El tutor - Robin Schone

by - 10/07/2012

Una alumna deseosa de aprender, un maestro de la seducción, una lección de placer. Elizabeth Peter es la honorable esposa de un aspirante a primer ministro del gobierno británico. Aunque en sociedad tiene que desempeñar el papel de la perfecta esposa, en su casa su marido se muestra desdeñoso cuando no indiferente con ella. A Elizabeth cada vez se le hace más penoso que su esposo la mantenga alejada de su corazón y de su lecho, y está obsesionada con la idea de volver a seducirlo, de hacer que olvide a sus numerosas amantes aprendiendo las mismas artes que ellas. Para conseguirlo recurre a Ramiel Devington, el hijo bastardo de una noble inglesa y un jeque árabe. Repudiado por la sociedad británica, acepta el reto que le propone la dama, pues intuye que bajo su fría apariencia, Elizabeth esconde un espíritu libre y apasionado que, aunque prisionero de los convencionalismos, ansía escapar y disfrutar de todo lo que la vida le puede ofrecer. Día a día, lección a lección, Ramiel le irá mostrando a Elizabeth un mundo desconocido, le irá enseñando los secretos del arte de la seducción y, muy sutilmente, irá atizando el fuego de la sensualidad con consecuencias inesperadas y dramáticas para ambos.

Mis sensaciones:

Antes de empezar a comentar sobre el libro, voy a detenerme un segundo en su autora. Robin Schone sostiene una pluma muy particular. Se la reconoce fácilmente y sin lugar a dudas no hay otra igual. Es por esto que sus obras y sus personajes se destacan entre los del género, rompiendo con las estructuras a las que estamos acostumbradas. Es por esta razón que sus novelas gustan o se detestan, sin mucha variedad de grises.
He leído tres libros de ella y me sorprendí muchísimo con el modo de escribir, los temas que aborda y cómo los aborda. Tiene un estilo propio muy bien definido.

Es una autora que elige como protagonistas a mujeres maduras. Las edades de las protagonistas van desde 30 hasta los 50 años y esto es un detalle a destacar porque en el género abundan las jovencitas que apenas pasan los veinte años. De este modo Robin Schone invita a las mujeres de mediana edad

Otra característica marcada en los libros que he leído de ella es la historia secundaria que aporta una cuota de misterio y de suspenso, como también el incorporar a la trama la homosexualidad y el travestismo, esto último, poco habitual en novelas de históricas como es el caso de “El tutor”.

La historia:

La trama que nos presenta es muy seductora. Elizabeth Peter, una mujer de la alta sociedad del Londres victoriano, madre de dos hijos y casada con un ambicioso hombre que desde hace muchos años no hace el amor con ella. Ella sospecha que no la desea porque tiene una amante y decide recurrir a Ramiel, un experto amante y seductor. Éste, rechaza la idea en el primer momento, pero termina accediendo presionado por un chantaje. Las clases serán sólo teóricas, porque Elizabeth se niega a serle infiel a su marido, por lo tanto Ramiel le entrega un ejemplar de “El Jardín perfumado” (libro que se cita frecuentemente en la literatura erótica) y cada día desarrollarán un capítulo.
La tensión sexual entre los protagonistas es evidente y la intención de Elizabeth de no pasar a las clases prácticas es algo que Ramiel deberá vencer y si hay alguien que sabe seducir es él.
Como suele ocurrir con las obras de Robin, la trama pasional es escoltada de cerca por un misterio a resolver, una amenaza para los amantes que al final los sorprenderá, tanto a ellos como a los lectores.

Sentir...

Las primeras clases se me hicieron un poco pesadas, mucha teoría y un profesor que despertaba la ansiedad como para querer saltear un par de lecciones.
Robin es MUY erótica, MUY descriptiva y MUY efectiva dentro de éste género. Sin contar mucho, puedo decirles que hay una escena que corta la respiración.
Más allá de su poder para estimular a sus lectoras, no es fácil adaptarse al estilo tan particular de su narrativa, que describí anteriormente.

Si a la novela romántica se la suele teñir de rosa, la de Robin siempre está cerca del negro. No teme construir personajes con pasados turbulentos, conductas indecentes y actitudes escandalosas para la época.

No es muy generosa para orientarnos en el tiempo en que transcurre la trama y vamos hilando cabos a medida que introduce datos que ayudan a armar el rompecabezas. De pronto nos encontramos con condones de caucho, diafragmas y autobuses, que aún conviven con carruajes tirados a caballo.

Personalmente no me gusta su prosa por momentos dura y con frases cortas, pero su capacidad descriptiva me lleva a negociar y pasar por alto algunos detalles.

Los personajes son controversiales al punto de llegar a lo inverosímil. La conducta cuestionable y difícil de entender de ellos hace que sea difícil sentir empatía por ellos, en especial los secundarios. En el caso de “El Tutor”, la madre de la protagonista me chocó sobremanera.

En resumen:

La novela logra su cometido, erotizar. Nos sorprende con lo más oscuro de la sociedad, con personajes femeninos muy diferentes a los que estamos acostumbrados, mujeres que no se resignan a pasar por esta vida sin sentir la pasión en carne propia.
Hay que adaptarse a este cambio de pluma, los nuevos perfiles psicológicos de los personajes y a los temas secundarios que son más sórdidos.
De las tres novelas que he leído es la que más me gustó y la recomiendo, fundamentalmente para descubrir un enfoque diferente dentro del género. Les prometo que mientras la lean y cuando la terminen se quedaran pensando un rato si les gustó o no. Es una pluma MUY particular. ¡A probar algo diferente!


You May Also Like

6 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo. A mí este libro me encantó porque no era el típico de siempre de chica joven, empresario que la observa, le propone algo desde algún rango sexual y acaban enamorados, y por miedo a los sentimientos, se separan y al final se juntan otra vez. Me gusta los temas transversales que trata, la madurez, la homosexualidad, las clases sociales, la política...
    Besos
    Patri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tuve tiempo de reseñarlos y los leí hace mucho, así que debería volver a leerlos pero recuerdo que los demás de Robin tienen como característica mujeres que han pasado hace rato los 30. Es una mirada diferente y eso es buenísimo.
      Besos y gracias por pasarte!
      PD: Te recomiendo "La mujer de Gabriel" aunque primero hay que leer "EL amante" o vas a estar confundida como yo mientras lo leí.

      Eliminar
    2. Justo me pasó lo mismo, leí "La mujer de Gabriel" y luego me enteré que había uno anterior... me gustó, pero me quedé un poco... no sé, fue un poco raro y entrevesado...
      Patri

      Eliminar
  2. Ame este libro, fue el segundo libro erotico que lei (el primero estuvo horrible) y no me defraudo. Ramiel es por mucho el mejor personaje masculino que he encontrado; es sexy, fuerte, conmovedor, sus dialogos me ponen la piel de gallina. El erotismo radica en el entorno de los personajes; en lo que no se dicen. No hubiera imaginado que un libro con tan pocas escenas de sexo fuera tan emocionante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luc
      Me alegro que haya sido mejor lectura que el primero.
      Besote!!!

      Eliminar