Toda la verdad de mis mentiras - Elísabet Benavent

by - 3/05/2019



¿Puede mantenerse una amistad a pesar de las mentiras?
Una despedida de soltera en autocaravana.
Un grupo de amigos...
...y muchos secretos.

Elísabet Benavent, vuelve con una novela original, una propuesta diferente que aborda las contradicciones de un grupo de amigos que se ve obligado a mentir para dejar de sentir.
Un road trip divertido, surrealista, donde todo puede suceder. Una aventura en carretera que habla de la verdad que se esconde detrás de todas las mentiras.

Puede que pase un tiempo sin reseñar (un poco por falta de tiempo y otro poco por no encontrar un libro que me atrape) pero todos saben que cuando Elísabet Benavent publica un libro, ahí me tendrán con la nariz entre sus páginas.
No se trata de un fanatismo, se trata de una apuesta segura y un interés que no caduca. Resulta que Benavent siempre tiene algo que decir, una emoción para resucitar, un sentimiento que exprimir, una cicatriz para acariciar o un temor que exorcizar.
El tema y las situaciones son un sólo un trampolín para invitarnos a descubrir los mil secretos que guardan los corazones de personajes que bien podrías ser vos. O yo... ¡O nosotros, Roberto! (*)
El punto es que en los libros de Betacoqueta... ¡Te encontrás!
¿Quieren saber qué encontré en "Toda la verdad de mis mentiras"? Les diré...

Mis sensaciones

Al principio de la lectura me sentí un poco desorientada y no conectaba ni con el relato, ni con los personajes. Sentía el ruido de risas ajenas y el entusiasmo de un grupo de amigos del que yo no formaba parte, hasta que Elísabet puso sobre la mesa un secreto que yo podía guardar con mimo. 
Poco a poco me fui integrando a esa pandilla de amigos hasta que llegó ese punto de quiebre donde no pude salir del sillón donde había hecho una cucha que cobijó mi lectura hasta el final.
Volví a vivir esa mágica experiencia de prenderme a una historia sin poder soltarla, sin querer que termine y repasando mis propias historias al tiempo que marcaba cada frase que me llegó al corazón.
En este libro vi mis propias mentiras y cuando lo terminé abracé mis verdades, más allá de las historias que fueron conduciéndome hasta ese momento íntimo de verme liviana, comprendida y traducida a través de quinientas páginas.
Pero para seguir compartiendo mis emociones debo contarles un poco lo que van a encontrar en esta novela. Vamos por partes:

El discurso

Elísabet Benavent nos acostumbró a esperar, al menos otro libro, para llegar al final de sus historias, pero en esta oportunidad, como sucedió con Mi isla, la novela es auto-conclusiva. La leí de un tirón y atesorando frases como suele ocurrirme con esta autora pero además viví unos climas de una exquisita tensión y una potente intimidad.
Alternándose a través de los 47 capítulos que dan forma al libro, Coco y Marín narran en primera persona su parte de la historia. Si bien este recurso ya fue utilizado varias veces por Benavent, en este libro tiene marcada importancia dentro de la trama ya que cada uno de los personajes tiene sus secretos e incertidumbres.  Al brindarnos las voces de los dos protagonistas, Betacoqueta nos convierte en sus cómplices y aunque nos guarda algunas sorpresas podemos ser los primeros en descubrir los sentimientos de cada uno antes que nadie.

La novela es muy coral. Los protagonistas están acompañados por cuatro amigos más: Blanca (la que está por casarse); Gus (el ex novio de Coco); Aroa (la ex novia de Marín) y Loren (el amigo gay que guarda casi todos los secretos). Y sí, ... ¡todos forman un grupo de amigos!
Para contarnos las verdades y mentiras de Coco, Elísabet le dio forma de road trip a este discurso, cargando a todos los personajes en una autocaravana (motorhome) para que despidan la soltería de Blanca durante una semana de carretera, campamentos y playas.
Esta elección no es menor y como dije más arriba, las situaciones y escenarios son sólo un recurso para mostrarnos algo un poco más profundo.
Esta misma trama, en un escenario como la ciudad y con la rutina diaria de fondo, no hubiera sido lo mismo. Acá las mentiras que estuvieron mucho tiempo ocultas, escondidas entre grandes edificios, tomando caña en los bares de Malasaña, bostezando en los vagones del metro y perdidas entre las agendas laborales; quedaron encerradas en un espacio minúsculo y con todas las partes involucradas conviviendo en una olla a presión. Con la verdad a punto de quedar expuesta y a punto de explotar hasta salpicar a todo el mundo, esta autora que tanto admiro volvió a hablarnos de amor.
Los personajes no tienen otro lugar a donde ir y sólo les queda procesar los hechos y las emociones. Enfrentar y seguir andando. Para el mismo lado o dando media vuelta.
¡Golazo de Benavent!
Otro punto fuerte del libro son los climas que esta autora domina a la perfección. Uno se siente ahí. Con los cinco sentidos activados para disfrutar de una comida, un perfume, un hormigueo en el cuerpo o la tensión de una charla que nos pincha en la garganta y nos congela el pecho.
Hay momentos en esta historia donde la tensión alcanza un nivel que literalmente... ¡me cortó la respiración!

Los personajes

Coco es adorable. Alegre, ocurrente e independiente. Es la compañera perfecta de juegos, copas y para la vida misma. Me fue imposible no empatizar con ella y durante toda la lectura tuvo un rostro familiar que tal vez nuble mi objetividad. Ella ama a escondidas sin dejar de soñar, aunque sea lo más parecido a "leer para adentro". Sin importar cuánto duela, incomode o pellizquen los celos, ella guarda secretamente sus sentimientos para no alterar lo bueno que tiene en su vida: Marín.
Él es un hombre dócil, pero de esos que adquieren esa personalidad porque valoran la comodidad.
Es de los que se callan, los que no traen problemas, los que se adaptan, los que siempre tienen una sonrisa dispuesta y una solución simple a los problemas que a nosotras nos llevan al enredo.
Pero también es un hombre de decisiones firmes, tan firmes como su zona de confort. Es por eso que para todo lo que no le implique un vacío en el estómago, tiene la palabra segura y la negativa irreversible.
Y mientras uno calla para no alterar lo bueno que tiene, el otro no ve. Y así, abrazados a sus zonas seguras Coco y Marín tienen la relación más íntima y bonita que dos personas pueden alcanzar. Pero desde hace tiempo Coco sabe que está enamorada de su compañero de piso y para no quedar al descubierto tejió una mentira que difícilmente podrá volver con ella de este viaje entre amigos.

Los amigos
El grupo de amigos es en sí un protagonista más de esta historia. No siempre es risas y salidas hasta la madrugada. A veces el "grupo" es el escondite perfecto para nuestros secretos y para que nuestros defectos pasen inadvertidos.
El personaje de Aroa me causó rechazo desde el minuto uno. Su toxicidad quedaba impregnada en cada capítulo leído y lograba aumentar mi empatía hacia Coco.
Blanca es el personaje que más me intrigó durante la lectura y su personalidad tiene tantos matices que me encantaría leer una historia donde ella sea la protagonista.
Gus, el poeta instagramer, es el patán carismático que si no pega un volantazo terminará escribiéndole a la soledad y Loren merece unas vacaciones luego de este viaje. Es el amigo que guarda los secretos de todos y que intentará que nadie salga herido.

Me sorprendió la potente evolución que adquieren los personajes a través de la historia. Comenzamos en un punto y realmente terminamos en otro, con un crecimiento muy notorio de cada uno de ellos.
Para lograr esto, sí o sí tuvo que haber un gran desarrollo de los personajes y Benavent supo construirlos con personalidades genialmente perfiladas.

El tema

Si creen que esta historia trata de una chica enamorada secretamente de su mejor amigo, significa que no conocen a Betacoqueta.
Ella va más allá y con una narrativa tan profunda como sensible, nos habla del miedo a perder el confort. Nos habla de las relaciones tóxicas, del amor propio, de ser leales y de aceptar que para el amor hay que saltar sin mirar para abajo.
Nos muestra en Coco el camino hacia un crecimiento sorprendente y en Marín podemos ver el genuino temor a animarse a ir por más.

En resumen

Esa pluma que acaricia...
Benavent siempre promete que con sus libros te vas a enamorar y con este, me animo a decirles que
"Vas a animarte a amar".
En cada libro de Elísabet encuentro una parte mía. Una historia y un montón de sentimientos que tenía acurrucados en el pecho. Ella me ordena, me hace pensar, me lleva a leer y releer moviéndome del lugar donde me encontraba antes de comenzar a leerla.
En sus libros, encuentro la magia de verme reflejada. O ver a mis amigas y encontrar la réplica de nuestras charlas hasta la madrugada. Siempre bromeamos diciendo que Betacoqueta nos lee el grupo de WA y sin embargo, con el tiempo que llevo reseñándola, sé que también explora los chats de muchas de ustedes.
En definitiva, ella conoce a la mujer de hoy. Sabe de nuestros miedos, del modo en que transitamos las relaciones, las distintas ofertas de vínculos con los que hoy contamos y bucea por ahí. Por los distintos perfiles del amor. Las distintas reacciones del ser y todo lo que implica amar y soñar.
La escritura de Benavent tiene tres dimensiones: La inteligencia, la intimidad y la sensibilidad.
En este libro noté una profundidad diferente en sus páginas. Tal vez por ser una novela coral y alegre, me sorprendió encontrar tanto cuerpo en las emociones exploradas.
En cada capitulo la autora termina exhalando una reflexión que parece arrancada del pecho. Como si fuese una voz ronca y espesa que nos confiesa aquello que se aprende habiendo vivido, sentido, perdido, añorado y deseado mucho.
La voz de Betacoqueta aparece en este libro como el sonido de la palabra luego de un ataque de risa. Con lágrimas en los ojos y dolor de panza, bocanadas de aire que se manotean para poder decir eso que tiene le peso de la vida sentida.
Te quiero Beta!


  • Si querés ver todas los libros de Elísabet Benavent y las reseñas que hice de ellos, podés hacer click AQUÍ




You May Also Like

9 comentarios

  1. Lo tengo pendiente, espero que me guste tanto como otros libros de Elísabet.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Amo todos los libros de esta autora y coincido en lo aue decis te gace pensar y revee un monton de sentimientos y cosas de tu vida! La adoro!

    ResponderEliminar
  3. Me gusto mucho este libro, completamente de acuerdo con tus palabras.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Gaby! Amí me encató también.
    Siempre me gustó esa facilidad de Benavent a la hora de desmenuzar las personalidades de cada uno. Al punto que puedo indentificarme con matices de cada personaje. Siempre al hueso desde un lugar de búsqueda personal.ME ENCANTA!

    ResponderEliminar
  5. Gaby querida!! Sabes q sentí yo??? lo que de alguna manera esperé desde su primer libro, el regalo de por fin leer "Oda".
    Este libro es maravilloso!


    ResponderEliminar