Google+ Followers

Soy Gaby, vivo en Buenos Aires, Argentina. Pisé o estoy por pisar los treinta y digo esto hace un PAR de años.
Comencé con este blog por un curso de narrativa y terminó siendo un motor alucinante para compartir las sensaciones que un libro despierta.

info
  • '/>
  • '/>

26 febrero 2015

Alguien como yo - Elisabet Benavent #03




















Después de la elección de Hugo Alba intenta disfrutar de su relación con Nico.
Sin embargo, no puede olvidar las instantáneas de Nueva York, las promesas, la amatista... su cuento de hadas.
En la oficina en cambio las cosas parecen ir mejor y Alba obtiene un ascenso, a partir de ahora tendrá que gestionar sus propios clientes y trabajar codo a codo con Hugo.
Las dudas irán en aumento y no es posible dudar. Es necesario elegir y en este momento dependerá de Alba. ¿O no?


¡Y llegó el final de esta historia!
Lo esperé tanto... que un mes me resultó una tortura. 
Pero valió la pena. ¡Se los aseguro!

Mis sensaciones
Con esta trilogía fui toda piel... cutis de ave, piel de faisán, sentimientos burbujeando, pensamientos que me envolvieron, recuerdos que me dolieron y otros que me hicieron añorar. Mucho.
Risas en la madrugada y muchos mensajes de WhatsApp con amigas, compartiendo las sensaciones que Elisabet Benavent nos arrancaba en cada uno de los capítulos que dan forma a "Mi elección".

Una trilogía sólida, con mucho cuerpo y tan coherente, que el tercer libro no es mi preferido, ni el más divertido, ni el que más me erotizó. Es el libro necesario, el final, el último tramo. La pieza que falta en el rompecabezas y un viaje emocional.

El discurso
Como siempre, la pluma de esta autora es la voz de una amiga, o la de nuestros pensamientos o esa chica que viaja hablando por teléfono con una amiga y la escuchás sonriendo, sabiendo que tu amiga diría lo mismo.
Pero a diferencia de los libros anteriores, en este final, descubrimos la voz de Nico que se suma a la de las otras dos voces: la de Hugo y Alba.
Pero es la protagonista femenina la que conduce el relato, aunque ellos filtren sus pensamientos, con más libertad que en el segundo libro.
Lo que cambia en el discurso es el contenido. Hay menos acción y más emoción. Más pensamientos y voces internas que nos llegan en párrafos que conmueven, vibran y se sienten.

El tema
Pareciera que pasaron siglos, desde que el triángulo sexual era el eje central de la historia. En "Alguien como yo", el tema central es la búsqueda de la individualidad que cada uno de los protagonistas debe hacer.
La dependencia emocional, los duelos, las pérdidas y los vínculos, son los temas por los que todos en esta historia van buceando de principio a fin.
Pero al final, el tema principal es la elección. Esa puerta enorme que todos alguna vez tuvimos y tendremos enfrente, que nos obliga a mirar hacia todos lados antes de abrirla o dejarla pasar. Esa puerta que para bien o para mal, lo cambiará todo.
Esa puerta que al enfrentarla, debemos tener todo el valor y la esperanza necesaria para enfrentar lo que esconde detrás.

Los personajes
«No puedo vivir sin tí... No hay manera» Creo que Hugo dijo todo lo que siempre soñé escuchar en boca de un hombre y ni siquiera lo sabía.
Me enamoré de él en el segundo libro y lo amé en el tercero. Digamos que consolidé mi amor.


—Bienvenida, piernas. Bienvenida al primer día del resto de mi vida
—Hugo.


Y Nicolás. 
Me irritó tanto este personaje... ¡Tanto!
Desde el viaje a Tailandia que me resultaba una mosca molesta.
Pero en este libro se superó a sí mismo. El lado oscuro de Nico aparece como cuando cae la noche en pleno invierno.
Egoista, inmaduro, cobarde, caprichoso, codicioso... serían algunos calificativos que en este libro le calzan justo, pero tiene sus motivos, sus temores, inseguridades y demonios.
Benavent se encarga de darle un justificativo a todas las emociones que aparecen en este personaje, pero no dejó de fastidiarme durante toda la lectura.
Es que Nico pasó a ser el conflicto. Comenzó a estar de más y a sobrar en esta ecuación, al punto de no encontrarse ni a él mismo.

Alba...
Esta mujer creció como ninguna protagonista que haya leído. (Bueno, Tatiana le ganará a todas siempre)
Con esto no digo ni que sea una heroína, ni que haya aprendido todo lo que se supone deberíamos saber, pero aquella joven abrumada por dos hombres irresistibles ahora ha encontrado su sueño. Hizo su elección y la defiende con el corazón, con la cabeza y con el cuerpo.
Y en un momento su personaje parece quedarse a un costado, esperando que los demás elijan. Crezcan. Muten, cambiando esa piel que llevan adherida desde hace tantos años.
Parece... porque al final, ella es la que cambia todo. Al final no, en realidad, desde el principio, en aquel metro.

En resumen
Todas sabíamos cuál sería el final de esta historia, a menos desde aquel viaje a New York que puso todo en un lugar diferente. Lo que no sabíamos como iba a llegar el desenlace, como Elisabet lo iba a tejer para darle a la historia el final de cuento de hadas.
Y debo decir que no lo disfruté tanto como el anterior. No me reí despatarrada, ni me subió la temperatura de forma instantánea. No.
Pero leí sin parar, en un día. Sin poder soltar la historia, ni a Alba, ni a Hugo... A Nico lo quería hacer desaparecer, pero tampoco lo solté.
Porque fue el final necesario. Con dudas, con vueltas, con ansiedad... Un final lento y por momentos angustiante.
Un final, casi real.
No necesito recomendar este libro, porque ninguna que haya leído las dos primeras entregas de esta historia, va a quedarse sin el final.
Pero les diré que hay menos erotismo, menos bromas y mucha tensión.
Pero lo amé. Me emocionó su desenlace, aunque el Epílogo me supo a poco, a pesar del encantador guiño que la autora nos regaló en las últimas páginas.
Me emocionó cada una de las reflexiones que estos personajes sembraron a través de sus emociones. Amé, encontrarme en ellos, reconocer algo de mis sentimientos y de mi vida.
Adoré, enamorarme de nuevo y encontrar amor en su mejor versión.


Te quiero todos los días. (...) Te quiero porque no puedo evitar hacerlo...
—Hugo.

(copiaría todo ese diálogo pero mejor es que lo descubran ustedes mismas)

Como dije... no sabíamos cómo iba a cerrar esta historia Elisabet Benavent. Sabíamos el final, pero el camino era un misterio. Y lo hizo muy bien.
Maduro, real, coherente y con unos sentimientos que conmueven. Llegar al final duele un poco, pero cuando se llega... ¡Es jodidamente hermoso!
Recién lo terminé y ya me siento vacía. Son esos libros que se extrañan.





Para escuchar la playlist del libro HACE CLIC ACÁ

RESEÑAS DE LIBROS ANTERIORES DE ESTA AUTORA:

24 febrero 2015

Flores en la tormenta - Laura Kinsale




















Maddy es una muchacha sencilla y honesta, educada en la moral cuáquera.
En esa Inglaterra del siglo XIX, es imposible que una muchacha como ella entable relación con el libertino y frívolo duque de Jervaulx.
Pero el juego de las circunstancias hace que finalmente sea Maddy la única persona capaz en este mundo de devolverlo a la vida, de defenderlo de quienes se ensañan con él y, además, de descubrir la oculta y más noble faceta de este bon vivant.


Hace mucho tiempo me recomendaron leer "Flores en la tormenta" y a medida que no lo hacía, escuchaba o leía muchísimas críticas excelentes.
Incluso Florencia Bonelli en sus recomendaciones la incluyó, pero recién ahora me digné a leerla.

La historia
Lo que más me gustó de este libro es la historia. 
Una pareja que pertenece a mundos diferentes y que por un juego absurdo del destino, se convierten en compañeros de vida.
Maddy rescata al duque del mismísimo infierno y la conexión que hay entre ellos supera los condicionamientos morales con la que ella se crió.
De un día para el otro, el duque de Jervaux pierde su poder. Pierde la seguridad, la confianza y la posibilidad de defenderse por sí mismo. La única que lo entiende y puede rescatarlo es Maddy, una joven cuáquera, que vivió toda su vida alejada de los lujos y las superficialidades a las que el duque está acostumbrado.

Mis sensaciones
Tenía una expectativa muy alta sobre esta novela. Había leído que estaba en el puesto número uno entre las mejores novelas románticas y a decir verdad, creo que es mucha generosidad considerarla de esa manera.
Como dije antes, la historia me resultó preciosa pero leerla es otra experiencia...

El discurso
Lo más complicado de este libro es el discurso. Debido al tema, Laura Kinsale debe alterar la narrativa formal y construir un relato con palabras mal escritas, frases incoherentes y muchos pensamientos de los personajes.
Por un lado es una obra de arte, porque sin dudas le debe haber significado un esfuerzo enorme tejer este relato, pero a la hora de leerlo, se hace muy pesado.
Es una novela muy lenta y pesada, que por momentos adquiere ritmo y se aprecia la bellísima historia que hay de fondo, pero hay que tener paciencia y tiempo.
Es larga, lenta y hay que prestarle atención, porque la voz del relato es complicada.

El tema
En el libro no lo explica pero habiendo leído algunas sinopsis y atando cabos, deduzco que Christian de Jervaux sufre un ACV que lo deja prisionero dentro de su mente. Padece una afasia que le impide hablar y comunicarse, lo que lo lleva a tener reacciones violentas y por lo que deciden internarlo en un loquero. 
Para esa época, un ACV no era algo conocido y era más fácil verlo como un demente.
Lo que también sucede, es que resulta sumamente conveniente declararlo loco y así poder tomar posesión de su fortuna. Pero Maddy se encargará de evitarlo, dándole al duque la posibilidad de defenderse.
El tema es uno de los más originales que he leído y me mantuvo atada al libro a pesar de lo difícil que resultaba leerlo por momentos.

Los personajes
Maddy es, como ya dije, cuáquera y la verdad, no tenía idea de qué era eso, pero durante toda la lectura tuve la imagen del envase de una conocida marca de avena. Pero me fije en Internet y más o menos me orienté. (Ver "cuáquera")
No logré empatizar con el personaje femenino y llegó un momento en que ya me resultaba irritante con tanta vuelta y condicionamiento.
Pero sin dudas es una mujer tan leal como para defender lo que considera justo, a pesar de que con ello, se gana el repudio de su comunidad.
El que me encantó fue el duque. 
En un principio me sedujo siendo un bon vivant, luego me conmovió al descubrirlo víctima de la ignorancia e incomprensión a la que estaba sujeto y al final, me enamoró por su lucha y su fuerza.
Es un personaje que tiene tres tiempos en esta historia y del que uno nunca se aburre. Tiene diferentes aristas y una personalidad que entretiene.
Los personajes secundarios están muy bien desarrollados y algunos me encantaron, como los amigos del duque, su tía o el padre de Maddy.

En resumen,
Es una historia de amor hermosa pero no tanto como para considerarla la mejor novela romántica leída. 
Habiendo escuchado tanto sobre esta novela, esperaba algo más y no lo encontré.
Es una obra original, bien escrita pero lenta, un poco pesada y de una lectura que requiere mayor esfuerzo.
Pero sin dudas es un gran trabajo de Laura Kinsale.
A pesar de que las críticas le dan cinco estrellas, yo no llego a darle cuatro porque la verdad, no me voló la cabeza. Es una buena lectura, sin más ni menos.




21 febrero 2015

Cincuenta sombras - La película



















Anastasia Steele es una joven e inocente estudiante de Literatura cuyo curso termina ese mismo año. Como favor hacia su mejor amiga, se verá inmersa en una tarea de periodista que no le agrada demasiado.
El encargo consiste en entrevistar a uno de los más prometedores y ricos empresarios del momento: Christian Grey.
Apabullada por su carisma, Anastasia caerá rendida a los pies del galán sin ninguna opción de resistirse. Sin embargo, cuando empiecen a intimar, se dará cuenta de que las costumbres sexuales de su pareja de cama no resultan nada convencionales.
Ante ella se abre un mundo completamente nuevo de posibilidades, y desde el momento en que ponga un pie dentro del estilo de vida del arrollador Grey, la joven no tendrá escapatoria ante el juego de seducción, poder, sumisión y deseo irrefrenable, que aparece frente a ella.
Una historia sobre los límites, la confianza, y el erotismo, bañada por la inocencia femenina de Anastasia y el arrojo masculino de Grey, una de las parejas literarias más famosas del momento.
Adaptación del Best Seller Cincuenta sombras de Grey, primera entrega de la trilogía escrita por E. L. James.


La historia de ir al cine a ver 50...
La película se estrenó el jueves y nosotras fuimos el viernes... (creo que no fuimos el mismo día del estreno para no quedar como ansiosas...)


Mi compañera de butaca fue mi amiga Luciana y antes de ir ya estábamos tentadas por lo que podía llegar a ser la sala llena de mujeres.
Yo nunca seguí ni a Luis Miguel, ni a ninguno de los que cantan para mujeres, (por eso no se me vino otro nombre a la cabeza), así que no estoy muy acostumbrada a compartir un espectáculo rodeada por una horda de mujeres excitadas...
Eran dos salas llenas las que proyectaban la película en el complejo donde fuimos y ya el tema de ir al baño antes de entrar era una aventura. Mujeres, mujeres, mujeres... ¡Somos eternas!
Pero lo bueno de mi parada técnica fue poder observar a las futuras espectadoras y escuchar sus comentarios. 
Grupos de amigas ansiosas esperando el encuentro con Mr. Grey... y yo seguía tentada, sabiéndome una más, de un modo u otro, porque también quería verlo.

Mi ansiedad era doble porque me declaro perdidamente enamorada de Jamie Dorman. Lo sigo en la serie The Fall, donde hace un papel de reventado tremendo y sin embargo... me puede, inevitablemente.
Fue por eso que cuando todas se quejaban por la elección de Christian Grey para el film, yo estaba pletórica. Mi chico soñado iba a ser nuesro obseso del control...

Nos acomodamos con Luciana y los avances de los próximos estrenos me resultaron eternos. Cuando apareció en pantalla el título "Cincuenta sombras de Grey", quise ponerme a gritar. Pararme, aplaudir... ¡Algo!
Habían dado la orden de apagar los celulares y no sacar fotos pero , aún sabiendo que no se iba a poder ver nada sin flash, tuve que sacar una foto, sólo para atesorar el momento.
Confieso algo, no fui muy fanática del libro. No fue una historia que me enamorara, pero fue una trilogía que me voló la cabeza porque con ella descubrí un nuevo paradigma en la escritura de romance erótico.
En lo personal, también fue encontrar nuevas sensaciones y otros modos de ver lo ya conocido. ;)
Y más o menos, para la época en que terminé de leer "Cincuenta..." comencé a reseñar y nació "Leyendo ando...".
Así que era un momento importante. Estaba por ver la película que nos hermanó un poco a todas.

Mis sensaciones:
Comencemos con las cosas buenas...
No. ¡Mejor con las malas!
La queja: Seriamente... ¿Vamos a tener que esperar un año para ver la segunda parte? O un poco más... ¡Jodeme!
Con Crepúsculo pasó lo mismo, pero como no leí los libros no me preocupó. Basta... ya en la vida tenemos bastante suspenso haciendo malabares con la ansiedad como para tener que estar a la espera siempre.

Las expectativas: 
Nunca había ido al cine a ver la película de una historia que ya leí y como tengo una memoria sobrenatural, me acordaba de cada línea del libro. Durante toda la proyección mi cerebro estaba sobrecargado, linkeando, comparando, confundiéndose... 
Y ya sabemos que las comparaciones son odiosas, por lo tanto habrá quienes adoren la peli y otras que no, depende mucho de lo que imaginaron mientras leían. Porque la lectura tiene esa magia, tenemos el poder de hacer nuestra propia versión mental.
Y debo decir que la versión cinematográfica no tiene nada que ver con la que construyó mi imaginación. Mi película era mejor.

La adaptación:
Creo que fue el gran NO de la película.
Estudié una carrera audiovisual y un poco entiendo del tema, sobre todo de cómo contar una historia con imágenes y sonido. No se puede hacer de la novela un guión idéntico. Se necesitan escenas que sean funcionales a un rodaje, a la duración de la cinta, a las locaciones y que la concatenación de las mismas tengan coherencia en el relato a pesar de las partes que debieron ser eliminadas.
Eso lo entiendo, y supongo que podrán entenderlo todas. 
Es por eso que el trabajo del director o el adaptador es realmente difícil. Prácticamente es un nuevo autor. Es el encargado de hacer un resumen que mantenga una unidad entre lo que se va a ver y lo que se escribió y eso acá, estuvo muy flojo.
Leí que la directora, Sam Taylor-Johnson y la autora, se llevaron muy mal, porque E. L. James quería que no se salieran ni un poquito de lo que había escrito. La directora quería darle un toco más romántico al film y la autora no quería quitarle el enfoque erótico.
Al final, este desacuerdo se notó en la película y me preguntó qué habrán interpretado de la historia los que no leyeron el libro. (¿Habrá alguien?)
Los que si lo leímos, nos quedamos mirando la pantalla con un signo de pregunta impreso en el rostro, en muchas partes de la cinta.
Lo más importante de una adaptación es mantener el tema central de la historia, a pesar de los cambios y en este caso, se intentó hacer menos sexual lo sexual y más dulce lo oscuro.
Al final el conflicto... quedó escondido por ahí.

Somos tus chicas...
Lo mejor fue haber vivido la experiencia. La horda de mujeres cacareaban como gallinas hasta que el Sr. Grey apareció en pantalla y se quedaron todas mudas.
Ahí fue cuando me agarró el primer ataque de risa  y según Luciana, fuimos las animadoras de la sala, porque cada vez que nosotras empezábamos a reírnos, todas nos seguían.
En la primera escena donde Grey se quitó la remera empecé a reírme, no sé si de los nervios o qué, pero era como descubrir a Papá Noel.
Lo más objetivo que diré en mi vida es que no me gustó Jamie Dorman haciendo de Christian Grey.
Es mi chico preferido, lo amo fuerte, me encanta y seguirá gustándome, pero no es Grey.
Le quitaron la barba y apareció baby face en pantalla, un dulce muchacho que por momentos quedaba aplastado por Anastasia. A sus pies...
La que se robó la película fue Dakota Johnson, que le puso el cuerpo a la cinta (literal) y llenó los huecos del guión con sus expresiones y su interpretación.
Le puso humor a la historia y le dio ritmo a la cinta. Es el pulso de la misma.
Me recordó a su mamá en "Secretaria ejecutiva" y me resultó adorable. Así como el libro, es acaparado por Christian, en la versión cinematográfica es todo Steel,

Lo más y lo menos...
Un aplauso de pie se lo lleva la escena donde Grey va al departamento de Anastasia. La del hielo... Yo la llamo "El vuelta y vuelta" y Luciana puede dar fe sobre el ronroneo que se me escapó en el medio de la sala.
¡Oh, Jamie...Grey! Ya con esa escena, salvé la película.
Y aprovecho este comentario para hablar de otro punto positivo de la película: el montaje y la banda sonora.
Impecable. Ojo de editora, en el "Vuelta y vuelta", el montaje y el golpe de compás es ¡TODO!!. La escena no sería lo mismo de otro modo.

El gran gran menos son los actores de reparto. Todos, absolutamente todos me resultaron exageradamente idiotas. Parecía una elección arbitraria a la que no encuentro justificación.
Parecían un conjunto de retardados, todos saltando, exaltados, gritando... ¡No lo entendí! 
Pero me molestaron durante toda la película. Eran esas personas de las que uno escapa en un evento social.

Errores y omisiones:
En cuanto Christian aparece en el departamento NUEVO de Anastasia, mi cerebro comenzó a recapitular y no pude pensar en otra cosa, durante toda la cinta.
Grey conoce el departamento nuevo recién en el segundo libro.
Así que todas las escenas que transcurren en la "nueva" casa de Steel me hicieron ruido.



Pero lo que más me sorprendió fue la omisión de escenas donde Grey habla de lo que todos queremos saber. (que es lo que nos enloquece durante toda la trilogía)
En el viaje a Georgia, sucede una escena en el hotel, que para mi es importante, pero acá no existió.
La Sra. Robinson es otra gran omisión y el conflicto de Anastasia ante la propuesta de Grey es casi inexistente.
Por momentos pareciera ser ella, la fanática número uno del cuarto de juegos.

Erotica-mente hablando...
La cinta no me resultó erótica para nada y me quedo con mi mente que hace de esta trilogía una porno deliciosa.
Mucha teta. Mucha, mucha... pobre Dakota, se debe haber congelado durante este rodaje.
Luciana quedó obsesionada con la falta de depilación de la actriz y yo con los primeros planos de una axila rasurada con efecto sombra. (a tono con la peli)
Supongo que seguirá por muchos años más, o para siempre, el tabú de mostrar a un hombre desnudo del mismo modo en que se expone el cuerpo femenino, pero seré franca, no me disgusta.
Los desnudos estéticos son siempre bellos y no creo que penes y vaginas en primerísimos primeros planos sean de mi agrado.
Siempre apuesto por la insinuación y escapo de lo vulgar.
Así que tenemos tetitas de Dakota y tetillas de Dorman por minutos y minutos, hasta que el lunar de ella nos queda fijo en la memoria, por siglos.

Leí que muchas se quejaron de que faltó sexo, otras se quejaron de que hubo mucho... creo que estuvo equilibrado. Son dos horas para equilibrar varios aspectos de esta trilogía y el aire acondicionado del cine estaba tan bajo que si tenían un polvo más yo moría de hipotermia.

Para mi la gran queja es que el lado oscuro de Grey y sus 50 sombras no se vieron reflejados en la película.
Es una versión más parecida a "Mujer bonita" que otra cosa.
Me quedo con el libro, toda la vida, pero me encantó la experiencia de ir a ver una cinta que nos tuvo a todas esperando.
Me encantó compartirlo con mi amiga y comentarlo con las demás y ya pautamos hacer encuentro con DVD de por medio para verla tranquilas en la intimidad de una reunión de amigas.

En resumen,
No me voló la cabeza. No colmó mis expectativas. Y me faltó un buen Sr. Grey.
Pero me gustó verla, me entretuvo y la voy a ver otra vez.
Lo alentador es que la directora renunció a las siguientes versiones, entonces... puede que la segunda película me guste más.
Si me acuerdo de algo más... lo agregaré más abajo. Por ahora... ¡eso es todo, amigas! 









08 febrero 2015

Cercano y Peligroso - Linda Howard


















Los maquiavélicos hijastros de Bailey Wingate reciben una desagradable sorpresa cuando su padre, al morir, deja toda su fortuna a su esposa desatando una auténtica guerra familiar.
Un año más tarde, Bailey conocerá la muerte de cerca cuando el motor de la avioneta en la que viaja de Seattle a Denver empieza a hacer ruidos sospechosos… y falla.
Cam Justice, el sensual piloto tejano, consigue hacer un aterrizaje de emergencia. Perdida en medio de la nada y luchando por dominar la creciente atracción que siente hacia este hombre salvajemente seductor, Bailey comienza a preguntarse si lo ocurrido se debe a un simple accidente.
¿Quién manipuló el motor de la avioneta?
¿Quién trata de que Bailey se reúna con su esposo en el más allá?
Aislada del mundo y con pocas esperanzas de ser rescatada, Bailey debe poner su vida —y su corazón— en manos de Cam mientras se enfrenta a los elementos y lucha por salir con vida del implacable desierto y regresar a la civilización… donde un asesino puede estar esperándola para rematar su tarea.


Cada vez que leo a Linda Howard me genera adicción. En estos momentos quisiera leerme todos los libros que tengo de ella.
Sé que tengo que tener variedad en mis lecturas para ofrecerles distintas opciones pero les soy honesta, quiero seguir con ella, porque sé que no defrauda.
Es que son tantos los adoquines que leí este último tiempo que cuando vuelvo a un libro que me da placer y entretenimiento, me quiero quedar ahí eternamente.
Creo que esto, ya define mi reseña, pero voy a desarrollarla un poco más...

La historia
La trama de esta novela se concentra casi en un mismo escenario, cuando el avión en el que viajan Cam y Bailey cae en picada en el medio de las montañas.
Habiendo sobrevivido al impacto, deben esperar a ser rescatados soportando temperaturas muy bajas y en una situación crítica.
Mientras eso sucede, estos personajes entablan un vínculo de intimidad y conexión que de no hubiera sido posible en otra situación.
El toque de misterio es casi inexistente, sin embargo el romance es exquisito y adictivo. De todos modos, cuando llegamos al final, Linda Howard nos sorprende.

Mis sensaciones
Si tengo que usar sólo una palabra para definir esta lectura, utilizaría "ADICCIÓN".
No pude soltar el libro y lo devoré.
Definitivamente me encanta el estilo de esta autora, los diálogos que construye y los climas que crea en cada escena.
Como dije antes, en estos momentos quiero internarme a leer todos sus libros.,,

El discurso
En esta oportunidad, el discurso de Linda Howard no brilla por el suspenso, pero nos mantiene atrapadas hasta el final.
Desde el principio sabemos que alguien intentó matar a Bailey saboteando el avión y nos quedamos con esa información durante toda la historia, concentrándonos en la cuota romántica del libro, que es simplemente, deliciosa.
Pero les aseguro que no todo es lo que parece y Howard sorprende con un giro hacia el final.
De todos modos, lo que menos importa en esta historia es el suspenso, sólo el vínculo entre Cam y Bailey es lo que apasiona y ver cómo van conociéndose es una experiencia adictiva.

El tema
Esta novela cuenta cómo una situación extrema cambia el futuro entre dos personas.
Cam y Bailey no se soportan, pero cuando están obligados a sobrevivir en el medio de la montaña, se descubren de un modo que en otra circunstancia sería imposible.
Este accidente les permite a cada uno, mostrarse del modo más auténtico y terminan mostrando un lado de su personalidad que suelen ocultar.
Las apariencias engañan y en esta historia uno puede ver, como es más fácil juzgar al otro cuando no se lo conoce y cuánto uno puede descubrir del otro en un encuentro sin escudos.

Los personajes
Me enamoré de los protagonistas por igual.
Bailey me generó admiración y ternura al mismo tiempo y la química entre ellos es HERMOSA.
Como siempre, la construcción de los personajes masculinos de Howard es impecable y me enamoran en cada diálogo.
En este libro, me he reído como loca en distintas situaciones y conversaciones que entablaban los protagonistas pero también sentí una dulzura y una tensión sexual que resultó muy entretenida.
Sin dudas, esta historia es dominada por estos personajes, son el alma de la novela y gracias a ellos, no pude soltar el libro en toda la noche.

En resumen
Me encantó esta historia. Me enganchó como si fuera droga y aunque no tiene mucho suspenso, tiene tantas dosis de humor y de romance que resulta deliciosa.
Espero que la disfruten tanto como yo, pero estoy segura que les va a gustar porque Linda Howard nunca falla.
Besos!


03 febrero 2015

Arenas movedizas - Mar Carrión

















Cuando Jennifer Logan se encuentra con Luc Coleman, intentará por todos los medios recuperar al hombre que una vez amó.
Luc acaba de salir de la cárcel tras pasar diez años en prisión. Su agente de la condicional le ha buscado un empleo de operario en Naviera Logan, la empresa de la familia de Jennifer, donde ella misma trabaja.
Pero, lejos de sentirse un hombre afortunado, la reaparición de Jennifer en su vida amenaza con hacerle revivir antiguas emociones que él pensó que había olvidado.
Ella es una mujer con éxito que ha triunfado en todos los aspectos de la vida excepto en el amor, porque lo que una vez sintió por Luc, le ha impedido amar a otro hombre.
Ahora, diez años después, sus caminos han vuelto a cruzarse, pero las circunstancias son totalmente distintas.
Jennifer no encontrará otra forma de comunicarse con él más allá del sexo, y mientras un hombre comienza a seguirla, se verá arrastrada a mundo tan turbio y peligroso como las arenas movedizas. ¿Podrá Jennifer asumir los riesgos que supone recuperar el amor de Luc?




La historia
Desde que empecé a leer esta novela, nos sentí un poco desorientada porque la información no está servida en bandeja, y supongo que a ustedes les va a suceder lo mismo.
Al menos yo, no voy a facilitarles la información... (risas)
Lo que podemos saber desde el primer momento es que Luc y Jennifer han tenido una historia en el pasado y ninguno de los dos ha podido olvidar.
Lo que si sucedió con el correr del tiempo, es que la vida de ambos cambió mucho.
En el presente, Luc es un ex-convicto que comienza a trabajar en la importante naviera donde Jennifer es subdirectora.
A partir de ahí, comienza un viaje donde iremos uniendo cabos y conociendo a estos personajes que tienen una cuenta pendiente desde hace mucho tiempo.

Mis sensaciones
Mar Carrión es una de mis autoras preferidas y leí todas sus obras, así que cuando encontré "Arenas movedizas" en mi Kindle, no dudé en subirla unos cuantos lugares en mi lista de pendientes.
Debo decir que me sorprendió mucho y no puedo decir que me haya disgustado, pero tampoco fue lo que yo esperaba.
Sin duda no va a estar entre mis preferidos, pero como siempre, la calidad de la pluma de esta autora es IMPECABLE.
Las novelas de Carrión se dividen entre las netamente románticas o las de suspenso romántico y en esta oportunidad, la autora se aventuró al romance erótico, agregando algunas pinceladas de su característico suspenso.
En mi opinión personal, la totalidad de la historia quedó un poco salpicada por todos estos recursos y no terminó de convencerme del todo. Extrañé el suspenso ADICTIVO que descubrí en Trampas de Seda y me resultaron un poco bruscas las escenas eróticas, pero vamos a ver si al final de la reseña logro explicarme mejor.

El discurso
Siempre que leo un libro de Mar Carrión me preguntó ¿Por qué ambienta sus obras en Estados Unidos? Bueno, supongo que le gusta y es una respuesta válida.
Lo que me sorprende es la impecable descripción de esos escenarios y ahí es donde me pregunto si es que anduvo viajando por ese país mucho tiempo o tiene un trabajo de investigación brillante.
Lo importante es que desde España, te lleva a Estados Unidos en cada página de sus libros y es superlativo su poder descriptivo.
Como siempre, su discurso se caracteriza por la narrativa y la descripción en detalle por sobre los diálogos.
Es un estilo que la autora domina muy bien porque no hace lento el relato en absoluto.
Como les dije antes, esta vez la autora explora el erotismo y le da más protagonismo que a los otros condimentos que ella sabe manejar tan bien: el romance y el suspenso.
No lo sentí natural, quiero decir, no es el estilo propio de Mar Carrión y no era lo que yo estaba buscando. Quizás, por ser admiradora de sus otros libros, me desencanté al no encontrar lo mismo de siempre y me costó adaptarme a esta nueva propuesta.
De todos modos, es tan sublime su narrativa que leer cualquier cosa de ella es un placer, el problema es que no logré sentir el alto voltaje que me estaba contando.

El tema
Esta historia explora el detrás de escena de los amores que nunca se olvidan, de las cuentas pendientes y la manera de enfrentarlas cuando aparecen en nuestro presente.
Pero también, de fondo vemos cómo cada uno de los personajes ha sufrido cambios por las elecciones pasadas y cuán difícil puede ser volver a conectarse con lo que alguna vez fueron.
Me gustó el tema y estuve atenta hasta el final, pendiente de lo que cada uno de los personajes fue mostrando durante toda la lectura.

Los personajes
En esta historia hay dos protagonistas muy marcados.
Jennifer es el más simple y fácil de conocer durante la lectura. Es una mujer enamorada que jamás pudo olvidar a ese hombre que tardó muchos años en volver.
Es fiel a sus sentimientos y su convicción la lleva a luchar por lo que quiere hasta el punto de exponer su dignidad.
En cambio Luc, es el personaje con más aristas en esta trama y es interesante descubrirlo capítulo a capítulo.
Los años en prisión lo llevaron a endurecerse al extremo de creer haber perdido el alma y se lo hace saber a Jennifer con la misma convicción que ella emplea para manifestar su amor.
Son dos testarudos que tironean la misma cuerda un largo rato y ya sabremos quien gana pero tenemos que ver cómo sucede.

En resumen,
En cuanto al libro, no me gustó tanto como los anteriores.
Las escenas eróticas no me resultaron naturales y quizás por una cuestión de piel, no llegué a sentirlas. Muy descriptivas y perfectamente narradas, pero sin alma.
El personaje de Luc, no llegó a conmoverme y eso no ayuda para empatizar con la historia romántica. Por otro lado, si bien hay una pequeña cuota de suspenso, es tan breve y tan abrupta que no pude disfrutarla.
Es por eso que la novela me resultó un poco incompleta o chica, porque Mar Carrión tenía todos los condimentos para diagramar el discurso de otra manera, explotando el romance, el erotismo y el misterio de un modo más equilibrado. 
Al final, es una novela con la que se pasa un buen rato pero en lo personal no me voló la cabeza como Trampas de Seda o Decisiones arriesgadas, pero merece la oportunidad de ser leída.
Le daría tres estrellas por la brillante pluma pero siempre digo que de tres para arriba es algo que me gustó y en este caso, terminé el libro con una sensación un poco lánguida.
Estoy segura que a muchas les va a gustar y en esta oportunidad, es la "piel" del lector la que define la partida.
Lo que es indiscutible es el placer que general leer una autora que describe todo de tal manera, que uno está dentro de la historia.
Siempre las voy a alentar a que lean a Mar Carrión... ¡Siempre! No se la pierdan.





24 enero 2015

Alguien como tú - Elisabet Benavent #02


















Alba se siente culpable.
No sabe cómo actuar. Hugo y Nicolás se han volatizado y no puede imaginar su vida sin ellos.
Alba se refugia en su estudio, no quiere ver a nadie.
Alba empieza a beber para desconectar hasta que Hugo la libera de su culpa.
Falta Nico para cerrar el círculo y que todo vuelva a ser como antes.
Pero Nico es tozudo,
Hugo duda y Alba no quiere tirar la toalla.


¡Por el amor de Dios! Quiero ser la mejor amiga de Elisabet Benavent y tenerla todo el día contándome historias... ¡Amo a esta autora!
Ahora, si hablamos de libros... ¡Ufff! ¡Qué calor y qué dulzor...!
A medida que vayan conociendo esta trilogía, se darán cuenta que no es fácil reseñarla sin repetirse y van a entender por qué no tengo palabras... 
Sólo puedo decirles que es ADICTIVA, ENAMORA y CALIENTA. 
¿Quieren más? Seguro que en "Mi elección" lo van a encontrar.


Advertencia: Si no leíste "Alguien que no soy", la primera parte de esta trilogía, NO leas esta reseña y mucho menos los comentarios porque mis amadas lectoras se van de boca siempre y te van a quitar el gustito a misterio. Yo te avisé...



La historia
Habíamos quedado como locas luego de leer la primera parte de esta historia, y nos habíamos derretido como bobas al conocer la carta que Hugo le había enviado a Alba.
Al finalizar ese libro, estábamos divididas en dos equipos: #TEAM_Hugo con un 32% de votos en cuestión de preferencias y #TEAM_Nico arrazando con el 67% ...
Porque esta historia no habla de tríos sexuales, habla de una elección que por momentos se hace imposible. 
¿Realmente nosotras podríamos elegir como lo hicimos al votar en una encuesta? Por Dios, si cada uno de estos hombres tiene un encanto diferente y al juntarlos obtenemos la perfección.
Pero en esta segunda entrega mi voto cambió y caí rendida a los pies de Hugo. Caí en picada... desmadejada, entregada, enamorada, conmovida... ¡No puedo más de amor por ese hombre!
Y este es el gran talento de Elisabet Benavent que en 440 páginas me hizo cambiar de preferencia, porque ella también sabe enamorarte.
De la historia no les voy a contar nada, van a tener que engullirse todos los capítulos y les aseguro que será lo mejor del viaje.
Pero de la historia en general, sólo les diré que en este segundo libro, se explora el camino de nuestras elecciones y en él podemos palpar el amor y el dolor al amar de un modo tan tangible que duele la piel.

Mis sensaciones
Bueno....¡con este libro todo es sensaciones!
Anoche tuve tanto calor leyéndolo que casi rompo el aire acondicionado de tanto que lo prendí y apagué. Pasé una noche inquietante...
Tengo una amiga que despertó al marido dos veces durante la lectura porque... ¡Te pone!
(un beso a mi amiga que cuando lea esto se despatarra y a su marido un aplauso por los servicios prestados. ¡Eso es ser un muchacho Benavent!)
Ahora, vuelvo a lo mismo... el sexo en este libro es lo de menos. Es erótico, sí. Y está escrito de un modo sublime, haciendo de las escenas hot un poema corporal. (que replica en el que lo lee... desesperadamente)
Pero lo principal en este libro es el amor que flota en el aire desde el minuto uno. Un amor profundo, oscuro, conflictivo y tan real que se siente en carne propia.
Esta historia se siente, con el cuerpo, con la mente y con el corazón y es por eso que sencillamente... ¡LA AMO!

El discurso
En mi familia hay muchos defensores de la literatura y encima son entendidos en la materia, así que estoy más que acostumbrada a recibir comentarios mordaces por mi material de lectura.
Si, en mi biblioteca nunca hay un Dostoievski. Podría leerlo, porque tengo con qué hacerlo pero elijo otro tipo de discurso. 
Me gusta el lenguaje cercano, el mismo que uso con mis amigas, Me gusta que se incorporen las canciones que yo escucho, del mismo modo en que lo hacemos cuando nos enamoramos como tontas y que las nuevas tecnologías, como el Whatsapp estén presentes en el discurso del mismo modo que en la vida real.
Soy una defensora del nuevo modelo discursivo pero no por eso leo material chatarra.
Elisabet Benavent sabe escribir. Simplemente elige un estilo que entretiene, nos acerca a los personajes y a la historia. Y eso a mi me gusta mucho.
En "Alguien como tu" he llegado a despatarrarme de las carcajadas. La escena de Eva y su verborragia escatológica me hizo saltar las lágrimas de la risa y eso para mi, no tiene precio.
Es así, que en esta novela encontramos de todo. Momentos de humor hilarante, erotismo de alto voltaje y unas escenas de amor que llegan a lo más profundo de nuestras emociones.
¿¿¿¿Qué más querés????

El tema
Como dije al principio, el tema de esta trilogía son las elecciones y en esta segunda parte, los protagonistas comienzan a ver lo que resulta de sus decisiones.
Cada uno debe plantearse su elección y para ello viajan a lo más profundo de sus sentimientos.
A simple vista, pareciera que es Alba la que tiene que pensar sobre su futuro y que en ella cae el peso de una elección que no es fácil, pero a lo largo de la historia, las cosas cambian y es otro personaje el que debe tomar la decisión más difícil.

Los personajes
¡Babas! Soy toda baba....
37% vs %67... Bueno, que me pasé al Team Hugo, les aviso.
Me enamoré perdidamente de este personaje que en el libro anterior no me había llegado al corazón.
Ahora este hombre me genera un tsunami de sentimientos. Si en el tercer libro cambio de opinión pueden catalogarme de histérica o de indecisa... me da igual.
En este segundo libro conocemos en profundidad a Hugo y el encanto de Nico queda un poco opacado. Como si fuera la novedad que ya no sorprende.
Me encantó el crecimiento del personaje de Hugo, su profundidad y sus distintas aristas, así como Nico me resultó un poco molesto. 
Es que por momentos parecía un adolescente molesto haciendo pucheros y sentí que todos tenían que estar pendientes de que no se deprimiera.
Pero para ser justa, el personaje de Nicolás es especial. Su melancolía conmueve al punto de querer hacerlo desaparecer durante cuatro capítulos y de pronto, dice tres bocados y te llega al corazón.
Ahí te sentís una perra sin sentimientos y decís: que se quede con los dos.
¡Es imposible elegir!
Si hablo más sobre estos hombres les voy a arruinar el libro, sólo sepan que van a encontrarse con dos hombres muy distintos a los que conocieron en el libro anterior y que la pobre Alba está metida en un laberinto. Si hay elecciones difíciles, una es esta.

En resumen
No pueden perderse esta trilogía. ¡Tiene todo!
Se van a reír, van a despertar a sus maridos, si  no tienen con quien se van a querer matar pero lo que les aseguro es que se van a ENAMORAR.
Supera a la saga Valeria... es simplemente MÁS.
Pero Elisabet Benavent sigue fiel a su estilo, así que si no les gustó Valeria... no insistan, es otra cosa lo que les gusta.
Yo sigo apostando a esta autora y sus historias porque al final de las risas... al final de la calentura, al final de este libro... hay tanto AMOR que uno llora, por lo que tiene, por lo que no tuvo, por lo que dejamos pasar, por lo que elegimos mal...
Al final de este libro el amor más puro, te golpea el pecho y no podés esperar a que en febrero vuelvas a encontrarte con estos personajes que simplemente... AMAN.




20 enero 2015

Serie Las reglas del juego - Anna Casanovas



















Tengo un despelote con los libros de Anna Casanovas y quizás, lo mismo que me pasa a mi, te está pasando a vos...
Más allá de que sigo esperando ansiosa el siguiente libro de la serie "Los hermanos Martí" y no sé por qué no lo escribe/publica (lloro), tengo varios libros de ella que me olvidé a qué serie pertenecían.
Para empezar, les presento y ordeno la serie que ya tiene tres libros publicados.
Recuerdo haber leído el primero y me había gustado mucho...
La serie se llama "Las reglas del juego" y hasta el momento los libros que la componen son los siguientes:

#01 - Las reglas del juego
#02 - Cuando no se olvida
#03 - Donde empieza todo





#01 - LAS REGLAS DEL JUEGO  (Reseña AQUÍ)
Susana Lobato tiene la vida perfectamente planeada y está a punto de conseguir todo lo que quiere: va a tener su propio programa de noticias económicas y en dos meses va a casarse con un hombre maravilloso. Pero una noche Tim anula la boda y la abandona para perseguir un sueño que no la incluye a ella.
Kev MacMurray acaba de cumplir treinta y cinco años y siente que ha llegado el momento de dar un cambio a su vida. No sabe por qué, pero últimamente se está asfixiando y está convencido de que no puede seguir donde está. Lo único que lo retiene es la boda de Tim, su mejor amigo.
Pero Tim anula la boda y una noche Kev coincide con Susana y respira por primera vez en mucho tiempo.
¿Por qué no le había sucedido antes? Se suponía que él y Susana no se soportaban ¿Desde cuándo siente que si no besa a la prometida de su mejor amigo no podrá seguir respirando?
Susana nunca había reaccionado así con nadie. ¿Puede correr el riesgo de averiguar qué pasará si se entrega a Kev?
Y qué pasará si vuelve Tim, ¿podrán dar un paso atrás?

#02 - CUANDO NO SE OLVIDA
Descubrir el amor y la pasión te cambia la vida; perderlos puede arrebatártela. Tim y Amanda no tendrían que haberse conocido, sus vidas no deberían haber coincidido esa noche en una lujosa fiesta de Boston, pero coincidieron. Y les bastó con verse en los ojos del otro para saber que, cuando dos personas se pertenecen tan profundamente, quizá el tiempo y los errores no importen tanto. Quizá lo único que importa de verdad es el amor. Fue demasiado pronto y demasiado intenso. Se enamoraron, se casaron y se perdieron... Pero años más tarde, con nuevas vidas y con algunos sueños cumplidos, un truco del destino consigue que se reencuentren en París. Y esta vez, a pesar del dolor y de los remordimientos, los dos están dispuestos a luchar por lo que sienten, porque cuando no se olvida, no se puede dejar de amar.

#03 - DONDE EMPIEZA TODO
Harrison MacMurray, agente de un peculiar departamento de Inteligencia, debe investigar los asesinatos de dos matemáticos y dos militares retirados y la primera pista fiable que encuentra vincula esas muertes con un prestigioso y joven congresista, el niño mimado del Capitolio, Benedict Holmes.
Victoria se casó con Benedict porque compartían el mismo sueño: cambiar las leyes para que sirvieran de verdad a quien las necesitaba y no solo a quien podía pagarlas, pero Ben ahora es distinto y ella ya no se siente feliz con su vida. Hasta que una mañana conoce a Harry, el analista informático que han contratado para la campaña de reelección de su marido.
Harry tiene que averiguar cuanto antes si Benedict Holmes es un traidor, no pensar en Victoria, en lo increíbles que son sus ojos, en lo excitantes que resultan todos y cada uno de los segundos que pasa con ella. Debe ir con cuidado, un mero error podría ser mortal para los dos. Y tiene que encontrar el modo de contarle la verdad a Victoria antes de que sea demasiado tarde. O tal vez ya lo sea…
Porque el amor es lo más peligroso que puede sucederles.

Espero que les sea útil a las que no los leyeron y en la próxima sigo con otra de sus series.
Besos a todas.

15 enero 2015

Al límite - Pamela Clare #01


















Kara, escarmentada de su última relación fallida de la que salió embarazada, quiere mantener bien lejos a cualquier hombre por guapo y atractivo que sea, a pesar de que no hay día en el que no piense en la calidez de las caricias de un amante. Para obtener de nuevo esa sensación sabe que deberá exponerse otra vez, algo que prometió no volver a hacer jamás. El senador Sheridan, atractivo, poderoso y encantador, sabe que podría tener a su alcance a cualquier mujer con tan sólo fijar en ella su mirada penetrante. Pero sólo siente curiosidad por una de ellas: Kara, periodista de investigación fisgona e intrometida, que posee una sensualidad inquietante y perturbadora. «Si es tan buena investigando” piensa él, “en la cama lo debe ser aún más…» Un escándalo político inesperado podría separar sus vidas. O quizá, sólo quizá, la adversidad podría crear un vínculo entre ellos mucho más intenso que los abrazos sensuales que han compartido hasta ahora…



Como ya les comenté cada vez que reseño este género, el suspenso romántico es uno de mis preferidos.
Me encanta encontrar muchos condimentos en una historia y siempre que hay suspenso, uno se mantiene entretenido hasta el final. De paso, una historia de amor que ayuda a bajar las tensiones policiales y Pamela Clare cumple.


La historia
A la sinopsis del libro puedo agregar que esta novela tiene como protagonista a una mujer con la que es fácil empatizar. Una madre soltera, que quedó embarazada al mismo tiempo en que un canalla le rompiera el corazón.
Es por eso que pone barreras para no enamorarse y se concentra en su carrera como periodista, haciendo malabares para poder criar a su hijo sin descuidar el trabajo.
El senador Sheridan es el hombre que todas quieren conquistar, pero el carácter de Kara lo seduce por completo y decide conquistarla.
Sería muy fácil escapar de la realidad de Kara, tiene un niño pequeño, todos los problemas propios de una trabajadora de clase media, un trabajo exigente y además, un asesino detrás de ella, sin embargo, el senador que podría elegir cualquier otra mujer, decide quedarse a su lado.


Mis sensaciones
M encantó esta historia, que es la segunda que leo de esta autora.
Pertenece a la serie I-Team, que como les comenté en mi reseña de "Acoso Mortal", la comencé por el último libro, desconociendo que era una serie.
Así que me encantó conocer la historia de Kara, quien era un personaje secundario en el sexto libro de la serie.
Me gustó mucho la historia de amor que acompaña la trama de suspenso. No es simplemente dos personajes expuestos a una situación de suspenso que de pronto se gustan. ¡NO!
Tanto el romance como el suspenso están muy bien equilibrados y eso es muy difícil de lograr. 
Si de mis sensaciones tengo que hablar, esta historia me recordó por momentos a la película ERIN BROCKOVICH.
La trama no es la misma, pero hubieron momentos donde recordé esa película.

El discurso
Pamela Clare tiene un modo de escribir que me engancha. Como dije, logra el balance perfecto entre el romance y el suspenso.
En esta oportunidad, la novela tiene una mezcla de thriller, suspenso y amor que se fusiona a la perfección.
La trama de suspenso es original y tiene un desarrollo impecable, por lo tanto es una historia que está cuidada y pensada para dejarnos satisfechas.

El tema
Durante toda la historia el tema central es la confianza. Incluso en el tema de suspenso. 
Pero no me gusta hablar mucho de esa parte de la historia porque cualquier cosa que diga puede arruinar el efecto sorpresa y entonces... ¡Se acabo el misterio!
En el plano romántico, Kara debe volver a confiar en un hombre y él es tan perfecto que asusta. Por suerte, el senador Sheridan tiene herramientas para hacer que una mujer se anime a todo.

Los personajes
Lo lindo de la serie es que aparecen muchos personajes que luego serán protagonistas de otras historias. 
Desde que conocí a Kara en el último libro de la serie (repito: arranqué al revés), tuve la curiosidad de leer su historia.
Kara es una mujer admirable y tiene una personalidad que simplemente enamora. 
El senador Sheridan es el hombre perfecto pero es más perfecto aún porque... ¡Tiene huevos!
Convengamos que desde que Kara aparece en su vida, era mejor salir corriendo. Pero él se quedó y la cuidó, hasta el final. Ya con eso, todas amamos a Sheridan.

En resumen,
¡Me encanta el suspenso romántico!. Es un género que no aporta muchas sorpresas. Tiene una fórmula que se mantiene en todos los libros. Difícilmente vamos a encontrar un quiebre en el paradigma del suspenso romántico pero de todos modos, a mi me hace disfrutar siempre la lectura.
Aclaro que a esta clase de libros, es muy difícil que le de 4 o 5 estrellas, porque nunca llegan a ser una cosa que... ME VUELA LA CABEZA, pero me gustó mucho y como todo lo que me gusta lleva más de 3 estrellitas, se lo recomiendo.
Van a encontrar toques de humor, una tierna historia de amor y una trama de suspenso que las va a tener pensando finales posibles hasta que termine el libro.
Son esas lecturas sencillas, que entretienen, se disfrutan y agradan, pero que no quedan en el recuerdo.
¡Espero que les guste!