Devuélveme la vida - María Laura Gambero



















El verano de 1993, fue un punto de inflexión en las vidas de Javier Estrada y Carola Herrera. Él era la sensación del tenis mundial. Una estrella en ascenso en un ambiente exigente y desaprensivo en el que no se sentía del todo cómodo. Ella, una adolescente idealista y romántica, que anhelaba vivir un fervoroso romance como el de las novelas que adoraba leer. Empujados por necesidades dispares, desatan un torbellino de pasión, y el despertar del amor y el deseo los marca a fuego. Pero ninguno estaba preparado para afrontar las consecuencias de su atrevimiento. A él lo esperaba la rutina del circuito tenístico; a ella el último año del colegio secundario. Nada de ataduras, nada de promesas; sólo la más maravillosa de las experiencias que condicionará sus vidas para siempre.
Devuélveme la vida, un reclamo que sólo podrá ser cumplido cuando ambos puedan mirarse a los ojos, vaciar sus corazones de culpas, secretos y mentiras y principalmente aprendan a escuchar y perdonar.


Lo único que leí de María Laura Gambero fue, "El instante en que te vi", una historia que me gustó mucho y que me llevó a esperar ansiosa esta nueva novela.
Pero esta vez, no quedé satisfecha con la publicación...
Les cuento lo que me pasó:

La historia
Es el punto fuerte de una novela, a la que le encontré más puntos negativos que positivos.
Con gran pena, llegué a esta conclusión, porque personalmente, María Laura Gambero es una autora que me gusta mucho y sin conocerla, le tengo cariño.
Detesto cuando me encuentro en esta posición, porque estoy segura de la ilusión con la que Gambero escribió esta obra.
Pero, volviendo a la trama, quiero remarcar que es el "SI" de esta reseña.
Javier y Carola se conocen desde la adolescencia y su amor queda enterrado en la distancia de sus mundos.
Pero muchos años después, vuelven a encontrarse, reprimiendo el deseo, callando el profundo sentimiento del amor no olvidado y escupiendo reclamos que albergaron muchos años.
No es una historia que brille por una idea descomunal, pero el planteo inicial por parte de la autora, le da el encanto justo para querer ser descubierta, leída y disfrutada.
El problema es que, las mismas decisiones de la autora, son las que terminan opacando un relato, que podría haber sido impecable.

El discurso
María Laura Gambero sabe escribir. Tiene una narrativa prolija, refinada y con exquisito vocabulario.
El problema es que para que todo sea perfecto, hay otros ingredientes que deben combinarse en una alquimia perfecta y en esta oportunidad, encontré algunos cortocircuitos en el discurso, que no hicieron grata la lectura.
El primer obstáculo que encontré en mi viaje romántico fue el exceso de descripciones innecesarias que me resultaron agotadoras. Confieso que en esos tramos puse piloto automático y leí a la velocidad del rayo, porque no sólo eran datos irrelevantes sino que rompían el clima de la lectura.
Párrafos extensos narrando actividades innecesarias, describiendo emociones que por la extensión o repetición de las mismas terminaban cansando o cayendo en contradicciones y relatos domésticos que más que ilustrar, estorbaban.
A diferencia de otras autoras que han caído en la misma costumbre discursiva, los párrafos de María Laura Gambero, están escritos con un lenguaje perfecto y para nada improvisado.
Esto fue lo que más me dolió al enfrentarme a estas sensaciones que me dejó "Devuélveme la vida", porque no estaba leyendo a una autora "currando" que improvisó una "novelita" para darse el gusto de publicar.
El trabajo y la dedicación de la autora es palpable en cada capítulo, pero el resultado, fue para mi, muy pesado.

Otro punto negativo del discurso fue encontrarme con personajes argentinos que en muchos momentos hablaban con el "castellano argentino" y en otros momentos, muchos lamentablemente, con el "castellano español". Esta incoherencia me resultó muy molesta, pero lo que más me molestó fue la poca verosimilitud del relato cuando hablaban como españoles.
Entiendo que la autora puede querer captar a las lectoras españolas, pero para mi es una desición inadmisible.

La idiosincrasia de los personajes es una de las características más importantes de una novela. Es la gran tarea de componer caracteres coherentes y creíbles.
La historia transcurre en Argentina. Los personajes son nacidos, criados y habitantes de este país y no encuentro justificación alguna para que hablen de un modo que no es propio de nuestra cultura.
En el caso de querer captar la atención de las lectoras españolas, creo que lo mejor es no subestimarlas.
Así como yo me enriquecí aprendiendo mil palabras que usan las españolas, leyendo a Mar Carrión, Anna Casanovas o Maxwell incluso y adoré los modismos colombianos leyendo a Isabel Cristina Acuña Caballero, las lectoras de otros países también tienen la posibilidad de viajar un poco y conocer otros modismos, leyendo a las autoras argentinas.
Fue una espantosa experiencia leer a personajes argentinos utilizando expresiones como "follar", "ático" (¡¡¡Dios!!! Eso jamás se usaría acá) o leer "Os habéis comportado de forma bastante extraña. ¿No te parece Micky?". ¡Una locura!

Los personajes
En esta novela, volvemos a encontrarnos con Lara y Andrés, los protagonistas de "El instante en que te vi", pero es un detalle que funciona más como guiño que otra cosa, aunque tienen una gran participación secundaria.
Además de ellos, hay muchos personajes que acompañan a los protagonistas. Todos con apellidos "regios" como San Martín, Estrada y Puentes Jaume.
Al igual que en la novela anterior, María Laura Gambero, explota mucho la clase más aristocrática y espléndida de Buenos Aires y en esta oportunidad me aburrió mucho. En un libro bien, ya en dos... me cansó.
Por momentos sentí que era una elección con sabor a rancio, como si ahora tuviese que ver un episodio de "Dinastía". Pero fue una sutil sensación que no me pesó tanto.
En cuanto a los protagonistas, rodeados de amigos y familiares, tienen momentos interesantes pero no llegaron a emocionarme.
A Carola no la comprendí. En realidad, a ninguno de los dos.
Pero con ella no pude empatizar. Las contradicciones de estos personajes me dejaron agotada y por momentos, sólo quería que la historia terminara.
Había una trama entre ellos con un potencial enorme, pero entre tanto desborde de información y descripciones, perdí el alma de su historia.
Carola es una mujer que se muestra libertina, fría y hasta por momentos, desconectada de la realidad.
Los vínculos familiares de Carola tampoco me quedaron muy claros. La descripción que se hace en referencia a sus lazos familiares, en un principio del libro, me resultó muy incoherente con lo narrado más adelante, y no es que en la historia haya habido cambios que los justificaran.
Javier, es exageradamente seco y si en la vida real me topara con un hombre así, lo diagnosticaría como bipolar.
Un día estalla de bronca, emana rechazo hacia Carola y al otro día, la desea, la ama y no puede vivir sin ella. Un día la reta porque lo llama por teléfono y al otro le deja tres mensajes violentos, para luego llamarla manso, manifestando que la extraña.

El resumen de MIS sensaciones:
Me siento desilusionada con este libro, pero pesa más la frustración, porque María Laura Gambero no sólo sabe escribir, sino que tiene muchas historias para contar y muchas ganas de crearlas. Esta es una suposición mía, porque no conozco a la autora, pero me resultó evidente al ver como tejía historias secundarias mientras narraba la que protagonizaban Carola y Javier.
Creo que es el gran defecto de este libro. Una sobredosis de información que le quita sentimiento y emoción. Datos que distraen, aburren y hacen MUY pesada la lectura.
Toda la información sobre el trabajo de Javier o las mil descripciones sobre decoración son demenciales y, en el caso del aspecto laboral de él, pensé que iba a tener una GRAN justificación argumental, pero no.
Creo que la gran debilidad de esta historia es la falta de edición. y me sorprende porque no es auto-publicada. "Devuélveme la vida" fue publicado por Zafiro, un sello de Editorial Planeta y me sorprende el resultado editorial.
Si a este libro le sacamos el 50% de las páginas, quizás podemos encontrar una historia más limpia y quizás, más clara.
Pero el resultado es este y sobre lo leído, comparto mis sensaciones. Al final de la historia, quise un poco más a Carola y a Javier, pero fue muy pesado llegar a la última página.
El próximo libro de María Laura, lo voy a leer, porque realmente creo en ella como autora, pero esta vez, no encontré lo que buscaba.
:(




Leer más...

Mutar un poco...

Hola mis queridas!
Como muchas de ustedes habrán notado, estos días el blog estuvo cerrado (¡perdón, perdón!), pero la verdad es que estaba desnudo, pobrecito.
[Leyendo Ando es hombre... con muchos tonos de rosa pero hombre, porque nosotras lo AMAMOS (¡Fuerte!)]
Como les contaba, estaba sin ropa, por un temita de actualización de plantillas. La anterior tenía un formato del paleolítico y esta nueva tiene un sistema de comentarios dinámicos que, estoy segura, funcionará mejor.
¡Hay que actualizarse!
Y como no quería que lo viesen todo destartalado, lo cerré para darle intimidad al cambio. (Lease: Gaby toqueteando todo el CSS y haciendo despelote. Un dolor de cabeza...)


Con respecto a los cambios... Estoy muy apegada a la tan especial "zapatilla" de Leyendo "ANDO" y me cuesta abandonarla. A medida que pasen los días veré como me siento con el nuevo vestido que elegí para el blog en este 2015.
Todavía estoy viendo qué ropita me gusta más... Pero el blog ya está abierto para todo el público. ¡Tiene nuevo vestuario!
Con el tiempo, las reseñas, las secciones y los autores fueron creciendo y quería darle un aspecto más "blanco" porque ya el contenido del blog ocupa mucho espacio. Pero el contenido sigue siendo el mismo.
El carrusel, sigue firme y presente... pero arrancamos de cero este nuevo año y las últimas reseñas comienzan con la primera del 2015. Esperemos que a fin de año, esta calesita de portadas... ¡tenga mucho contenido!
Las fichas, correspondientes a cada género, también fueron rediseñadas, porque me aburro de las cosas... pero no puedo cambiar una por una las que utilicé hasta ahora. (Ya en el 2013 las rediseñé y las reemplacé todas y cada una, pero eran menos reseñas... )
Como tengo un poco de TOC, seguramente iré reemplazándolas en mis ratos SÚPER-libres, pero de a poco. Tampoco quiero detenerme en eso y retrasarme con el contenido del blog.


La sección "CON CONTINUACIÓN Y SERIES", también se actualizó, estéticamente y poco a poco iré completándola. Como novedad, diferencié lo que son trilogías, tetralogías y pentalogías de las series y sagas.
En estos días volveré a poner en el sidebar las entradas populares y las categorías para poder buscar las reseñas por calificación o género.
De a poco...
Me encantaría tenerlo cerrado todo el tiempo que necesito para dejarlo listo y presentable, pero me han llegado tantos mensajes pidiéndome que "abra la puerta", que preferí que puedan seguir dando vueltas entre las reseñas, soportando la desprolijidad de estar en medio de todas las reformas.

Gracias por la paciencia, la presencia y el cariño!
Gaby.-

Leer más...

Mírame - Brenda Novak - #3




















Sheridan Kohl y Jason Wyatt, dos adolescentes, estaban en un coche aparcado junto al lago de Whiterock cuando les disparó un desconocido cubierto con un pasamontañas. Sheridan logró sobrevivir, pero Jason murió, y su asesino nunca fue descubierto. Aunque la familia de Sheridan se trasladó poco después, ella seguía obsesionada. Doce años después, Sheridan regresó a Whiterock impulsada por el hallazgo de una nueva pista. Pero fue agredida por segunda vez, y sólo consiguió sobrevivir gracias a la intervención de Cain Granger, el hermanastro de Jason... el hombre a quien no había podido olvidar y la última persona a la que deseaba ver. De no ser porque ella había querido darle celos a Cain, Jason no habría estado en aquel coche. Cain sabía que seguramente a su hermano no lo mató un desconocido. Sin embargo, no era fácil descubrir la identidad de un asesino que parecía adelantarse a todos sus movimientos.


Ya saben... ¡Es un género que ME ENCANTA!
Pero dentro de esa poca objetividad de reseñar mi género preferido, les diré que este libro me encantó y paso a explicarles el motivo...


Mis sensaciones
¿Por qué? Bueno, porque ... ¡culpé de homicidio a todo el pueblo!
Desde chiquita me encanta el suspenso, y amaba ver esas películas donde juego a adivinar quién es el asesino.
El truco es que nos hagan estar seguros de que es uno, pero después nos sorprendemos con que es otro y ahí esta la parte lúdica de este género, por lo que a mi me gusta tanto.
Y en este libro... cambie de asesino cada dos segundos.
¡Todos pueden ser los culpables! Y eso es adictivo.

El discurso
Brenda Novak me gusta tanto como Linda Howard. Su relato cumple con las reglas del suspenso romántico, equilibrando las dosis justas de ambos condimentos propios del género.
Pero lo que más me impacta de esta autora es que no le tiembla el pulso a la hora de matar.
Recuerdo que en cada libro hubo una baja inesperada y si bien, en algunos casos da pena, eso hace que el libro tenga más vértigo. ¡Porque TODO puede pasar!
También es impecable su poder descriptivo y los climas de misterio que están tan bien resueltos en este libro.
Pistas, pistas y más pistas son las que la autora arroja para que cada lector vaya jugando a resolver el rompecabezas, y al menos a mi, eso me entretiene mucho.

El tema
La autora nos propone en esta historia, investigar un delito que ocurre en el presente y así llegar a resolver un homicidio que sucedió muchos años atrás.
A partir de este eje policial, Brenda Novak comienza a mostrarnos los temas emocionales que esconde esta historia.
Un amor que no se olvidó. Un pasado cargado de reproches y desamor, un hombre solitario y una mujer que con amor, cura todas las heridas.

Los personajes
Esta historia tiene muchos personajes. (Y así tuve mucha gente de quien sospechar)
Cada uno de ellos, tiene un papel en el juego y la autora logra construir su participación en la trama de una manera brillante.
Pero los protagonistas son el alma de la historia.
Cain conmueve por ser un marginado, un repudiado en un pueblo pequeño y en su propia familia.
Desde pequeño estuvo solo y conmueve el modo en que soporta el desprecio y el maltrato de quienes debían quererlo.
Por eso su personalidad terminó siendo ermitaña y dura. Se fue a vivir al medio del bosque y dedica su vida a los animales.
Hasta que aparece Sheridan.
A ella la conocimos vagamente, como personaje secundario en los anteriores libros de la serie.
Junto a sus dos amigas, crearon "Last Stand" (El último refugio), una fundación para ayudar a las víctimas.
Es que ella en su pasado, fue una de ellas, habiendo recibido un balazo por parte de un asesino que ahora busca completar su trabajo.
Su gran amor fue Cain, y ahora, doce años después, vuelven a encontrarse y con esto, el amor resurge con más fuerza.
Sheridan aún se siente herida por el abandono de Cain y teme volver a sufrir, víctima de su encanto, pero esta vez, ambos maduraron y las situaciones que deben vivir, los obliga a conocerse tal cual son.

En resumen
Les aseguro que no van a dejar de leer esta historia y van a querer robarle horas al día para poder adivinar quién es quién en esta historia.
Con los recursos propios del género, bien narrada y entretenida, "Mírame" es una novela para pasar un momento muy entretenido.
Espero que les guste tanto como a mi.

Leer más...

Saltar al vacío - Anna Casanovas




















¿Existen el momento perfecto y la edad perfecta para el amor?
Cuando Alexia era pequeña, solo quería pintar.
Hasta que creció y descubrió que deseaba algo más que convertir sus sentimientos en obras de arte; le deseaba a él. Por encima de todo.
Pero cuando lo tuvo por primera vez, lo perdió. Y cuando creyó recuperarlo, fue solo un espejismo.
Cuando José era un adolescente, los ojos de una niña le recordaron que no estaba solo en el mundo, y sin decirle nada se aferró a ellos.
Años más tarde, la propietaria de esos ojos le rompió el corazón. Después él se lo rompió a ella. Sus caminos se cruzan una y otra vez, mientras se preguntan si están mejor separados o en realidad están perdidos el uno sin el otro, y que llegará el día en que deberán a saltar al vacío.
Anna Casanovas ha recibido el Premio Rincón Romántico a la mejor autora de 2013, y su novela Doce años y un instante ha sido distinguida como la mejor novela contemporánea de ese año.
Amar a alguien es como saltar al vacío, nunca sabes qué pasará si no te atreves a lanzarte…



En mayo habrán pasado dos años, desde que leí "Doce años y un instante", una novela de Anna Casanovas, que no sólo me encantó, como todas las demás, sino que me conmovió.
Pensé que sería un libro independiente, pero cuando Casanovas publica "Saltar al vacío", ambos libros pasaron a conformar la serie "Nualart".

No sabía si esta serie tendría más publicaciones, pero le pregunté a Anna, que de un modo tan amoroso como generoso, me ordenó un poco sobre las series y sus futuras publicaciones.
En efecto, "Nualart" contará con la novela protagonizada por Gabriela (qué hermoso nombre *-*) y también la de Pedro Cano y Teresa. (¡NO SE LA FECHA!)

Y esta noticia me puso muy contenta, porque estas dos novelas que leí son DELICIOSAS.
"Nualart" no sólo es una serie porque los personajes protagonistas están relacionados entre sí, sino que el modo en que la autora organiza el discurso es muy particular, brindándole un estilo y estructura a la serie, muy característico.

La historia
¡Ah... es tan dulce! Como todo lo que Anna Casanovas escribe.
En silencio, los protagonistas de esta novela, sienten una conexión fulminante por el otro desde que son adolescentes.
Desde aquel primer encuentro fugaz, guardaron en su piel las emociones que sintieron solamente con ver al otro, pero no fue hasta mucho tiempo después, que pudieron sentirse piel con piel.
El tiempo y el destino, los separó, una y otra vez, obligándolos a sobrevivir sedientos del otro, guardando un recuerdo tan dulce como amargo e intentando seguir adelante, habiéndose perdido.
Hasta que una vez más, estuvieron frente a frente y debieron elegir saltar al vacío o perderse una vez más.
En esta historia los personajes deben aprender, perdonar, dejarse llevar y confiar, para al final de todo, rendirse a la aventura de amar.

Mis sensaciones
Cada vez que leo algo de Anna Casanovas, me invade una dulzura tan agradable que dejaría todo lo que tengo que leer de lado y repasaría todos sus libros.
Me enternece, me llena el corazón de calidez y suspiro a más no poder.
Sus libros, sus historias.. tienen sentimiento y cada emoción que la autora describe, llega a lo más sensible de mi ser.

El discurso
Como sucedió en "Doce años y un instante", la autora construye el discurso utilizando diferentes voces que lo narran y ordenan. Ambos protagonistas tienen voz propia y podemos descubrir en primera persona, los distintos modos de ver y sentir la misma historia.
Sin repeticiones y con distintos ángulos, "Saltar al vacío" tiene un relato con ritmo, profundidad y aristas perfectamente delineadas por Casanovas.
La perfección de su pluma es sublime, pero lo más importante es la capacidad que tiene esta autora para transmitir emociones.
Al leer esta historia, uno siente exactamente lo mismo que José y Alexia. Lo vive, lo respira, lo siente bajo la piel y eso es una experiencia exquisita.
Los saltos en el tiempo, son un recurso protagónico en esta novela y es muy difícil encontrar un discurso donde no hay fugas o mareos entre un salto y otro. Salten al vacío tranquilas, que Anna Casanovas no les suelta la mano y viajarán en el tiempo, descubriendo la historia de amor que tejen Alexia y José a través de los años. Sin perderse de nada, sintiéndolo todo.

El tema
"Saltar al vacío" nos propone descubrir los riesgos que debemos tomar a la hora de amar. La confianza tan frágil del ser humano, que debe ser tan fuerte a la hora de entregarse a otro, es el manto que cubre a esta pareja y volver a creer en quien alguna vez nos decepcionó, es el salto más grande que se da por amor.
Pero la vida sin ese sentimiento carece de sentido y basta con que uno tenga el valor de volver a creer para que todo valga la espera.

Los personajes
Las que leyeron "Doce años y un instante", recordarán a Cecilia y Sebastián, quienes también debieron resistir al tiempo para reencontrarse y una vez más confiar en el otro.
Pues bien, Alexia, es la hermana menor de Cecilia, mientras que José, es el hermano menor de Sebastián.
Los hermanos "Nualart" no han llevado una vida fácil y guardan heridas muy profundas que los llevan a valorar la confianza por sobre todas las cosas.
Cuando José terminó su etapa escolar, se marchó a Madrid para comenzar la carrera de medicina, luego de ganar una beca patrocinada por la empresa del padre de Alexia.
Fue el día que le entregaron el premio cuando se enamoró de ella pero recién cuando Alexia se mudó a Madrid, tres años después, para estudiar Bellas Artes, es que pudieron descubrirse.
José es un hombre que se gana sus méritos con esfuerzo. Un luchador incansable, tenaz y dedicado.
Alexia es sensible y expresa en sus pinturas todo lo que no puede decir con palabras. Guarda el secreto de la infidelidad de su padre, como un puñal hiriente, que lastima su capacidad de entregarse al amor ciegamente.
José es racionalmente fuerte, pero descubre que con Alexia, todo es emoción, más allá de la razón y la conexión que entabla con ella, lo lleva a sentir que es la mujer a la que pertenece.
Pero un error, un momento donde la duda le gana al corazón, los separa.
José siente que su corazón se rompe para siempre y convierte a Alexia en la mujer capaz de derrumbarlo.
El orgullo lo aleja, sin lograr que el abatimiento lo domine, mientras que Alexia se encierra en el dolor de la pérdida, drogando sus sentimientos con anestésicos inútiles.
Ambos quedan sumergidos en un limbo, donde no hay vida ni sentimientos, sólo un recuerdo, un dolor, una espera agónica de volverse a encontrar y revivir el pulso del corazón.
Estos personajes son tan perfectos el uno para el otro, que su sólida construcción, hace de esta historia una romántica delicia que se siente en cada capítulo.
Son seres humanos, son personajes reales que podemos conocer y recordar, son dos amantes separados por el orgullo, el dolor y la desilusión, que no encuentran consuelo, ni siquiera con el pasar del tiempo.
Es una delicia descubrir estos personajes, que no podrían haber nacido para otra cosa que no sea pertenecerse y el camino que recorre su historia es simplemente para enamorarse.

En resumen,
Si disfrutaste de "Doce años y un instante", esta historia te va a encantar, quizás, hasta te enamora más.
Las clásicas bases del romance se hacen presente en esta historia, de un modo fresco, moderno y muy dulce.
La delicadeza de la pluma que empuña Anna Casanovas, hace que al terminar el libro uno se quede con sabor a caramelo en la boca y eso me encanta.
Es una historia preciosa, cargada de sentimientos, quizás en algunos momento exagerando el drama, pero la finalidad, es profundizar en lo más hondo de los miedos, de las inseguridades, de la confianza y de los amores predetestinados. Entonces, el fin está justificado, le guiñé el ojo a eso y me dediqué a sentir hasta la última página.

Calificación:




Leer más...

Serie Nualart




















La serie Nualart comenzó en el 2013, cuando Anna Casanovas publicó "Doce años y un instante", aunque seguramente, llevaba años en su cabeza.
Para las que aún no leyeron nada de esta autora, se las recomiendo, especialmente esta serie y la de
"Los hermanos Martí".
La serie Nualart se va componiendo poco a poco, aún faltan dos libros más, pero no creo que vayan a publicarse de inmediato.
De todos modos, los libros son independientes, tienen un comienzo y un final que permite disfrutar una historia sin quedarse intrigadas esperando meses.
Otra característica de esta serie, es la profundidad de las emociones que experimentan los personajes, descriptos de un modo sublime por la delicada pluma de Anna Casanovas.
Nualart es una serie que tiene como tema principal, la vida de los hermanos cuyo apellido da nombre a este conjunto de libros.
En el primero, conocemos a Sebastián, luego, en "Saltar al vacío", descubrimos a José Antonio y en un futuro le llegará el turno a Gabriela, la última de los hermanos.
Más adelante, la autora tiene pensado sumar a esta serie, la historia de Pedro Cano y Teresa, pero aún no hay fechas de eso.
Les recomiendo esta serie, que tiene una estructura discursiva que le da unidad. El tiempo y los amores que se esperan, son el corazón de estos libros que tienen una dulzura, un sentimiento y un romance que llega al alma.
Se sienten...


Libros de la serie NUALART:

Leer más...