Dime, ¿Quién es como Dios? - Florencia Bonelli

by - 4/10/2019


¿Se puede luchar contra los dragones sin convertirse en uno de ellos? Mariyana Huseinovic, más conocida como La Diana, ha encontrado al amor de su vida, Lazar Kovac, una víctima de abuso sexual y psicológico igual que ella. Juntos han iniciado un camino de sanación. Sin embargo, todavía queda algo pendiente. La Diana necesita cerrar el capítulo más atroz de su vida y recuperar a Larysa, la hija fruto de la violencia, que nació en el campo de concentración de Rogatica, y a quien abandonó cuando ella y su hermana Leila fueron rescatadas de ese infierno por Eliah Al-Saud. El desafío es imponente y dar con la criatura de sus entrañas después de más de cinco años parece imposible. Con la ayuda de Duga Sarajevo, una ONG dedicada a la lucha contra la pedofilia y el tráfico humano, y con el trasfondo de negocios ilegales, políticos corruptos, muertes misteriosas y patentes de semillas cultivables para controlar el alimento en el mundo, La Diana vive el momento más trascendental de su historia, en el que luchará por aniquilar al más feroz de los dragones del pasado y encontrar la posibilidad de ser feliz. Florencia Bonelli, con más de 3 millones de ejemplares vendidos solamente en la Argentina, vuelve a entregarnos su libro más ambicioso, más deseado y esperado por miles y miles de lectoras que la siguen y aguardan sus novedades con expectativa y felicidad.


Siete meses después de haberse publicado "Aquí hay dragones" llegó a las librerías la segunda y última parte: Dime, "¿Quién es como Dios?"
Más de ochocientas páginas dan forma al desenlace de esta historia, que con un costo de $1000 (pesos argentinos o 22 dólares, aproximadamente) no logró conquistarme.
Ya en la primera parte sentí la desilusión de no encontrar a LA DIANA que esperé tantos años. Aquella que en Caballo de Fuego supo conquistarme con su corazón doliente y blindado. Aquella por la que rogamos una historia que la tuviera como la magnífica protagonista que merecía ser. 
A pesar de las sensaciones que me dejó el comienzo de esta bilogía, fue el diario íntimo de Mariyana Huseinovic el que me atrapó por completo.
Sus recuerdos exquisitamente narrados, con una rigurosidad histórica sorprendente y la pluma impecable de Florencia para hilvanar el drama más atroz fueron lo mejor del libro y mi razón para retomar esta historia siete meses después.
Pero dime, ¿Qué pasó?

Mis sensaciones


De esos mil pesos que cuesta el libro, siento que deberían devolverme el 46% del principio y el 20% del final.
Pero el 34% que devoré... fueron un auténtico trabajo de aquella Florencia Bonelli que supo cortarme la respiración en Congo o Gaza.
En general, es una historia que me resultó interesante y con mucho potencial, pero el modo en que fue contada convirtió la lectura en una trabajosa misión que, salvo en un tramo,  no pude disfrutar.

El discurso

Ya lo había advertido en el primer libro pero en esta segunda parte es más marcada la diferencia de tonos que habitan este relato.
Así como en Congo o Gaza teníamos que atravesar muchísimas páginas con temas de acción o espionaje hasta que la pareja protagonista se encontrara y explotara el tema romántico, acá sucede al revés. 
La primera mitad del libro relata el romance de Lazar y Diana, extendiéndose demasiado, resultando muy repetitivo y cayendo en un tono juvenil que desentona con los otros temas que forman parte del libro.
El discurso está impregnado de un romanticismo que ya es antiguo y se apoya en la idea de un amor que a mi me parece "poco inteligente". Ese concepto romántico basado en premisas como el amor predestinado, el hombre sanador, el enamoramiento instantáneo o la posesión como símbolo amoroso. Todas distintas formas de minimizar nuestra capacidad de elegir, pensar y contruir desde nuestra inteligencia.

Es cuestión de gustos. Hay quienes disfrutan de esto e incluso lo eligen para sus vidas, de hecho a MI MADRE le encantó el primer libro...
Pero yo necesito creer lo que me están contando. Necesito que los impulsos de los protagonistas no me incomoden y que sus acciones no me den vergüenza.
Para mi gusto, las elecciones románticas de la autora dotaron al discurso de diálogos que convirtieron a la pareja en la caricatura de dos adolescentes y las escenas eróticas las encontré forzadas o desubicadas dentro del contexto que se estaba narrando.
Por ejemplo, poner el foco en una erección cuando el hombre está en terapia intensiva me parece poco erótico. Y no quiero decir que la erección sea algo incorrecto, para nada, pero me hubiera gustado que se crearan mejores momentos para que esas escenas transcurriesen sin hacerme ruido. (Se escucha el sonido de una púa rayando un disco de pasta!)
Escapé de todas las escenas eróticas entre Lazar y La Diana porque me resultaba tan agotador como dos jovencitos calientes y cursis besándose con ruido en el colectivo. Me chocaba bastante y básicamente es porque no me resultaron seductoras.
Seguramente, fueron muchos otros componentes los que construyeron en mi cierto rechazo hacia esta pareja, pero sería extenderme demasiado en algo que simplemente se resume a: no me gustó cómo me lo contaron.

Entonces, en ese primer tramo la autora se extiende demasiado mostrándonos a La Diana y a Lazar en una especie de luna de miel que resultó pesada, repetitiva y muy larga.
Con un "mi amor" cada dos palabras y con diálogos que de tan solemnes resultaban ridículos, Bonelli se apoya en el amor idolátrico para fundamentar el sentimiento de los protagonistas.
Al menos yo, encuentro más amor en el compañero que te apoda "sardina" que el clásico "Amor de mi vida" o el plomazo "Amor de mi existencia". (¡juro que le dijo así!)
Encontrarán muchas declaraciones de amor y tal vez pocas razones para comprenderlas, que no sean el encuentro mágico de dos almas dolientes que en nueve días podrán sanarse las heridas atroces del pasado porque su amor es así: mágico. Yo no lo compré, pero bueno, quizás escrito de otro modo, si me lo contaban de otra manera... ¡Pero así, yo no lo siento!
Y justamente, las heridas que llevaban consigo estos personajes, tras un pasado tan horroroso, merecían en mi opinión, un tono más maduro y responsable.
Recuerdo que al leer "Me llaman Artemio Furia" me saqué el sombrero por cómo Florencia Bonelli había construido una de las escenas más dolorosas que leí.
La respeté porque podía haberlo evitado, pero tantas personas sufren ese dolor que solamente una gran autora puede dejar de lado la varita mágica que otorga la ficción y decidir transitar sin anestesia el momento más desgarrador de una vida.
La respeté porque honró el dolor valorándolo magistralmente.
En cambio acá me pasó al revés. Que la afefobia de La Diana haya sido curada al instante de conocer a Lazar me resultó grotesco. 
Hay tantas páginas que sobran en este libro que podrían haber sido ocupadas por un desarrollo más profundo, más REALMENTE amoroso y más digno de la historia dramática que había de fondo. 
Pero no sucedió. 

Ahora viene la parte por la que compraría el libro. ¡Llegó Vuk!
Los actores siempre dicen que los villanos son los personajes más generosos a la hora de componer su trabajo y es verdad. Vuk es detestable. ¡Es monstruoso! PERO ES CREÍBLE. 
Y en este libro encontramos una dualidad en su personaje que es fascinante.
Aunque no lo crean, conoceremos una ternura y un amor que es inimaginable en un personaje como él. Y eso es gracias a un gran trabajo autoral de Bonelli que logra hacernos empatizar con la bestia.
Vuk no deja de ser la maldad sin compasión que conocimos en el primer libro pero en este tramo de la historia podemos ver el amor que habita en él. Es inquietante y fascinante al mismo tiempo, porque al menos en mi caso no pude dejar de ir del desprecio a la ternura a medida que iba conociendo su otra cara.
Florencia Bonelli pudo lograr este milagro porque supo construir un personaje sólido y lleno de matices, sino que también pudo mostrarnos todos los rincones de su mente, corazón y alma.
Les juro que el pico máximo de amor, me llegó gracias a este personaje. Porque hay una hija, un padre y un amor enfermizo que logra redimirse a través del amor más puro que existe en la vida.

Los personajes

Abro este apartado con LARYSA. La que realmente sana en esta historia. La niña perdida y encontrada. El alma de Vuk y la salvadora de La Diana. 
Este personaje ordenó todo lo que no hubiéramos podido ordenar de esta historia y si no fuera por ella no podríamos haber llegado disfrutar el temido encuentro entre La Diana y Vuk.
Su llegada a esta historia es conmovedora, dulce y pura. Es el amor que no necesita de "Amor mío", ni de adverbios pegajosos. Es un espejo que nos muestra lo que hay más allá del odio, de la venganza, de la obsesión y la perversión. Es la vida.
De más está decir que Vuk es el personaje que más me atrapó. Justamente porque es el más creíble de todos y el que denota mayor trabajo autoral. Su personaje fue recubierto de mil capas y en cada una que descubríamos había algo sorprendente que nos alentaba a querer saber más.
En cambio Lazar me resultó lineal y obvio. Repetitivo y vacío como un slogan de shampoo. Sí, es dulce y solemne pero no le encontré el alma.
La Diana... ¿qué decirles?, yo le tengo cariño pero por momentos quedó caricaturizada. No dejó de conmoverme y pude comprenderla gracias a ese magnífico diario que Bonelli escribió para que sufriéramos junto a nuestra heroína.
Debo decir que cuando la trama se pone seria y la autora les permite dejar la luna de miel, aparece aquella mujer admirable que me conquistó a través de sus heridas y su fuerza o llorando a Marcov. Incluso Lazar, cuando es despojado de diálogos románticamente forzados, parece un hombre más normal. Intenso y cursi, pero más coherente con el relato.
El resto de los personajes es un despelote. SON un montón y por momentos uno termina mareado entre nombres de guerra, miles de niños, antiguos personajes adorados y un gran grupo de víctimas y villanos nuevos.
Lo que me llamó la atención es que hasta los viejos y queridos personajes que conocimos en la trilogía Caballo de Fuego, los encontré deslucidos en esta historia. La autora les dio mucha participación pero no los vi brillar. Tal vez, menos apariciones pero diálogos más profundos y escenas más trabajadas hubieran sido más impactantes y enriquecedoras.
Al final, quedaron reducidos a una calesita de saludos familiares y guiños para el lector que no surtieron efecto.

El tema

Me hubiera gustado que el tema se concentrara en La Diana y su pasado, su resiliencia y su salvación. Pero Bonelli abrió el abanico y tejió con tantos hilos este relato que terminó siendo una madeja llena de enredos que le quitó fuerza a la trama.
Tráfico humano, experimentos en humanos, la OTAN, laboratorios, drogas, niños salvadores, trata de personas, abusos, pedofilia, venganza, amores, niños por todos lados... MUCHO de TODO y como dice el dicho: Quien mucho abarca, poco aprieta.
Ya con la guerra de los Balcanes y el horror padecido en Rogatica había mucha tela para cortar. Y era un tema que merecía el protagonismo absoluto.
Pero hubo cosas buenas... Por ejemplo, imaginaba distintos finales tras el reencuentro de Vuk y La Diana y jamás imaginé que sería como el creado por Bonelli. Me pareció brillante y sumamente sabio. ¡Aplaudo esa decisión!

En resumen

Lamentablemente, me desilusionó mucho este trabajo de Florencia Bonelli y lo digo con mucha pena porque en este espacio siempre la recomendé muchísimo. Incluso cuando armé una entrada preguntando cómo habían llegado a Caballo de Fuego, me conmovió leerlas a muchas señalando que había sido por una reseña mía. (Pueden ver la entrada ACÁ)
Entonces, obviamente que admirándola tanto y teniendo tan buenos recuerdos de sus libros, mi vara siempre está alta mientras espero sus próximos trabajos.
Esta segunda parte la esperé sin muchas expectativas porque el primer libro no me había gustado entonces sucedieron dos cosas: la primera parte se me hizo mucho más pesada porque fueron 400 páginas de todo lo que me había aburrido en el primero y no estaba con esa curiosidad del "estreno esperado". Y por otro lado, me sorprendí con todo lo que sucedió cuando apareció VUK. Todo fue inesperado y me atrapó muchísimo.
Sin dudas, Florencia no sólo domina el romance histórico como ninguna sino que también es exquisita para las escenas de tensión y acción.
Me gustó muchísimo el tratamiento que le dio a la GRAN escena entre Vuk y Larysa. Si bien por momentos parecía extenderse mucho y dar vueltas sobre lo mismo, terminó siendo una pieza necesaria en la historia. Me conmovió muchísimo. No por el personaje en particular sino por el sentimiento tan puro que contenía todos los sucesos. Lloré!
Eso tiene Bonelli, puede profundizar en el dolor de un modo tan especial que te llega al centro del alma.
Una calificación aparte se ha ganado este libro por la escena final. Lo fue todo. Es una sola oración y sin embargo me conmovió al extremo. En ese final encontré lo que hubiera esperado en esta historia. En pocas palabras y al final del libro, apareció el amor que me hubiera gustado para esta soldado que sobrevivió a todo. Incluso a ella misma.


You May Also Like

23 comentarios

  1. Hola Gaby! Muy buen análisis de la novela con el cual tengo muchas coincidencias! Te cuento mi punto de vista: desde las primeras páginas le encontré errores en el tema médico,la melosidad de los diálogos de la pareja me saturó, las escenas de sexo, de tan repetidas,perdieron erotismo, la reiteración de "curas milagrosas" (como en CDF) me parecieron ilógicas y casi una falta de respeto hacia las víctimas de delitos sexuales, algunas escenas me resultaron crueles e innecesarias y otras me sonaron como copiadas de libros anteriores. Es una historia dinámica con temas interesantes pero las objeciones que mencioné le restaron calidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adriana!
      Muchas gracias!
      Coincido totalmente en los puntos que marcaste. Tantos hilos le quitaron golpe de efecto al libro.
      Beso grande!

      Eliminar
    2. tienes razón, en algunas escenas, enserio pensé "son diálogos reciclados".

      Eliminar
    3. Hola Gaby ya estuve por tu blog comentando la primera parte de la Diana …. Acabo de finalizar la “Dime quién es … “
      Terminé el primero con sensaciones encontradas, que en ese momento te comenté – Leí muchos libros de esta autora , siempre me gustaron , los leí ávidamente , consumiendo página tras página y lamentando llegar al final – Hay una historia potencialmente fantástica : Diana una mujer de personalidad atractiva, un pasado terrible de abusos torturas, sufrimiento dolor , la guerra , su actualidad de soldado y la misión legada x su jefe muerto con nada más y nada menos q el tráfico sexual, la trata de personas, varios compañeros de misiones y uno Nanuk del q esperás algo diferentes Mucho se insinúa en todo , en todo ! Pero queda en eso - Todo parece muy intenso , atrayente , pero en ningún momento el desarrollo y el relato de la historia fueron convincentes – Una historia de amor con otro personaje que ha sido víctima de pedofilia entre los que la autora crea una relación con tantos caracteres negativos dependencia, celos, dominación (aceptar x complacer) , obsesión ,culpas (no te merezco) , dudas,etcetc – Yno sé si he cambiado en mi manera de vivir las historias contadas desde esta forma , o Bonelli se quedó en un tiempo que se intenta superar, o aplica casi casi la fórmula que ya usó, y senntirá q atrajo a tantas lectoras q tal vez siguen esperando y aceptándolo
      No me gustó Hay una reiteración de relatos de sexo incontrolable entre los dos personajes que se torna demasiado repetido y exagerado Sobre todo porque aparecen “descolocados” en momentos en que la historia pedía otra cosa Pocas veces logré crear empatía con los personajes , se desdibujaron rápidamente
      Siento que se desaprovecha una historia intensa , que pudo contarse de otra forma ,haciendo más hincapié en el tema del abuso de ambos de los personajes, en la pedofilia, metiéndose más de lleno en la superación de éstos , no solucionándolo mágicamente como se da En la trata de personas, el tráfico sexual , que también queda después perdido dentro de la historia que se reduce a lo familiar Pese a que se hace emotivo en el reencuentro con Larysa y con conmocionante presencia de ese personaje inexplicable Vuk , perverso , cruel, pero lleno de amor y de entrega por su hija por la que hizo lo imposible por cuidarla y sanarla
      Me hubiera gustado una mejor interacción con los personajes de Eliah y Matilde , más viva, más profunda Fueron personajes entrañables en una trilogía CDF que en su momento amé -Hubo partes que leí rápidamente , pero confieso q nunca dejé de seguir , porque Bonelli con su escritura ágil, fluída , descriptiva logra atraparte y querés saber cuál será el final
      Espero un cambio, una actualización, algo diferente es esta super leída escritora, carimástica , llena de imaginación , creativa e inteligente
      El diario de la Diana con su sufrimiento y las apariciones e Markov , ese fantástico final con tanto simbolismo , son para mí los momentos que quedarán en mi memoria El resto pasará
      Seguiré leyendo tus comentarios- me encantan- son detallados e inteligentes y seguramente nos volveremos a encontrar en un nuevo libro , leer para mí es una compañía y un placer hermoso que no quiero dejar nunca . Me gustaría contar con más tiempo para disfrutarlo - Leeré tus recomendaciones Abrazo querida Gaby!!!!!!

      Eliminar
  2. Hola Gaby! Soy yo de nuevo, Hannia. Comentando de nuevo en esta entrada del blog porque lo merece, aprovecho para agradecerte por la mención en tu cuenta de Facebook. Eres un amor. Muchas felicidades por éste análisis y gracias infinitas por tomarte el tiempo de escribirnos tus sensaciones del libro. Tu opinión es muy importante para mi.

    Bueno pues aquí estamos 7 de meses después, como bien has dicho tú yo tampoco tenía mis expectativas muy altas después de leer el primer libro pero aun así lo leí. Realmente estoy muy triste porque el libro no terminó de gustarme. No sé por qué, pero yo creo que la razón principal es por el personaje de Lazar, simplemente a mi no me gustó como se comportaba La Diana con él. La relación amorosa plasmada entre ellos dos fue inverosímil. Nueve días. Increíble, un poco decepcionante y triste, puesto que yo he leído el trabajo de Flor con su saga Nacidas, donde ella desarrolla personajes adolescentes y ni siquiera en esos libros los personajes me han parecido tan ridículos, de hecho disfruté muchísimo esos libros por la información que contienen a pesar de que los protagonistas van todos al secundario, me parece. Regresando a Dime, ¿Quién es cómo Dios? Creo que a este libro le faltó un poco más de esa dosis de historia y documentación a la que estamos acostumbrados con los libros de Florencia, el primer libro me gustó un poco más que éste precisamente por eso, de hecho cómo tu dijiste el 50% del libro fue un poco desperdiciado, y las únicas partes que disfruté fue las conversación entre Nanuk y Diana (que fue casi nada). Pasando a lo positivo del libro: Vuk, Larysa y la Diana con Larysa. Vuk es el protagonista de éstos libros en mi opinión y Larysa el complemento perfecto. Mi sensación con este libro es que perdí a Diana y sólo hacia el final del libro pude atisbar un poco de ella. La verdad es que ya no quisiera ahondar más en el libro porque no me voló mi cabeza, y si me dejó una sensación de tristeza porque esperaba un poco más, pero de esa forma son las cosas con los libros, así que a seguir adelante. Siempre esperando un nuevo libro de Florencia que con mucho gusto me pondré a leer, ojalá el próximo sí lo disfrute un poquito más que éste. Muchos saludos Gaby y una vez más gracias por tu tiempo y por éste análisis, pendientes siempre de lo que escribes. Cuídate mucho :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hannia!
      No sabés la alegría que me da que hayas podido leer las palabras que eran para vos. Otra vez, te pido disculpas por ese comentario tan pedorro. No es lo que yo siento par anada ni lo que quiero que el blog transmita. Gracias! Coincido con tus observaciones y leyéndote pienso en lo poco lucido que estuvo Nanuk en esta historia. Tanto que se habló de él en las primeras páginas del primer libro y sin embargo... ni pintó!
      Te mando un beso grande!

      Eliminar
  3. Hola, Gaby.
    Desde el momento que terminé el libro lo primero que pensé fue en ti y lo que necesitaba leer tu reseña.
    Fue por varias razones: primero, porque me sentí extraña al sentir tantos sentimientos hacia Vuk y no hacia el protagonista. Lazar me pareció tan pero tan irreal que no logré sentir empatía por él. Segundo, no disfruté de las escenas de amor entre la Diana y Lazar. Tercero, sentí que la autora copió varias ideas de Caballo de Fuego que quedaron, desde mi punto de vista, fuera de lugar en esta historia.
    Lo que más me conmovió fue la relación entre Vuk y Larysa, ¡por Dios! Lloré con esa GRAN escena. Impecable la construcción del personaje antagónico. Todo lo que tenía que ver con Vuk fue atrapante.
    Como siempre gracias por tus reseñas, son lo máximo.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaby
      Ay! Muchas gracias por tenerme presente :)
      Como verás coincidimos en muchas obervaciones. Gracias por compartirlas! Beso grande

      Eliminar
  4. Muy de acuerdo. Realmente las actitudes de Lazar me sobrepasaron. Really? Y por otra parte el reencuentro con Larysa me remitió a Kill Bill 2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      WOwww! No me había dado cuenta lo de Kill Bill! Es verdad!!!!
      BEso grande!

      Eliminar
  5. Hola querida Porteña: Tengo muchos puntos en común contigo!! y también puedo afirmar que en esta bilogía no encontré lo que esperaba desde que Flor la anuncio. No quiero quedarme en lo malo, te dire, que valoro mucho el haber conocido la real historia de la guerra de los Balcanes de la cual no sabía nada; la autora hace su investigación absolutamente sola y por ello tiene mi aplauso y sobre esto es que le doy mi valoración a los libros. Creo que Flor, deseó tanto poderle dar su merecido final feliz a Diana, que sin importar los recursos con los que tuviese que contar, quiso premiarla por todo lo absurdo que tuvo que pasar (Flor consultó muchos testimonios de mujeres a las que les sucedió TODO lo que Diana vivió), que le otorgo una vida de sueño, sin límites, ni siquiera económicos. Tu hablas de amor adolescente, y me has hecho pensar, en que finalmente Lazar y ella eran unos niños cuando todo les pasó, yo no conozco a nadie que haya sido abusado físicamente ni sexualmente como ellos dos, y por lo tanto no tengo idea que pasa en la cabeza de una persona que ha visto y sentido ese tipo de violencia. Así que me siento en incapacidad de juzgar sus actitudes. También llegué a sentir compasión por Vuk, por lo que su hija llegó a significar, por ese amor desmesurado que sentía por Diana; en su momento lo odie, y pensé que ella lo mataría con sus propias manos, pero creo que el final que Flor le dio fue el más acertado. También es claro que Lazar no me llego al corazon, creo que mi error fue buscar un Eliah en él, y pienso que comparar con CDF fue quizá lo mas desacertado que pude hacer. Entonces resumiendo: Me quedo con lo que Flor quiso darle a Diana en recompensa a lo vivido, me quedo con Markov que en cada aparición me hizo estremecer, me quedo con su devoción al Arcángel Miguel en quien creo infinitamente, me quedo con todo el aprendizaje histórico y de cultura general aprendido (Ahora escuchar Miss Sarajevo no me deja indiferente, antes era una canción mas), Me quedo con Eliah, Matilde y Juana de CDF, Me quedo con mi imaginación, en la cual a hoy 2019, Diana y Lazar han sido inmensamente felices, y han podido dejar en un rincón de su corazón, todo lo que les sucedió.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola adorada colombiana!
      Coincido con vos, como siempre. Y también pensé lo de la adolescencia perdida pero el tema fue el cómo se lo contó que me resultó chocante. Puedo leer un libro juvenil y encontrar escenas más admirables que en esta historia.
      Digo, cada uno puedo hacer su interpretación y es lo bueno que tiene un libro, pero en esta oportunidad, si tengo que resumir, lo que más me alejó del libro fue el discurso...
      Beso grande HERMOSA!

      Eliminar
  6. Me desinflas mucho, que lo sepas. Pero te lo agradezco enormemente.
    florencia bonelli es una autora que me encanta pero, por ejhemplo no pude con su trilogía jasy (ahora no recuerdo muy bien título) y no pase de la mitad del segundo.
    el primero no lo he leido pues siempre espero a que estén todos publicados para leerlos seguidos y ahora creo que dejaré pasar un poco el tiempo y, sin duda, bajaré bastante el listón
    Un besote y mil gracias por la sinceridad ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepa!
      Lamento mucho haberte desinflado... Pero si miramos el lado positivo, te bajé las expectativas y puede que entonces el libro te de mucho más de lo que esperás.
      "La trilogía del perdón" es la historia de Jacy y no pude leer nada más después de ese primer libro que me resultó muy desagradable.
      Beso grande y gracias por leerme y darme siempre devoluciones tan importantes para mi.

      Eliminar
  7. Oh! por Dios! 800 y tantas páginas y una historia con tantas temáticas fuertes incluídas y todas juntas: violación, pedofilia, el tráfico humano,trasfondo de negocios ilegales, políticos corruptos, muertes misteriosas y patentes de semillas cultivables para controlar el alimento en el mundo, etc. Demasiado para mi ánimo.
    Sé que la autora ha sido elogiada, tiene lectoras incondicionales y sus libros son top de ventas. En mi caso solo he leído uno: "Lo que dicen tus ojos" que me entretuvo pero no forma parte de mis favoritos, ni tampoco me hizo una fan de la autora. No me gustó tanto y recordé el porque al leer tus palabras: "El discurso está impregnado de un romanticismo que ya es antiguo y se apoya en la idea de un amor que a mi me parece "poco inteligente". Ese concepto romántico basado en premisas como el amor predestinado, el hombre sanador, el enamoramiento instantáneo o la posesión como símbolo amoroso. Todas distintas formas de minimizar nuestra capacidad de elegir, pensar y contruir desde nuestra inteligencia." Y no es que disfrute con el protagonista posesivo, pero no situado en esta época. Lo entiendo dentro de un contexto histórico, en aquellas novelas de Harlequin de los años `70,`80 o `90 que las leo sin mayor cuestionamiento pero no es autoras de este siglo.
    En todo caso tendría que leer primero la saga que origina este libro y creo que por ahora no me animaría a hacerlo, además que tengo demasiados mamotretos pendientes... y porque confío en tu reseña.
    Bss.

    ResponderEliminar
  8. Hola Gaby, saludos desde México:

    Pues bien, concluí ambos libros, y si me pregunto si me gustó: la respuesta es no.
    Si me pregunto; ¿me arrepiento de haberlo leído?: la respuesta también es no.

    Me explico: la narrativa, la investigación, la pluma, la delicadeza y la capacidad de Florencia Bonelli de transportarte a Londres, Escocia, París, Sarajevo, una montaña en medio de la nieve, un rescate en helicóptero o a una fortaleza en medio del bosque, sigue desde mi punto de vista IMPECABLE, mis respetos, porque me emociona, me convence y sigue siendo una delicia la forma en que planea las historias y los personajes.

    Mi desilusión radica principalmente en que desdibujó la personalidad de La Diana, si bien en CDF no era de mis personajes preferidos, sin duda tenía la suficiente carga emocional, dolor, sufrimiento y fuerza para ser TREMENDA protagonista de sus propios libros y ahí radica principalmente mi descontento.

    Nuevamente mis respetos con la forma en que FB, logró acercarnos a través de su diario, mínimamente al sufrimiento, humillación y quebranto que puede padecer una víctima de la guerra, de asalto sexual-emocional, privada de su libertad el personaje de Mariyana, sin embargo ese arranque magistral, para mí se fue desdibujando con el primer libro y acabo por crucificarlo en el segundo.

    Algunas anécdotas propias de historias de Harlequín como la que mencionas de las erecciones en el hospital, TOTALMENTE INNECESARIAS, ya nos quedaba claro que era un hombre con 25 años de abstinencia sexual (25 años¡¡¡¡¡ en fin…), ese polvo en el jacuzzi seguido de 4 más durante la noche, ejem….aún no sé si me siento realmente conmovida por el “sufrimiento” de la Diana después de 5 polvos en una noche, o me siento defraudada con mi pareja¡ este Lazar alias-SuperMan que después de 19 días de haber recibido un balazo en el hígado, viajó, carga a la mujer hasta el jacuzzi, se avienta tantos polvos en pocos días, hace vida normal…. Para mí totalmente innecesario.

    Y mi otro GRAN PROBLEMA; LAZAR.
    No le creí, no me gustó, no me convenció.
    Gracias a Dios no he sufrido ningún tipo de abuso ni conozco a persona alguna que lo haya sufrido, y por lo tanto no sé si sea parte de lo que FB quiso plasmar en su personalidad, pero tanta, tanta, tanta dulzura. No.
    No le creí, no me pareció real ni coherente, era tan bueno tan bueno, que Matilde en comparación era perversa y malvada¡ así de increíble.

    Tanto amor mío, amor de mi vida, amor de mi existencia, tampoco les creí a ninguno de los dos.
    Después de cada te amo felizmente, enormemente, eróticamente, yo pensaba: si alguno dice “estúpidamente o ridículamente” me pongo de pie y les aplaudo, pero no, ninguno me dio gusto.

    Comprendo que para ambos era prácticamente el primer amor “normal” pero una cosa es la cursilería normal de dos adolescentes viviendo ese primer amor y otro el obviar que se trataba de un hombre de 40 años y una mujer de 30 (desde luego con todo lo que ambos habían sufrido) pero con un grado de madurez que brinda la edad, asimismo la calentura que esos dos traían, en medio de unos problemones donde ¿Qué ganas? Tanta escena caliente en medio de situaciones que simplemente no cabían, no tenían razón de ser, pero lo PEOR, fue otra vez eso de, ¿tú me curaste? Nooooooo, otra Matilde nooooooooo, pero sí, volvió FB con el mismo recurso; tanta miel y azúcar, me ponía próxima a una subida de insulina.

    Le corto aquí porque no me deja publicar más... te envío un segundo comentario

    ResponderEliminar
  9. HOLA, otra vez¡¡

    Sigo...

    VUK, lástima que era un cabrón redomado, dañado o simplemente MALO.

    Pero que riqueza y matices de personaje, una vez más me pongo de pie con Florencia Bonelli, supo crear un monstruo con profundas carencias afectivas, odios arraigados, insensible al sufrimiento ajeno, pero que como a fin y al cabo un ser humano quería amar y ser amado, la parte donde La Diana le dice: pude enamorarme de ti, cuando te conocí. GLUP¡
    ¿Si los seres humanos entendiéramos que una acción buena o mala puede marcar el resto de nuestra existencia? …
    Tampoco me hubiera gustado que su final fuera con Vuk, hay cosas que simplemente no se superan ni se perdonan, pero que éste malo, malísimo supo llegarme con su amor enorme y desproporcionado por Mariyana y por su hija Larysa, desde luego, esa despedida de la niña con su amado padre, me arrancó una lagrimita. Un personaje malo, pero que GRAN PERSONAJE.

    Y el casi final… tampoco, como de película de MAMMA MIA, todos ricos, guapos y bailando.
    Era como nooooooooo, ¿dónde están mis adorados personajes?.

    SERGEI MARKOV, para mí el HÉROE, casi todos los personajes le deben el pellejo a él, porque que fantasma más trabajador y eficiente, los salvó en todos los horarios y ciudades, para él todo el agradecimiento y reconocimiento, porque amó, AMÓ a su Diana y la protegió hasta el final.

    En fin, un personaje fuerte, valiente, un soldado profesional como La Diana, convertida en madre abnegada, expertísima madre (porque le brotó más rápido el instinto maternal que a una cuarentona las canas¡), tampoco me pareció lógico, si bien todas tenemos ese instinto mucho más desarrollado ya sea con niños, animalitos o personas desamparadas, ése cambio abrupto me pareció forzado, tan forzado como superó su afefobia, así en un chasquido de dedos.

    Me sigo declarando fan de los libros de Florencia Bonelli, pero estos, sin duda no estarán entre mis favoritos ni entre aquellos que pasado determinado tiempo siempre regreso a leer, será mi amor por un personaje como Eliah, que siempre regreso a CDF, pero ésta Diana, para mí se desmoronó.

    Espero con ansias tus siguientes reseñas, UN GRAN BESO¡
    Rocío



    ResponderEliminar
  10. Que buenas entradas Rocio, sintetizas lo que mas de una pensamos. Yo pienso que FB quiso tanto darle su final feliz a Diana, que no escatimo en darle de todo al estilo Mamma Mia, como tu dices. Es claro que los libros no son lo que se espera. Markov es lo mas grande de la bilogía.

    ResponderEliminar
  11. Hola cómo estás, me paso lo mismo con el libro de Flor Bonelli, me desilusionó mucho, y la verdad con la mitad del libro cerraba la historia, la primera mitad y el final muy repetitivo, casi cursi, besos

    ResponderEliminar
  12. Hola! tardé un tiempito en procesar correctamente lo que este libro me inspiró. Vamos por partes, en primer medida si tuviese más horas libres en mi día, me tomaría el tiempo de recortar frases y párrafos, que son miméticos a Caballo de Fuego. Tal es así, que en un punto de la lectura, me detuve en un párrafo, busqué Gaza y encontré con gran facilidad las mismas palabras! Eso para mi es imperdonable!! Y tengo la seguridad de que si me siento con estos dos libros y aquellos tres, podría armar una larga lista. Hasta podríamos jugar al adivina quién lo dijo...
    Por otro lado vamos a los personajes. Diana terminó siendo ama de casa, y no tengo nada en contra a las amas de casa que deciden cuidar full time a sus hijos.. pero me sabe a poco que ella se haya quedado en casa cociendo y él se la pase viajando en su jet privado de reunión en reunión.. Todo a lo que ella aspiraba era a estar en la casa con sus hijos esperando al marido (mmmm???).
    Lazar, bueno.. el hombre tiene, tal como indica uno de los comentarios, serios problemas a resolver. El tipo es altamente traumático y la escena más clara de ello, además de su excesiva y asfixiante forma de amar, es cuando ella se escapa en lo de Vuk para pasar la noche con él (creo que estamos todas de acuerdo que sus planteos y formas fueron cuanto menos desagradables).
    En cuanto a lo sexual, justamente después de haber leído el diario de ella, de sus problemas para ser tocada, de sus problemas para mantener relaciones sexuales, su vulnerabilidad, etc... la posición en la que siempre los describen es con ella con los pechos contra los azuljos, de espaldas a él!!! Es como que el tipo le dice, te tenes que acostumbrar, sé que te perturba, pero a mi me gusta así...
    Volviendo a los personajes. Nanuk no sé para qué existe, no tiene prácticamente incidencia.
    La nenita, no me la creo.. así buena, perfecta, que ama a todo el mundo y ríe.. yo sé que los niños son adorables y puros, pero esta versión de Jerome, no me resultó viable.
    En cuanto a Darko, al menos al nene lo dotó de características más normales.. más allá de que ella le dice "moje blago"/"tesoro mío" todo el tiempo (igual que Matilde y Jerome).
    En fin... yo siento que la escritora hizo un storming de características de Caballo de Fuego y dotó a los personajes de esta historia con ellas. Hecho que sólo sirvió para confirmar que Matilde como hombre es un plomo total.
    El personaje de Vuk está bien y su final también, pero queda perdido en medio de tanta cosa.. ¿y ese perdón final?.. no hay amor que pueda redimir a ese punto! Quién perdonaría a alguien así? La hija no estaba presente como para que ella tenga que decir que lo perdonaba.. NO ES CREÍBLE! Faltaba que se lleven las cenizas y le hagan un monolito en e patio de su casa!!!
    Por último, comparto con las que opinaron que la interacción con los viejos y entrañables personajes de CDF, también tuvo sabor a poco. De hecho, no se dieron cuenta de que se nombra a Jazmín varias veces, pero la mina no tiene voz propia?
    Me alegra haber estado de viaje cuando salió el libro y haberme visto obligada a comprarme la versión online, porque de lo contrario me sentiría medio mal.
    Hasta acá llegó mi descargo... las dejo, amores míos, amores de mi vida, amorrrr!!!

    ResponderEliminar
  13. No lo puedo terminar de lo pesado y el poco enganche que tiene. Una lastima

    ResponderEliminar
  14. Hola! Ahorrenme 1000 y varias horas perdidas. Qué pasó con Vuk y la bebé? Diana la recupera?

    ResponderEliminar