Carta de una desconocida - Stefan Zweig

1/08/2013


"Sólo quiero hablar contigo, decírtelo todo por primera vez.
Tendrías que conocer toda mi vida, que siempre fue la tuya aunque nunca lo supiste.
Pero sólo tú conocerás mi secreto, cuando esté muerta y ya no tengas que darme una respuesta; cuando esto que ahora me sacude con escalofríos sea de verdad el final.
En el caso de que siguiera viviendo, rompería esta carta y continuaría en silencio, igual que siempre.
Si sostienes esta carta en tus manos, sabrás que una muerta te está explicando aquí su vida, una vida que fue siempre la tuya desde la primera hasta la última hora."


Hace unos meses tengo “Carta de una desconocida” en mi biblioteca y decidí leerlo la primera noche que lo tuve en mis manos. En las primeras palabras de esta desconocida se me cerró la garganta y supe que iba a terminar lagrimeando. Ése no era el momento para leerlo y por eso lo abandoné en un estante donde duermen esos libros que me esperan con paciencia.
Ayer un sol a pleno, me empujó a rescatarlo del estante y tirarme en el jardín a leerlo. Una mañana hermosa de pleno verano, fue el marco que elegí para leer algo que probablemente me haría llorar, en mi mente, mis perros portándose mal, el verde y el sol, disminuirían las posibilidades de llanto, pero lloré igual.

Los libros dicen que el relato es la obra narrativa cuya extensión en número de páginas es inferior a la de la novela, pero luego de leer a Stefan Zweig, debería redefinirse la palabra extensión.
En pocas páginas, sesenta y unos suspiros más, Zweig despliega un discurso que traspasa la cantidad de páginas y las estructuras narrativas. Traspasa el alma.

Con un discurso epistolar, el autor nos invita a acompañar a una desconocida en su último gesto de amor para un hombre que nunca la conoció.
Magistralmente traza una línea de tiempo que describe el origen y el final de un amor unilateral, platónico y abnegado. Con una pluma exquisita y sublime nos conduce con una cadencia íntima y profunda  al corazón de una mujer que  dedicó su vida a amar a un hombre en silencio.

La historia

Es compacta, contundente y conmovedora. Honestamente, me cuesta encontrarle verosimilitud o ponerme en el lugar de la protagonista pero ella vivió en otra época y otra vida.
Por momentos pensé que a la pobre mujer se le había salido un tornillo, que un psicólogo le habría sido más útil, pero Zweig me hizo apagar mi lado racional y volcarme a su texto con mi corazón abierto. Fue así que recordé mis amores platónicos de la adolescencia y las trampas de mi mente que me llevaban a idealizarlos y amarlos imaginariamente.

Lloré a conciencia. Sabía que iba a lagrimear mucho, porque el autor logró que empatizara con el dolor de la desconocida, que sintiera sus anhelos como propios y sus pérdidas como aquellas despedidas sin fin.

Este libro es una pieza brillante, que comienza advirtiéndonos de todo lo que vamos a descubrir y sin embargo, el discurso del autor nos sorprende en cada tramo de la historia.
Un relato es algo mucho más breve que una novela, pero “Carta de una desconocida” habla de lo más extenso, lo que no encuentra final, aquello que llega para quedarse, más allá del tiempo, más allá de la vida.

Lo recomiendo con el alma, como ejemplo magistral de lo pequeño, lo sutil y perfecto. Un libro que no pretende nada, que parece poco y no se olvida nunca más. “Carta para una desconocida” es simple, pequeño y agridulce como lo es un último gesto de amor.




Tal vez te guste

13 comentarios

  1. Tienes un premio en mi blog: http://milirio.blogspot.com.es/2013/01/premio-one-lovely-blog-award-que.html

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Un gesto simple y pequeño, como todo gesto de amor, como todo pequeño detalle que da a la vida su verdadero sentido.
    Es una magnífica reseña, Gaby.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los pequeños detalles se encuentra la grandeza... ¡Gracias (muchas), Fernando! ¡Saludos!

      Eliminar
  3. ¡Muy buen aporte!. ¡Es una historia fantástica llena de amor, desamor, ilusiones... las más bellas y a la vez tristes emociones que puede experimentar una mujer. No puedes dejar de llorar desde la primera hasta la última página. Es como si, a veces, narrara la historia de un viejo amor, los sinsabores que vives por la persona que amas y visualizar lo que una chica por amor es capaz. Una obra tan delicada, tan sublime... ¡una auténtica delicia!
    La amé desde el primer momento en que leí su reseña y en cuanto lo hallé me dispuse a leerlo y en una hora... Voilá! Acabé con los ojos hinchados, con una caja menos de pañuelos y un nudo en mi garganta y estómago.
    Me identifiqué profundamente con el personaje, ya que sentí que ahora y en un futuro estoy-estaré viviendo una historia así, claro a excepción de la muerte del niño y la prostitución. Comprendo perfectamente a la dama, porque vi reflejado el amor que tengo, pero de igual manera la persona vive tan encismada y cerrada en su vida, que aunque ya lo sabe, parece como si jamás me hubiese atrevido a decirlo y, mucho menos que recuerde haberme conocido. A veces, a medida que lo leía caía en los errores que había cometido y sentía como me enrojecía la cara y consigo la terrible sensación de pena y arrepentimiento.
    Es mi primera lectura que leí de Stefan Zweig y, desde entonces vivo enamorada terriblemente de él y, por supuesto de sus libros.
    Siempre he pensado que los escritores y músicos tienen una sensibilidad y creatividad celestial; están dotados de una dosis extra de encanto que les permite dejar su de vida y corazón en cada cosa que hacen, tocan y escriben; pero muy especialmente Stefan contenía en su naturaleza el don de encarnar perfectamente los sentimientos y psicología femenina; para dotarlos de un halo de misterio y melancolía; sin dejar de mencionar los demás personajes que cada uno de ellos es como si representaran los temores y emociones reprimidas de Zweig.
    Tenía los sentimientos a flor de piel, cada palabra, cada acción que describe la desconocida me hacía sentirme en su papel y a través de mi mente imaginar cada hecho, además de que por cada narrativa me acordaba de canciones que, perfectamente podrían quedar como tema de fondo o relatar la historia.
    De las versiones cinematográficas me quedo con la de "Letter from an unknown woman" de Louis Jordán, guapísimo, melancólico (representa bastante bien mi idea y estereotipo que tengo de un pianista) y Joan Fontaine, con esa mirada, ese rostro tan expresivo...
    Un verdadero deleite leer a Stefan Zweig.
    Su prosa tan elegante, sin recargarla de sentimentalismos, equilibrando cada momento-acción; es como si cada historia se basase en un hecho real, que pudo vivirse en siglo XVIII y, aunque suene inconcebible, también en el presente. Muy humanista y realista, obras verdaderamente auténticas.
    Me llevo de él lo complicado que es darle a cada personaje sentimientos, ideas, psicología, es como un hijo que llevas dentro de ti y lo desentrañaras, un verdadero placer...
    ¡Mi admiración y respeto al Señor Zweig!
    ¡Larga vida a sus obras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Leticia!
      Quiero agradecerte por este comentario tan sentido, profundo y completo que hiciste.
      Es un gran aporte para orientar al que lee esta entrada y así decidirse por conocer la obra de Zweig.

      Cuando leí este relato no pude evitar sentir un dolor inmenso en cada oración.
      Confieso que cuando dijiste que estabas pasando algo similar, me congelé temiendo que fuese el caso del niño y su final, y respiré cuando llegué a leer que no era ese tu caso.
      Lamento que estés en una situación donde la reciprocidad no está presente, pero al menos tenés el coraje para reconocerlo y ponerle un final, o al menos intentarlo.

      Lloré tanto con este relato que también quedé con los ojos hinchados. Creo que cuando uno se conmueve tanto es porque nos recuerda a algo personal. Es una especie de espejo emocional...

      Te deseo lo mejor y todo el bienestar que merecés, de corazón.
      Y por tu comentario, sólo puedo darte las gracias más inmensas.
      Un beso enorme, Gaby.-

      Eliminar
  4. Stefan Zweig es uno de mis escritores favoritos. Cada novelita o relato que he leído suyo me ha llegado al alma. El perfil psicológico de los personajes está tan bien tejido que, aunque no termines de empatizar o entender al personaje, se te mete dentro y te lo crees. Y le coges cariño con sus virtudes y defectos. Una maravilla.
    Acabo de encontrar tu blog y he leído unas pocas reseñas de libros que ya he leído para ver que tal y la verdad es que me parece que me fiaré mucho mucho de tus reseñas.
    Muchas gracias por reseñar y aportar opciones de lectura.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios, como lloré con este libro. No era un llanto dramático (me pasa...) era un caudal de lágrimas constante y mudo que comenzó en la primera página.
      Me llegó al alma.

      gracias por tus palabras, por pasar y por confiar.
      Un beso enorme,
      gaby.-
      Pd: ¿Nombre?

      Eliminar
  5. ESPERO QUE ALGUIEN ME PUEDA AYUDAR POR MAS QUE BUSCO NO ENCUENTRO UNA NOVELA ROMANTICA NADA EROTICA NI NADA SOLO QUE SEA BUENA Y ROMANTICA.....ALGUIEN CONOCE UNA ME LA PODRIA ACONCEJAR......SE LOS AGRADECERIA MUCHO
    BESOSS.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Te lo contesté en la entrada de Caballo de Fuego donde también me habías preguntado.
      Espero que te sirva mi respuesta y que encuentres algo lindo.
      Te recomiendo ciegamente: "Un beso en Paris" de Stephanie Perkins.
      Besotes.

      Eliminar
  6. Gaby, leyendo la lista de 100 libros dí con este título y he venido a la reseña porque es un libro que tengo fijo para leerlo a corto plazo.

    Es de esos libros que en ocasiones rehuyo porque me conozco y se que puede quedárseme en las entrañas un buen rato, que requieren de estomago y vísceras fuertes porque sino llevan a su etapa de duelo. Pero ya me hice a la idea las reseñas sobre el escritor son bellas y esta historia en particular me llama, porque no olvidemos que es un 'él' escribiendo como 'ella'.

    Ya pronto estaré por aquí de vuelta con mis banditas o pastillinas de sana, sana.

    No quiero llorar, no quiero llorar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tere!
      Es un libro que te rompe el corazón pero al menos es breve. Llorás de un tirón.
      Lo importante: te llegan todas las emociones al punto de dejarte con la piel de gallina.
      Vas a llorar. Pero está bueno sentir.
      Beso enorme!!!!

      Eliminar
  7. Regrese,... Ya he leído a Stefen Zweig y empecé por 'Carta a una desconocida' y primero de oración en oración luego de parrafo en parrafo, me fue descubriendo una prosa maravillosa, nada recargada sin caer (pero ni de broma) en la simpleza, te introduce al relato como estar ahí, en vilo por saber lo siguiente.

    Decir que coincido con algunos de los comentarios anteriores, probablemente no nos identifiquemos con aspectos de la protagonista por la epóca pero las emociones no varian y los fantasmas llamados amores (o no), platónicos (o no) como podían no aparecer.

    El libro que adquirí tiene 2 relatos y más y debo decir que si con CDUD el autor me emocinó, fueron los dos siguientes títulos los que mas me gustaron, en particular el tercero. Los otros títulos son 'La Institutriz' y '24 horas en la vida de una mujer' este último me gustaría mucho que pudieras leerlo Gaby y leer tu comentario.

    Los tres relatos están escritos desde el punto de vista de la mujer como protagonista eso me hace hacer un espacio para repetir con Zweig, quiero ver su otro(s) puntos de vista.

    Como bien dice el prólogo " Un autor,... que se vuelve imprescindible en la lectura de la condición humana".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tere!
      Me alegra mucho que hayas podido leer una prosa tan maravillosa como la de Zweig pero además, explorar emociones tan profundas.
      En estos momentos ando necesitando lecturas más light pero seguro volveré a leer algo de él.
      tomo en cuenta tus recomendaciones.
      Un beso grande!!!!

      Eliminar

▼ Archivo del blog

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook