continuaba, sin poder imaginar CÓMO, llamé a una amiga desesperada y le pedí que me mandara directamente al Kindle la segunda parte.
No podía esperar a llegar a casa.
(Gracias a la tecnología de Amazon y a mi querida Vic, que me rescató de la angustia. Amiga, sos mi Batichica)
Lloré. ¡SENTÍ!
No era tristeza. No era drama. Era emoción pura.
Porque esta historia apela a la intimidad del amor de un modo que araña las heridas que uno atesora.
Se las recomiendo con los ojos cerrados porque la amé tanto, que no pude soltarla. Devoré un libro detrás de otro.
Cuando reseñe el segundo libro (Dirty Red), les contaré más detalles del primero, que omití para no arruinarles el maremoto de sensaciones que les espera, pero como siempre les cuento todo lo que me pasa, para que entiendan mi reseña, también sepan que estaba en medio de mi SPM. Sensible es poco para describirme en esos días, pero igual, si no sentís este libro, es porque no tenés ningún amor que te conmueve recordar.
¡Ah! Con cada libro, se pone mejor. DROGA.


PD: Este libro me llevó a pensar una nueva sección. Ya les contaré en *casi nada de tiempo*.


Leer más...

Mil seguidoras y mi gratitud sin límites

26 comentarios:
Mientras estaba escribiendo mi entrada semanal (ya llega, tranquilas), noté que el contador de seguidores me indicaba el número MIL. Tan redondito, tan grande, tan prolijo... y no pude evitar recordar cuando eran cinco, diez.. veinte. O el ataque de incredulidad que me embargó cuando ese contador me anunció las primeras 100.



¡Gracias a todas!
Gracias por el voto de confianza, por las innumerables muestras de cariño, que no dejan de impresionarme positivamente y por el aguante que le hacen a este espacio.
Como siempre digo, Leyendo Ando es más de ustedes que mío y sé que está en buenas manos.

Estoy leyendo una trilogía que me recomendó una de ustedes y desde hace unos días que estoy ahogada en una emoción hermosa gracias a esa historia.
Ese es el espíritu de este blog que AMO tanto. Gracias a nuestro intercambio, descubrí una nueva historia que amar y a ustedes les debe haber pasado lo mismo, en muchas reseñas.
Ya sea por mi recomendación o por algún comentario que las invita a descubrir un libro nuevo.

No sé cuánto tiempo llevará reunir mil seguidoras más. No me importa en absoluto, porque lo que más me emociona, es que hace mucho tiempo dejé de contar.
Hace casi tres años, que desde que éramos unas pocas, Leyendo Ando es especial.
Por ustedes, por mi y por una magia que no tiene explicación.
GRACIAS por mil a cada una de las que un día, le dieron clic a ese botón que dice seguir.
Las quiero.
Gaby.-
Leer más...

Escondido en tu mirada - Sienna Anderson (#01)

8 comentarios:












Erin Campbell vive recluida en una pequeña casa en la afueras de Lexington, Virginia. Su vida como psicóloga forense del FBI quedó atrás luego de que, cuatro años antes, decidiera abandonar su profesión tras una traumática experiencia.
Cuando Jon Kellerman, su antiguo jefe y amigo, llega hasta su puerta, Erin puede adivinar qué viene a proponerle. Y la respuesta es no. No va a volver al FBI.
De todos modos, el caso para el que le piden que colabore despierta su atención. La policía local de Wichita se enfrenta a un posible asesino en serie que mata a sus víctimas de manera salvaje. Conmovida, decide intervenir. Llama a Jon y se suma al equipo que viajará a investigar los crímenes. Cuando la ve, el comisario Tyler Evans descubre que, detrás de los ojos de la agente especial Campbell se oculta un tumultuoso pasado. Confía en ella, pero, a su vez, decide investigarla.
Erin también deposita su confianza en Tyler Evans y la atracción mutua crece. Todas las sospechas del caso recaen a primera vista en el hermano del comisario.
Sin embargo, Erin desconfía de las apariencias y buscará desentrañar la telaraña que sigilosamente ha tejido el asesino en torno a ellos. Aunque eso implique el desafío más grande que haya tenido en su vida: enfrentarse a sus propios fantasmas.


Tratando de hacer una reseña, al menos semanal, y fracasando en el intento porque... ¡Una lectura me aburre más que la otra!, acá estoy con algo para comentar.
Esta semana mi lectura volvió a centrarse en el suspenso, que suele darme el ritmo que necesito para estar atenta.

Esta semana elegí "Escondido en tu mirada" de Sienna Anderson, una autora argentina (Andrea Yungblut) que también escribe bajo los seudónimos de Andrea Milano y Breeze Baker.
IGNOREMOS que la sinopsis del libro, es la peor que recuerdo haber visto. En realidad hubo otra que fue mucho peor, pero olvidé a qué libro pertenecía.
Al menos yo ignoré eso, y sólo recordé que su libro "Nomeolvides" me había gustado mucho.

Pero mientras pasaba las páginas de esta historia llegó ese momento dónde me pregunto por qué tenía tantas ganas de leerlo.
Así que les cuento lo que me respondí.

Mis sensaciones
Había leído muy buenas críticas sobre esta historia, hace bastante, pero para complicarme la vida, todas hacían referencia a que el segundo libro de la serie era increíblemente mejor que el primero.
Entonces, comencé por el que abre la bilogía, que tenía una puntuación de "muy bueno" y así podría disfrutar mucho más la prometedora secuela.

Obviamente, llegó la desilusión. Tan lánguida que ni siquiera puedo arrepentirme de la lectura.
Pero vamos por partes...

El discurso
Ya me había sucedido con "Nomeolvides", al encontrarle matices cinematográficos a la pluma de esta autora y eso, me resultó muy estimulante, como en "Trampas de seda" de Mar Carrión.
Pero "Escondido en tu mirada" tiene una trama que se apoya en diversos temas al mismo tiempo.
El eje policial y de suspenso, se concentra en una serie de homicidios que el departamento policial de Wichita no puede resolver por su cuenta, es por eso que el FBI se traslada al lugar para investigar los crímenes.
Pero el pasado de la agente Erin Campbell y el del hermano del comisario del pueblo, Tyler Evans, se funden con el presente abriendo de este modo la trama y hacerla un poco más compleja y pesada.
Pero esto no fue un punto que arruinara mi lectura, lo que sí me incomodó fue la parte romántica de la historia.

Uno como lector, juega un rol de cómplice y permite, haciendo un guiño al autor, ciertas inverosimilitudes que son necesarias para contar una historia de amor sin grandes saltos en el tiempo u otros recursos que la hagan más realista.
Pero esos guiños tienen límites que cada lector establece y en esta oportunidad, no pude comprar la propuesta de Sienna Anderson.

Me resultó cursi, pegajosa  y poco realista. De un día para el otro aparecen los "Te amo" y declaran haber encontrado al amor de su vida.
Todo esto sin grandes hechos que puedan darle credibilidad al sentimiento efervescente.
Además, por momentos, parecía una telenovela de la tarde, con escenas melodramáticas innecesarias que me agotaban.
Del estilo "Me voy sin decir nada porque no podría despedirme de Carlos Alfredo...". En estos tiempos me parece un recurso mediocre.
No quiero caer en spoilers pero hay una lista de sucesos que son el cliché del romanticismo y no me atraparon en absoluto.

Los personajes
Obviamente, al ser una historia que tiene muchos hilos argumentales girando sobre el caso principal, también son muchos los personajes, y todos funcionan como sospechosos. Esto suele ser lo más entretenido del género, pero en este caso, la mayoría me resultaron actores de relleno.
Des

En resumen
Sigo tratando de controlar las expectativas, y en ese intento, me encuentro con algunas desilusiones, que en este caso como en muchos, son totalmente subjetivas.
De esta historia, puedo decirles que tendrán un poco de suspenso entretenido, empalagado con una historia romántica de catálogo.
Lo que me preocupa es qué haré con el segundo libro, que tiene mejores recomendaciones que este. No sé, mi TOC me obliga a leerlo, pero esta primera entrega no me conduce a correr a buscarlo ansiosa.
Por suerte, la segunda parte no tiene a los mismos protagonistas, sino que el agente Kellerman, es quien tendrá su propia historia.
Ya más o menos conocen mis gustos y sabrán decodificar esta reseña.
Ya que estamos... les recomiendo "Nomeolvides".







Leer más...