Los príncipes azules también destiñen - Megan Maxwell

11/11/2012

¿Existen las segundas oportunidades en el amor?

Adéntrate en la historia de Sam y Kate, de Michael y Terry, un cuento de hadas que se convierte en una pesadilla, una pesadilla que se convierte en un cuento de hadas, dos amantes destinados a reencontrarse a pesar de las trabas que les impone la vida.

Una novela en la que los príncipes azules destiñen, pero las princesas también…
¿Te atreves a descubrirla?


Esta novela fue una GRAN sorpresa para mí. Estaba en mi lista de pendientes, pensando en leerla para recomendarla a un público juvenil.
Me equivoqué muchísimo, pero por suerte, me hice el tiempo para leerla y descubrir mi error.

La historia

“Los príncipes azules también destiñen” comienza en California cuando Sam y su inseparable hermano Michael conocen a Kate, la mujer de la que Sam se enamoró a primera vista perdidamente.
En pocas páginas, la autora nos relata cómo siguió la historia de esos jóvenes enamorados. Siguieron juntos mientras terminaban la carrera de derecho en California y al recibirse se casaron. Fundaron un estudio de abogados y tuvieron dos hijas. Eran la pareja soñada y tenían una familia hermosa.
El cuento de hadas se rompe cuando una mañana, un accidente automovilístico revela un secreto oculto de Sam. Kate no puede soportar lo que acaba de descubrir y a partir de ese momento sus vidas cambian para siempre. Esa verdad, rompe con la historia que habían escrito tantos años atrás y Sam se marcha a Oahu a comenzar su nueva vida. Después de veinte años, Kate no está a su lado.

En este punto, la historia cambia para nosotros también. Nuestros protagonistas comienzan a vivir su vida por separado, mostrándonos dos escenarios completamente distintos. Pero una vida de tantos años juntos no puede olvidarse fácilmente. Kate revela un hecho de su pasado que nos sorprende, en el que Sam se comportó maravillosamente. Ella le había fallado y él la perdonó. ¿Podrá ella perdonarlo a él?

Mis sensaciones

Como les decía, pensaba encontrarme con la típica chick-lit y me encontré con una novela diferente, tierna y muy sólida.
Sin perder el clima dulce y amoroso que domina el relato, hay momentos de mucha intensidad que nos conmueven y sorprenden.
En esta novela el tema principal es el amor único y eterno pero página a página, Megan Maxwell nos plantea otros conflictos, como la infidelidad, la lealtad, el compañerismo, el deber, el honor, los miedos o el perdón.
Con un tono extremadamente cálido, la autora profundiza en los sentimientos más profundos, con una pluma ágil y amena, que nos invita a devorar la historia.
Una historia, por cierto, ENORME. Que vamos degustando poco a poco, sin prisa y sin pausa.

Recuerdo que en las primeras páginas, pensé que iba a pasar un par de horas con una novela romántica para adolescentes y sin embargo me encontré con una historia que me envolvió el corazón hasta el final.
Es un relato sólido, con un discurso que Maxwell tejió de una manera EXQUISITA, regalándonos climas perfectamente logrados y un muy buen manejo de las tensiones y las emociones.
La lectura es extremadamente placentera, dulce y con momentos de mucha emoción, con diálogos ágiles y divertidos, descripciones precisas y mucho ritmo.
Pero lo que más me gustó de esta novela, es que se toca un tema amargo, pero Megan Maxwell lo narra con MUCHO AMOR.
Ese sentimiento está en cada letra del libro. Una pluma dulcificada, sensible y delicada que me resultó encantadora.

Los personajes

Es sin dudas lo que más me gusto de la novela.
El personaje principal, diría que es “una gran familia de corazón”.

Sam y Michael, crecieron juntos en un hogar sustituto. Desde pequeños juraron no separarse jamás y se adoptaron mutuamente como hermanos. Es absolutamente conmovedora la lealtad y el amor inconmensurable que hay entre ellos. Michael lo ha seguido a Sam por todos los caminos que decidió recorrer, incluso cuando decidió regresar a Oahu.

Serena, es la madre de Kate y Terry. Ama profundamente a sus hijos y es una mujer generosa, comprensiva y muy maternal, que no dudó en abrirle las puertas de su casa a Sam y a su eterno compañero Michael.

Esta familia también está compuesta por niños. Y aquí quiero destacar a Sasha y Olivia que con su ternura, sus ocurrencias y su picardía, me hicieron reír mucho. Ambos personajes colmaron de ternura mi lectura y las amé desde el primer momento.
Al margen de esta gran familia, hay dos parejas protagonistas.

La central, compuesta por Sam y Kate, que se enamoraron a primera vista cuando estaban en la universidad y parecían ser la pareja perfecta.
Y la otra pareja, protagonizada por Michael y la hermana de Kate, Terry, que se enamoraron desde el primer día en que se vieron pero callaron ese amor durante veinte años.
Esta pareja me enamoró con su canción compartida por años, “Desafinado” y cuando narran esa historia me pareció la ternura extrema.

En esta novela tenemos un abanico de emociones y relaciones. El vínculo entre las hermanas, entre los hermanos, la dinámica familiar y el gigantesco amor que se tienen entre todos.

Sam es un personaje que comete un error imposible de justificar, sin embargo, la autora compuso un protagonista tan noble y leal, tan sincero dentro de su engaño y tan bondadoso, que es imposible no quererlo.
Michael es el típico galán atrevido, chispeante y encantador. Pero detrás de toda su sensualidad, hay una ternura que derrite en cada escena y corazón ENORME. Absolutamente conmovedor su amor hacia Sam y romantiquísimos sus sentimientos para con Terry. Amé su historia y merecía un libro entero, aunque la autora, les dio casi el mismo protagonismo que a Sam y Kate.

Y hablando de Kate… por momentos no la entendí. Siempre digo que si uno mira a una pareja, suele pasar que se advierte a uno de los dos amando más que el otro. En este libro, si bien, el amor es palpable, por momentos sentía que Kate era la que amaba un poco menos.
El cambio que sufrió con los años me desilusionó. Pasó de ser la joven audaz que aprendió a surfear para compartir la pasión de su amado, a ser la poderosa y aburguesada abogada.
Por momentos la sentí muy fría y me costaba empatizar con ella, pero como esta historia se construye poco a poco, hacia el final de la historia somos testigos de los cambios que experimenta Kate y comenzamos a cruzar los dedos para que esta pareja tan LINDA pueda volver a encontrar su camino, juntos.

Lo que no me gustó

Me volvió loca el tema de las fechas. La historia comienza en 1995 y en 2010 llevan “18 años” viviendo en New York, según narra Michael, pero al margen de que mis cuentas dan 15 años, antes de mudarse a la gran manzana, terminaron la universidad, y en el mismo libro marcan que fueron un par de años… Una pavada, pero me desorientó y por lo tanto me fastidió, estar sacando cuentas y al final, no saber cuántos años tenía Ollie o Cat.
Otra cosa que no me gustó es el final tan flojo. Creo que una historia tan detalladamente narrada, merecía un final coherente con el resto del relato y al menos un epílogo más interesante.

Lo recomiendo

Para los que quieren emocionarse y endulzarse con una historia de amor que nada tiene de chick-lit. Es profunda, tierna y real.Si tuviera que darle un puntaje de 1 a 5, le daría un 4, pero la recomiendo porque es un libro que se disfruta al leer y no se puede soltar hasta el final que por cierto, le faltó algo.


20 comentarios

  1. Lo tengo esperando a ser leído,que ganitas, porque las ranas me dejaron enamorada... Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cartafol: Gracias por tu comentario, cuando lo leas me gustaría saber qué te pareció. Ahora empecé "Pídeme lo que quieras" y lo estoy sufriendo. No sé qué me pasará de acá al final, por ahora es "demasiado". (risas) Las ranas lo tengo a la espera, pero ya lo tengo! :)

      Eliminar
  2. Es en el q estoy concursando, a ver si tengo suertecita....el de Pideme lo que quieras, ya lo tengo medio-medio visto....ainssss

    Feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Suerte Marilí! Es un libro muy tierno (suspiro...)

      Eliminar
  3. Lei este libro porque me gusto tu reseña, pero me arrepentii, y no porque no me gustara, si no porque me causo una angustia tremenda!!! quede como Ollie, si un hombre tan perfecto como Sam puede hacer lo que hizo, que se espera de uno promedio.. para mi, me hizo falta que la autora los confrontora, que se gritaran, que lloraran, que se dejaran todo claro, lo que paso, lo que sintieron y sienten, todoo, eso me habria quitado la angustia, pero no paso, fueron demasiado pasivos entre ellos... Anys.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que tiene sus momentos de angustia pero a mi me terminó conmoviendo. Pensá (no quiero spoilear) que Sam cuando tuvo que perdonar, perdonó. Pocos hombres perdonarían algo así. Creo que la mayoría te termina estrángulando ante una cosa así. Eso fue lo que más me gustó del libro... Que nadie era santo! Besos enormes y gracias por compartir tus sensaciones. Son muy importantes!

      Eliminar
  4. EL libro me encanto; cuando empece a leer la parte donde cuenta la historia de Nicole con Sam, pense que era otra pareja,que luego coincidian con la pareja protagonista,, pero vaya sorpreson, la verdad me quede atontada con Sam, sufri muchisimo con cada hoja, y estoy totalmente de acuerdo contigo, a la historia le falto un mejor final,,un confrontamiento donde Sam explicara todos los motivos por lo cual decidio llevar esa doble vida.
    Me encanto saber que Sam no era el padre biologico de Sasha, ya que las fechas no coincidian,y todo parecia creer que Sam habia empezado una relacion antes del error (vaya error) de Kate, Sasha me enamoro,que dulzura de cria.... en fin me encanto la historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasó lo mismo!!!! Cuando entendí que era el mismo personaje fue como un choque y tuve que rebobinar!!!!
      Es una historia dolorosa pero humana, con las debilidades y falencias que todos podemos tener. Me emocionó mucho!
      Besotes!

      Eliminar
  5. Lo he terminado de leer hoy, y se me hizo un poco denso.
    En si el libro es bonito, la nobleza de sus personajes es alucinante, las niñas y la abuela son geniales... etc., pero... no se, no me acabo de convencer, creo que a Sam y Kate les quedo una conversación pendiente, muchas cosas por aclarar.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, Michael y Terry merecían un libro entero para ellos dos, me encanto esta pareja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que Sam y Kate se merecían una charla... quizás si hablaban no se arreglaban más jajajajajajajajajajaa
      Gracias por tu comentario, Saldy, un beso enorme. Gaby

      Eliminar
  6. Hola como estás?? La verdad que hace un tiempo solo leo tus reseñas y en base a eso y a la trama empiezo un nuevo libro. Este en particular vi que realmente te había gustado y que lo habías nombrado en otras reseñas de Megan y decidí leerlo. Me pareció un libro excelente, cada vez me gusta más la autora, pero me dejo un feo gusto este libro. A nivel racional es un buen libro y recomendable pero a nivel de sensaciones me hizo pensar mucho y creo que sobre todo al personaje de Kate le falto más elaboración para crear más empatía.
    Gracias por tus reseñas, me gusta mucho el blog.
    Patricia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia!
      Gracias por leerme!!!!!
      Creo que con este libro en particular me pasó lo siguiente: me sorprendió. Esperaba algo muy light y sin embargo toca un tema complicadísimo.
      Como bien decís, el tema de Kate daba para profundizar un poco más. Al menos yo la hubiera atacado un poco por sus errores, pero se ve que Sam es más bueno que yo y sin embargo Sam se mandó una grande...
      Gracias y más gracias por los mimos.
      Besos, Gaby.-

      Eliminar
  7. hola, si que es verdad que es un libro totalmente diferente al género romántico y me hizo sentir muchísimas cosas, hasta "me dolió" lo que hizo sam, pero el final es horrible, parece que quiso termimar y punto....por otro lado aunque me gustó mucho el libro no pude amar a sam....me fue imposible....no le entendí....soy mujer y me es imposible...
    Sim embargo el libro es increíble ya que generó una gran cantidad de sentimientos en mi que aluciné, como puede un libro hacer sentir tantas cosas....bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Es buenísimo que un libro te genere tantas cosas!!!!
      No te digo que le haría un club de fans a Sam pero lo entendí un poco. Ella no se portó mejor... a ella me costó más entenderla. Me resultó un tanto hipócrita.
      Pero lo importante es que el libro sorprende. (bien o mal)
      Besos y gracias por tu comentario!!!!

      Eliminar
  8. Este libro de Megan me encanto. Nos muestra a un hombre humano que ha cometido un grave error, claro que ella no se queda atrás. Como dicen al otro lado del charco, los dos tienen cola que le pisen jiji. Después de pideme lo que quieras fue la segunda novela que me leí de esta autora, me hizo transportarme a las islas hawaianas y querer aprender a surfear! Jiji y coincido con que nos falto leer un poquito más... Un prólogo de un par de paginillas y tan contentas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te transtornó no saber claramente la edad de las hijas? A mi no me daban las cuentas. Enloquecí todo el libro... Pero al margen de ese detalle que habla más de mi toc que de otra cosa, el libro me emocionó mucho a pesar de tocar un tema que detesto.
      Me llegó.
      ;) Besos!

      Eliminar
  9. Hola gaby, totalmente de acuerdo el final es demasiado corto, sabe a poco, sobres las razones de sam para hacer algo así queda muy en el aire, si q habla de q necesitaba a alguien q le amara.....pero de ahi a tener una doble vida????? Aun asi me ha encantado el amor la tension y lo Familiar del libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si comparto lo que vos decís pero creo que a Sam se le fue todo de las manos y cuando sin pensarlo dejó embarazada a su segunda mujer ya no supo cómo manejar las cosas...
      igual, sólo Maxwell puede lograr que me caiga bien un tipo así.
      Besotes!!!!

      Eliminar
  10. Me ha encantado, y yo,si entiendo a Sam, ¡y qué conste que no estoy loca¡. Es un libro de segundas oportunidades y ¿quién no querria tener una si errara?

    Gaby, estoy contigo con las fechas, no cuadran, mejor olvidarse de ellas, y disfrutar de todo lo bueno que hay en el resto.

    Besos

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro! La mina se mandó una igualmente grave un tiempo antes...
      Esta justificado...
      jajajajajajajaajaja
      Besotes!

      Eliminar

▼ Archivo del blog

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook