La verdad sobre el caso Harry Quebert - Joël Dicker

by - 11/23/2017



Quién mató a Nola Kellergan es la gran incógnita a desvelar en esta incomparable historia policíaca cuya experiencia de lectura escapa a cualquier intento de descripción. Intentémoslo:
Una novela de suspense a tres tiempos -1975, 1998 y 2008- acerca del asesinato de una joven de quince años en la pequeña ciudad de Aurora, en New Hampshire.
En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor -Harry Quebert, autor de una aclamada novela- y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan. Poco después, Harry es arrestado y acusado de asesinato al encontrarse el cadáver de Nola enterrado en su jardín.
Marcus comienza a investigar y a escribir un libro sobre el caso. Mientras busca demostrar la inocencia de Harry, una trama de secretos sale a la luz. La verdad sólo llega al final de un largo, intrincado y apasionante recorrido.

Mis sensaciones 


Esta novela llegó a mis manos en el 2013 y cuando lo terminé todavía no existía Leyendo Ando.
Decidí volver a leerlo y reseñarlo, porque a éste título le sigue "El libro de los Baltimore" que habla sobre la familia de Marcus Goldman, y antes de leerlo creo que es bueno presentarles a este personaje tan especial.
La novela es dinámica, entretenida, ágil y con una estructura discursiva que si bien es un poco compleja, brilla por su originalidad.
"La verdad sobre el caso Harry Querbert" es un policial negro que rompe con los paradigmas del género y cuenta una historia de misterio con el amor como protagonista.
No es un libro de suspenso romántico, les aclaro. De hecho, el romance está totalmente ausente, pero el amor está impreso en tinta invisible en cada capítulo de la obra.

El discurso

Joël Dicker comienza rompiendo las estructuras a las que estamos acostumbrados y los capítulos están enumerados de atrás para delante.
Así es que desde el principio sabemos que la historia se narrará a través de 31 capítulos divididos en tres partes.
Un tesoro del libro es el comienzo de cada capítulo donde Harry le brinda a Goldman consejos sobre la vida, la escritura y el boxeo. 
La historia recorre una linea de tiempo que abarca más de 30 años en la vida de Harry Querbet y el pueblo de Aurora. Pero el discurso se divide en tres períodos de tiempo. Los hechos sucedidos en 1975, cuando una joven de quince años desaparece.
En 1998 cuando Marcus Goldman conoce a Harry Querbert, quien será su maestro para toda la vida, y en 2008 cuando en medio de una crisis como autor, aparece el cuerpo de Nola enterrado en el jardín de Harry Querbert-
Hay más detalles en el discurso que hacen de este libro una construcción narrativa diferente a las que estamos acostumbrados.
La historia se irá descubriendo a través de los persojes y fragmentos de los libros.
También el autor juega con el tiempo y al final, uno termina teniendo una visión global de la trama.
Nola está en todos lados y se la ve desde todos los ángulos.
Pero la verdad es una sola 

Los personajes

El secreto de esta novela es que los personajes, todos en su totalidad, son atrapantes. Ellos están pensados en detalle y son utilizados como peones para que nada sea como suponemos.Todos tienen una capa encima de la otra, miles, que nos invitan a ir descubriéndolas capítulo a capítulo. Es algo que no nos proponemos al comenzar el libro, pero a medida que surgen los acontecimientos, nos vemos presos de una curiosidad inquieta que no perdemos ni siquiera cuando llegamos al final. El capítulo número uno.

Uno de los personajes más atrapantes e importantes es NOLA, a quien conocemos luego de que su cuerpo aparezca en el jardín de Harry Querbert. Treinta años después de su desaparición.
Ella es el motor del misterio y cuando creemos conocerla, Marcus Goldman nos cuenta algo nuevo. Un nuevo descubrimiento sobre Nola que nos sorprende, inevitablemente.

Marcus es el protagonista y el narrador de esta historia. No sólo nos la cuenta sino que la desenreda para nosotros. Bueno, en realidad para escribir su libro o tal vez, para darle a Harry el final.
Es un personaje que me gustó muchísimo y que el autor supo cómo presentárnoslo. En un comienzo lo conocemos como un joven y exitoso escritor que está a punto de perderlo todo por no poder escribir su segunda novela. Pero inmediatamente, Marcus nos relata todas sus inseguridades y las redes que tejió para sobresalir siempre. Se muestra transparente y frente a la presión de excribir otra obra maestra nos expone sus dudas, su ética y sus principios emocionales. Al final, es el personaje más auténtico de todos. El más imperfecto y humano.

Harry es un personaje que tiene un lado conmovedor. Su amor resistiendo el paso del tiempo y el confinamiento a la soledad fueron los motores para empatizar con este personaje. Pero en lineas generales, es un protagonista poco expresivo y por momentos incomprensible. Me gustó mucho la descripción de su vínculo con Marcus y su dolor impreso en cada desición tomada desde la desaparición de Nola.
Hacia el final, entre gaviotas y perros ladrando promesas cumplidas sentí su pena, pero llegar a esa instancia fue un viaje largo e inquietante.

En resumen

Me encantó esta historia y aunque por momentos parece muy extensa, obligándonos a imaginar una versión más breve, al final comprendemos que todo lo escrito es justo y necesario.
Si bien en cada tramo de la historia surgen giros inesperados que le aportan ritmo a la lectura, el clima del libro es bastante lineal.
Un detalle que me incomodó fue sentir que las voces de todos los protagonistas hablaban del mismo modo (pudo haber sido sólo una percepción mía). Todos tratándose de usted, siempre una misma distancia o un mismo tono (¡sí... en la lectura hay tonos!)
Y lo que no me gustó fue lo difusa que expone la historia entre Harry y Nola. No esperaba el morbo de la relación entre una adolescente y un hombre de 34 años, pero es tan poco lo que se cuenta del vínculo real entre ellos, que al final, pareciera que todo fue platónico. Y la verdad, la vida de Harry sin Nola, merecía una historia de amor que nos quedara grabada en la memoria para siempre.
Estoy segura de que esta lectura las va a mantener atrapadas hasta el final. Por mi parte se las recomiendo con mucha seguridad porque más allá de algunas cositas que no me gustaron, es una obra genial que brilla por su originalidad y creatividad en el discurso. Prueben leer algo que está escrito de un modo diferente. ¡La sorpresa les va a volar la cabeza!




You May Also Like

3 comentarios

  1. Hola gaby ya este libro ya tiene algunos años que lo lei y la verdad lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  2. Hola gaby. Este libro tiene algunos años que lo lei y la verdad lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Gaby, me encanta pasar por acá cuando me he enamoro de algo que reseñaste. Me gustó muchísimo el libro, en ningún momento me aburrí y estaba cabezona en cuanto el verdadero responsable del crimen, estaba tan segura de quien había sido que al final casi se confirma mi sospechoso, pero llegan y te dan otra sorpresa y eso me fascinó, es que hay novelas en este género que no logra sorprendente y cuando se hace predecible para mi pierde gracia, así que definitivamente ya desde ese punto para mi vale la pena. Como tú dices uno va leyendo y cree conocer los personajes y luego te sorprenden, yo con Nola pase por muchas etapas, le juzgue de todas maneras como lo hace uno en la vida real, pero cuando te vas enterando de tantas cosas no pude más que sentir mucha pena por esa niña que quería tanto ser amada. A mí la historia de amor de Harry y Nola nunca me cuadro, de eso que te preguntas cómo se pueden enamorar de esa forma casi a primera vista, además de que de verdad era una niña, una muy vulnerable. El final me descuadro, desfiguro a ese Harry que uno se va creando y Luther…cómo es posible que alguien sufra tanto, pobrecito. A mí que se hablaran de usted me no me molesto, será porque estoy muy familiarizada con la usteada jajja, en mi familia no nos tuteamos, mucha gente en esta región no se tutea, ya con los amigos lo haces pero es cosa de nuevas generaciones ¿recuerdas Café? ahí Sebastián y Gaviota no se tuteaban, por acá somos así. En definitiva me encantó, es bueno ir cerrando el año con cosas chéveres. Un abrazote.

    ResponderEliminar