La magia de ser Sofía - Elísabet Benavent

3/13/2017


Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría. Sofía trabaja allí como camarera y es feliz. Sofía no tiene pareja y tampoco la busca,aunque desearía encontrar la magia. Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta. Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café......o tal vez por el destino. Él se llama Héctor y está a punto de descubrir donde reside la magia.

Mis sensaciones


Hace... un Víctor y una Valeria, que leer a Elisabet Benavent es inevitable.
Incluso si en un futuro, sus lecturas resultaran una sucesión de chascos, seguiría leyendo cada nuevo trabajo. Quizás, con la esperanza de volver a encontrar algo de lo que los anteriores me dieron o simplemente, stalkeándola para ver si volvió a crear los mundos donde me encuentro.
Quiero decir, que es tan poderoso lo que he encontrado en algunos libros de esta autora, que no me imagino siendo indiferente a una nueva publicación.
Y debo decir que el primer libro de Valeria no fue amor de primera mano. Me llevó unos cuantos capítulos entrar en esa historia. Sin imaginar que luego no querría salir.
Y esa es la insolente promesa que Elísabet Benavent nos hace en cada una de sus portadas. ¡Te vas a enamorar!

Cuando llegó la bilogía de Silvia, yo atravesaba un combate amoroso al que le siguió un final espeso y me recuerdo leyéndolo triste, entre lágrimas y sentimientos apretados, por lo que nunca sé si realmente lo pude leer con las puertas abiertas. Me gustó, si. Pero no me impresionó como a muchas de ustedes.
Fueron Alba y Hugo los que me devolvieron la chispa que me cautivó en "Los zapatos de Valeria" y cuando llegó Martina, me lancé a su encuentro esperando llenarme de todos esos sentimientos que me explotaban con los libros de @betacoqueta, pero no sucedió.
Me sentí atrapada en un cuarto oscuro que no era mío. Invadiendo un mundo ajeno que no me interesaba y tampoco me habían invitado. Fue un desencanto que luego de años leyendo, comprendí que debía aceptar.

Un tropezón no es caída y cuando Benavent me llevó a una isla, yo me instalé para verme reflejada en su protagonista.
Me vi desde afuera y encontré otras distinciones para comprenderme.
Allí encontré las palabras justas para nombrar cada una de las sensaciones, los miedos y los anhelos que me inundaban por dentro.
El corazón se me ablandó, se rindió. Lloró y encontró el consuelo justo que me dejó mansa y con los ojos brillosos.
Porque esa magia me asalta cuando leo a esta española que pareciera espiar mi andar.

Con este historial entre nosotras, recibí su nueva publicación. Una bilogía que contará la historia de Sofía y Héctor y una vez más, por arte de magia, me encontré reviviendo mis últimos pasos.

El discurso y la historia

En los primeros minutos de lectura, sentí que "La magia de ser Sofía" no iba a gustarme.
Pasaba las páginas como si estuviera releyendo lo ya leído.
Bufé al intuir que me encontraría con las mismas situaciones y los mismos recursos pensados para despertar en el lector emociones y sensaciones efectivas. Y eso no está mal tampoco, pero... ¡bufé!
Hasta que llegó un momento donde la magia se hizo presente y yo me rendí. ¡Comencé a sentirlo TODO!

La historia de Sofía y Héctor es una pura historia de amor. De esas que son íntimas e inevitables. Esas que emergen desde algo tan profundo de nosotros mismos que parecen haber nacido desde el hueso.

Como si dos desconocidos hubiesen pasado su vida guardando secretamente en su médula, la mitad de todo, hasta que un día tropiezan con la otra mitad y se adhirieren inevitablemente para fundirse. Para encontrarse. Llenarse de un combustible desconocido.
O simplemente, la vida nos sorprende un día, con un encuentro que sabe mejor. Se siente exacto. Se siente orgánico. Tiene el sabor de lo que es nuestro.

"La magia de ser Sofía" nos presenta un encuentro inoportuno. Una historia de amor que nace sin intención de ser y que incomoda.


Héctor está en pareja hace muchos años y Sofía, hace mucho que está sola. Él se casará y tendrá hijos con su novia de toda la vida. Ella seguirá sanando las heridas de haber sido engañada y dejada por otra mujer.
Ella sueña con el amor merecido. Con ser la elegida. Mientras él... bueno, en este punto, Héctor aún no sabe cuánto desea volver a soñar.
Y a través de estos personajes, Benavent nos cuenta la intimidad de otra historia de amor que podría llegar a tener los mismos titulares que muchas otras.

Si Héctor y Sofía vivieran en tu barrio o en el mío escucharíamos muchas descripciones y justificaciones rápidas para explicar su historia.
"La infidelidad", "le robó el novio", "él estaba solo y cayó en la tentación", "la carne es débil", "amor de lejos... amor de pendejos", "la crisis de la edad", etc.

Pero Benavent va más profundo y nos regala una historia de amor auténtico. Explica, buceando en el interior de los personajes, que el amor a veces es incómodo. No encaja, aprieta y duele. Que a veces elegirlo nos significa pérdidas y con ellas llegan sentimientos nuevos que ahogan casi tanto como la tristeza.

Pocas personas se permiten elegir el amor que las empuja lejos del confort y sólo algunos aceptan que el costo de tal hazaña, también trae aparejado un dolor distinto. Ese que tiene un sabor tan extraño porque lo elegimos nosotros mismos. El precio de la magia, tal vez.

Los personajes

Encontré bien perfilados a estos personajes. Especialmente a Sofía que fue construida por Benavent con mucho mimo.
Eso es algo que los personajes de sus libros deben agradecerle. La autora les da todos los escenarios y situaciones para que brillen y encanten.
Héctor es un hombre que se presiente. Como esos perfumes que quedan en el ambiente y nos llevan a querer conocer a quien lo trajo consigo.
Contenido y con la inquietud de quien quiere pero no sabe cómo, su personaje me sedujo por la firmeza que tienen hasta sus dudas.
Héctor me gustó mucho. Es tan "mi tipo" que lo leí poniéndole otros rostros. (¡Y sí!)
En cuanto a los personajes secundarios, no me impactaron para nada y sus apariciones más que ser funcionales a la historia fueron un relleno. Creo que toda historia tiene que tener un buen equipo que la sostenga y esta no es la excepción, pero para mi no tuvieron ni brillo ni peso en la trama.
Tal vez Lucía, puede despegarse de esta observación, pero aunque no hubiera aparecido en ninguna escena, tan sólo con nombrarla ya lo abarcaba todo.
Es que Lucía es el elefante arriba de la mesa. El conflicto de una historia que quiera o no, la tiene como personaje principal.

Pero en este libro, los personajes se destacan por algo que Benavent ya venía mostrando en libros anteriores y en esta publicación se hizo más evidente.
Tanto Héctor como Sofía se sumergen en su interior y se explayan en todas las reflexiones que surgen de su experiencia.
Van tan profundo y abarcan tantos párrafos analizando, procesando y pensando, que por momentos el relato parece salido de un libro de autoayuda.
¡Uno bueno! Uno con toda la inteligencia emocional que me lleva a admirar profundamente a Elísabet Benavent pero que por momentos me resultó pesado y abrumador,
La verdad, es que me gustan los libros que se construyen con mayor equilibrio entre la acción y la reflexión, pero no pude rechazarlo porque la verdad, @betacoqueta cada vez escribe mejor.

En este libro se percibe la evolución de su pluma y se intuye un cambio de rumbo en su discurso.
Ya no es la autora que tímidamente, entre situaciones hilarantes y divertidas arrojaba una reflexión poderosa que te dejaba pensando.
Hoy Benavent se explaya y desgrana las emociones que gobiernan la vida de los personajes con más seguridad. Se siente a gusto con ese discurso y lleva al lector a un cuartito íntimo y silencioso para escuchar las confesiones de quien busca su camino.
En lo personal, no me convence mucho esto y creo que le quita el ritmo chispeante que busco, pero son tan inteligentes y sensibles los lugares a donde nos lleva, que tampoco me puedo ir.

Por último, aunque puedo seguir horas escribiendo sobre este libro, les diré que no me gustó ni el comienzo ni el final. Fue el nudo el que me tuvo atrapada y sintiéndolo todo.
Pero al llegar a las últimas páginas pude imaginarme el curso del segundo libro. Me encontré en mi fantasía, leyendo todos los remordimientos y dudas de Héctor, toda la pena de Sofía y todos los análisis de sus culpas.
Y se volverán a encontrar y nos mostrarán cómo se construye una vida de amor, entre dos personas que se sienten el uno para el otro pero no saben cómo comenzar "bien".
Algo así me imagino, pero en el medio, mil sentimientos descriptos más que vividos y muchas frases para subrrayar pero pocas escenas para recordar.
No sé si quiero eso, pero creo que un sólo libro hubiera sido la dosis justa de emoción, intimidad y amor.

En resumen,

Tengo opiniones encontradas. Por un lado amo la pluma de esta autora. Atesoro cada uno de sus análisis y me los guardo para siempre. Ella es tan genial que puede llevar a sus personajes hacia un final poco valiente y sin embargo, mostrarnos cuán humano y real es escaparse por un atajo más confortable. Y eso me gusta. Quiero ese equilibro entre el romance soñado y la realidad más humana.

Pero por otro lado, en los últimos libros me encuentro con personajes que narran de manera muy extensa tantos sentimientos que por momentos me siento atrapada en una sesión de terapia ajena.
El resultado final es que leer a Benavent es un viaje muy íntimo y particularmente en este libro y en el anterior, me encontré a mi misma y los protagonistas de esas historias me cantaron la justa.
Me llevaron por los caminos que yo debía recorrer para encontrar mis respuestas o para mirarlo todo desde otro lugar.
Para mi eso es mágico y lo atesoro. No puedo renegar de toda la emoción con la que leí esta historia y por eso la amé.
Elísabet Benavent tiene el don de construir los momentos oportunos, las respuestas más precisas y las oportunidades más perfectas para que los personajes tengan su historia de amor. Y eso... ¡eso hace la gran diferencia!


You Might Also Like

22 comentarios

  1. Wow que reseña!!!, GABY le pones palabras a todas las cosas que sentí con el libro y que jamás hubiera podido expresar y es que yo sentí que no me gustaba, que era muy pesado, que me gustaban los protagonistas pero los amigos no, algunas cosas me parecieron inverosímiles, igual seguía leyendo porque es Elisabet Buenaven y desde que leí Valeria la he seguido fiel esperando cada nueva publicación. Besos GABY y gracias por tu sincera reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa!
      Adoré tu mensaje!!!! Mil gracias!!!!!
      Te mando un beso gigante

      Eliminar
  2. Yo estoy esperando a que salga la segunda parte, porque con ese final que lei en varios sitios, prefiero leer todo seguido, a mi sin embargo martina me gusto mucho, y valeria aun no lo lei...lo tengo que leer quizas antes de sofia!!! besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia
      Envidio tu autocontrol, yo nunca puedo esperar!
      No te pierdas a Valeria porque te vas a perder un Víctor y una Lola... ¡Tesoros!
      Beso grande

      Eliminar
  3. Hola Gaby!! Justo estoy leyendo este libro (suspendí la saga de los dark hunters con la que venía "en carrera"... porque es "la betacoqueta")... y me pasa algo parecido: me pueden gustar más o menos sus historias, pero es inevitable LEERLA cuando saca un trabajo nuevo. Voy la mitad del libro y ya coincido con varias de tus apreciaciones... y -como ya es típico de libros anteriores... y sabiendo de antemano que es una bilogía- ya me imaginaba que el 1º libro no terminaba con rosas y corazones jajajajajajaja!!! Pero sigo apostando por Elisabet... y cada vez que llega algún libro a las librerías, voy y me lo compro: porque me gusta apoyarla en sus proyectos, porque me gusta leer sus historias (aunque en perspectiva y comparativa me gusten más o menos). GRACIAS por tus opiniones, me hace sentir "menos loca" jajajajajajaja!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sil
      Es una de mis autoras preferidas así que no puedo más que esperar siempre sus libros.
      Y escribe tan bien y con tanta inteligencia... Sólo falta que no abrume tanto.
      Besos enormes!

      Eliminar
  4. Hola Gabi!! Estaba esperando tu reseña!! Ya leí el libro, me duró 3 días, siempre con beta me ocurre lo mismo cuando lo empiezo no puedo tenerlo muchos días.
    A mi la historia me encantó, sentí que Sofía y Héctor eran reales, donde sentía, me enamoraba y sufrí con ellos. Para mi traspasaron las páginas y hace bastante que no me ocurre con ningún libro.
    En cuanto a los personajes secundarios, tengo que decir que es el primer libro que leo de Elisabet con los que no siento empatía, no me interesaba la historia que contaban.
    No veo la hora de que salga la última parte pero como vos decís creo que ya nos podemos imaginar cómo viene.
    Gracias por tu reseñas, siempre me gustan!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guillermina
      Sin dudas esta historia traspasó las páginas. A mi me llegó a lo más íntimo.
      Pero no por eso no dejo de sentir que a veces, leer sentimientos ajenos, es mucho.
      Coincido con vos con lo de los personajes secundarios... Veremos si se despiertan más adelante.
      Beso enorme!

      Eliminar
  5. Bueno a mi me gustó...mucho. Creo que le exijes mucho a betacoqueta y no es por defenderla, solo creo que con Valeria creemos o esperamos algo que nos vuele la cabeza jajajaja pero finalmente, creo humildemente, es una de las mejores escritoras y esperamos siempre ansiosas sus libros, aunque algunos hayan sido un fiasco (Martina). Bueno espero se entienda lo que quiero decir y estoy totalmente de acuerdo con que la mejor parte es le núcleo y que los personajes secundarios solo son un relleno.
    Un beso Gaby y como siempre soy tu fan jajjaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula
      A mi también me gustó...
      No le exijo ni dejo de amar lo que me regala en cada libro. Solamente cuento las características que le encontré al libro.
      Imaginate que si digo, que tiene el mismo ritmo y chispa que Valeria... muchas se decepcionarían, porque simplemente, encontrarían otra cosa.
      Ni mejor, ni peor.
      Betacoqueta es una mujer que admiro por su inteligencia, nada malo sale de esa cabeza.
      Pero a mi, me resultó muy relatado todo y un poco me cansó.
      Fue difícil escribir esta reseña porque a pesar de todo lo que dije, es la historia que más cerca me tocó. Ya por eso la amé.
      Beso enorme hermosa!
      (nos contamos el segundo libro en breve!)

      Eliminar
  6. A mi Betacoqueta me cae bien, asi que me cuesta criticar un libro de ella, porque es como criticar a mi hermana con extraños... Todos sus libros me encantaron más unos q otros! Pero Sofia y Martina, me resultaron pesados, me costo hasta terminarlos. Mucha reflexion, que tampoco me parecía que habían vivido tanto como quererse asi y reflexionar sobre que? es una genia escribiendo.... no hay duda. Pero extraño los diálogos que armaba con sus personajes, que en esos diálogos uno se enamoraba de los personajes. En Sofia es como que estoy en la cabeza del personaje, que si no sentis empatía con su estilo, medio que estas toda la novela remandola. A mi tanta magia me empalago!
    Bien Gab x la reseña!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una piba muy copada me dijo "No sé cuándo se volvió una Gurú" y yo la amé.
      Besos locura!

      Eliminar
  7. Hola Gaby! Yo lo termine hace unos días... y antenoche volví a leerlo en barrida, muy rápido deteniéndome en los momentos que a lo mejor no disfruté por la intensidad de la lectura. Creo haberlo leído en dos intensos días de desvelo y comidas expres. Finalmente, esa repasada me hizo disfrutarlo un poco mas y darme cuenta que, por ejemplo la historia de Oliver no se... no me conquistó, sentí que este personaje en específico no me aportaba mucho a lo que estaba sintiendo. Me cortaba la emoción.
    Como en los anteriores libros... en Valeria y en Martina... La BetaCoqueta nos sumergia en el mundo de todos los personajes. Los secundarios igual eran poderosos, no molestaba acompañarlos en sus experiencias. Con oliver me molestó, hasta me estorbó, pero bueno... esa fue mi percepción. A pesar de que el personaje en si mismo, no me desagradó... a lo mejor me hubiese gustado teniendo un romance con abel... que se yo, algo no tan predecible.
    Sobre Hector y Sofía... (si, pongo a Hector primero porque me ha enamorado profundamente) No es como Victor de Valeria (otro papurri), Héctor es todo lo contrario, es sensible, la caga, arregla sus problemas, no le da miedo decir lo que siente, pero al mismo tiempo no quiere causar daño a nadie, no es héroe... no es de esos personajes predecibles. Héctor te sorprende.
    Sinceramente, yo no pude no enamorarme de Hector, porque lo senti muy real y cercano, ahí al alcance de mis manos (baba). Sofia, por su lado es un ser adorable... nada que decir... amada en su fortaleza y en su debilidad... un azúcar de mujer.

    En resumen, ha sido un viaje tremendo. He tenido el corazón apretado, he reído, he disfrutado... pero he extrañado esos personajes secundarios con presencia, con historia.
    Hector y Sofia son capaces de ayudarnos a mirarnos a nosotros mismos en una perspectiva diferente.

    Espero ansiosa "La magia de ser nosotros", que ya con el titulo promete dulce y purpurina por montones.

    Un abrazo Gaby, siempre leyendo tus reseñas.

    Desde Chile,
    Vane

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Vane
      Entonces Betacoqueta te cumplió la promesa. Te enamoró!
      Me alegro por eso.
      Yo también espero ansiosa la segunda parte, para seguir aprendiendo y subrayando cosas para atesorar.
      Besos enormes!

      Eliminar
  8. Hola mi Gaby!

    Fue terminar este libro y morirme de ganas de leer tu reseña ;)

    A mi este libro me gustó mucho, porque conseguí volver a engancharme con un libro de Elisabet y tener los sentimientos a flor de piel. Para mí el éxito del libro es lo real que es, una historia que nos podría estar contando tranquilamente con un café una de nuestras amigas, eso si, pecando (y bastante) de exceso de reflexiones.

    Lo malo es la espera del segundo y el miedo que tengo (al igual que tu) de como va a desarrollarlo porque si en este ya entra en tanta reflexión a partir de ahora con la distancia, los remordimientos, la pena, el miedo,..... puede llegar a ser un pasar y pasar páginas densas de sentimientos..... Cruzo los dedos para que nos sorprenda pero nos tocará esperar.

    Eché de menos dialogos, esos diálogos que tan bien creaba la autora para romper tensión y que no resultase todo tan denso. Aun así confieso que subrayé en mi kindle incontables partes del libro por todo lo que me hizo sentir.

    Esperando libro y tu reseña posterior!

    Besos mi niña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando tengamos la tarde de mate/café nos damos un panzazo!
      Si, es muy real pero con un guión que les da los mejores pies para dejarnos con esas escenas y frases atesorandolas.
      Ya me veo soportando todos los pensamientos de Héctor. Queriéndolo matar seguramente, pero al final, sé también, que tendremos el cuento soñado. En eso sí le tengo fe!
      Besos mi reina!

      Eliminar
  9. Yo desde la mitad del libro más o menos empecé a imaginarme finales, todos me asustaban pero el definitivo me pareció medio pavo, me defraudó bastante. Creo que mi problema con Benavent es que me enamoré tanto pero TANTO de Hugo que lo buscó en todos sus libros inevitablemente. Igual muero de ganas de ver como sigue la historia, por supuesto, de algún modo u otro te engancha Benavent con su manera de escribir, ya sea porque amas a sus personajes y no podés vivir sin ellos o porque querés ver si espabilan y dejan de cagarla!!! (Se puede ser taaaan nabo, Héctor???) Jajaja besos Gaby.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Geor
      Bueno, que Héctor haya sido pavo le da un realismo al asunto que ayuda a lidiar con los personajes de la vida real... jajajajajajaja
      Beso enorme!

      Eliminar
  10. Ay GabyY!! Le dije a mi esposo al terminar el libro que sentia este amargo en la boca como cuando comes algo que te gustó, pero que necesitas quitarte el saborcito incómodo!!! Hay que dar credito a la madurez en la pluma, como dices, de la autora, me senti mas adulta, mas a por todas, menos payasa (disculpame, es que a veces, como con silvia, me sentia como si se excedia en la torpeza, y bobadas, hasta con golpes caer y madurar un poco, pero se echaba al menos)!!!
    Necesito la segunda parte, pero es porque necesito como que algo demasiado bueno suceda, solo para que se vaya el mal sabor de algo que me gusto!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ampiss!
      No sé por qué se me escapó tu comentario. Perdón!
      El segundo libro no me gustó pero el primero me resultó sublime.
      Es verdad, la pluma de Benavent es más madura en esta entrega y la amo!
      Besotes

      Eliminar
  11. Tal cual has comenzado tu reseña, cada libro de la Benavent es para mi un encuentro obligado, mágico, esperado, y no sé cuantas cosas más. Es verdad, no todos me han llegado de la misma forma, algunos los he leído dos veces, pero algo que siento a fuego como lectora, es que siento que me respeta; siento ese tiempo de crear esa historia, de abrirse el alma en cada palabra, de ahondar u ahondar tan profundamente en el corazón de sus personajes, que me siento respetada y valorada como lectora ( cosa que no me pasa con otras escritoras inclusive más famosas que Elisabeth en donde veo la necesidad comercial de escribir muchos libros por año con un molde fijo por más cansador). A pesar que Sylvia fue el primero, Valeria lo segundo que leí...llegaron Nico y Hugo y morí... pero mi amor está en Mi isla, me mató, me destrozó, Elisabeth hizo conmigo una madeja de emociones que me costó salir mucho pero mucho de la crisis post Benavent. Tu reseña de Mi isla es la frutilla de la torta porque pusiste en bellas palabras lo que yo no podía... gracias. Por eso cuando ya sabía de Sofía, preventa en Amazon, la Benavent es una de las poquísimas autoras que compro en papel... Sofía uno, esperé, preventa de la segunda parte y logré el sábado 15 de Abril hacerme de los dos; sólo así comencé mi lectura pascualina aprovechando a pata ancha el feriado largo. Lo acabo de terminar. A ver si logro contar lo que me pasa: yo soy Lucía, yo soy Sofía. Cada palabra me ha tocado el alma en algo que creí tener guardado bajo siete llaves, recuerdos que no quise nunca ni siquiera analizar, mucho menos verbalizar. En ese momento tomé una decisión y jamas miré atrás, ni pregunté, ni analicé. Y hoy Hector y Sofía me ponen frente a un espejo donde solo veo dolor, recuerdos que están allí y me pegan en lo más profundo. Entiendo con el corazón a Lucía, comprendo con el Alma a Sofía... y Hector? Hector viene a mostrarme esa cara de la moneda que me niego a entender, me niego rotundamente. En fin... gracias Gaby por tu siempre bella reseña, hay mucho amor en cada una de ellas y siempre gracias a betacoqueta por ese acto, ese don tan humilde de hacer magia con las palabras y llegarnos al alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariela!
      Qué bello leerte. No porque digas algo bello, porque claramente se nota tu dolor y tu trabajo personal para salir adelante. Pero es bello leer que un libro te mostró otra mirada sobre algo. Me ha pasado. ME pasa.
      Sigamos leyendo hasta encontrarnos!!!
      Besos y abrazos!

      Eliminar

Like us on Facebook

Mis recomendaciones