Recomendación: El cuaderno de Nippur

11/27/2015


Para mí es conmovedor relatar esta historia, que se aproxima más a la ficción y a la poesía que a la realidad. Pero que es aún más conmovedora por ser… real.
Comienza con otra: la de un guerrero humano, duro con los duros y blando con los débiles, llamado Nippur de Lagash, en los milenios del bronce y de reinos hoy casi olvidados.
Algún lector mío, llamado Sebastián, apreció en él esas virtudes de valor y piedad, y decidió poner su nombre al niño que con su esposa Marie esperaban…
Pero lo que no debió pasar de una anécdota se vuelve un combate contra los molinos de viento de la burocracia.
El nombre no es reconocido como tal (aunque exista desde hace cinco mil años). Con bravía terquedad Sebastián y Marie insisten: recurren a abogados, juristas, agotan a los ministerios, sacuden el polvo de las leyes…
¿Vale la pena tanta lucha? ¿Por un nombre? Sí.
Pues si dejas de luchar por tus pequeños derechos, un día dejarás de hacerlo por los grandes.
¡Y ganan! ¡La ley se cambia! ¡Júbilo para todos los que han seguido ansiosamente su lucha!
Uno de los cuales fui yo, hasta que me pusieron a ese niño con nombre de héroe en los brazos.
¿Final feliz…? No.
Marie, su madre, cae mortalmente enferma, cuando el niño Nippur cuenta con apenas dos años, y debe permanecer en cama, en tratamiento, hospitalizada…
Otra batalla comienza, y en ésta ella es la heroína. No se rinde, aunque sabe que no podrá vencer al terrible enemigo. Compila este maravilloso libro para su hijo, para que aprenda que la valentía es eterna porque el recuerdo la rescata siempre.
Es su canto de cisne y su legado de amor para los suyos.
Coloco una flor en su recuerdo, e imagino a mi héroe recibiéndola en otro mundo de valientes y
bendecidos.
Así sea.
Robin Wood (creador de Nippur de Lagash)

Esta es la sinopsis escrita por el creador del personaje con el que María Vázquez (Marie) y Sebastián, quisieron nombrar a su hijo. El fruto de su amor. El amor de sus vidas: Nippur ("Mi pibe" como decía Marie).
Esta es la sinopsis de un libro que Marie hubiera preferido no tener que escribir o al menos eso supongo yo, que no la conocí.
Supongo, porque me atraganto de sólo pensar todo lo que una mamá desea contarle a su hijo y de pronto, la muerte te apura y te empuja a resumir en un cuaderno lo que querías transmitir durante una vida más larga.
Supongo, porque Marie siempre me sorprendió y  en cada una de esas sorpresas me mostró algo, que casualmente yo andaba necesitando ver.


María Vázquez escribió y dibujó este cuaderno mientras peleaba contra el cáncer. Murió a los 43 años, en abril de 2015, en la habitación de un sanatorio en Buenos Aires. Su último deseo fue que Nippur, su pequeño hijo de 3 años, pudiera, al leer estas páginas, recordarla, conocer su historia y aprender.

Más o menos para la época en que diagnosticaron de cáncer a uno de los más grandes amores de mi vida, el destino me llevó a la cuenta de @kireinatatemono (porque el destino conmigo siempre fue amable) y comencé a leer a una mujer que peleaba para quedarse acá, viviendo la vida que tenía pensada vivir.
Marie podía ser cualquiera de nosotras. Pero era ella. Única y sin reemplazo.
La única mamá de Nippur.
Luchó para sanar y cuando supo que ya no quedaba otra cosa más que aceptar la muerte, se fue con una sonrisa y los puños apretados.
Pero dejó un cuaderno para su hijo. Un libro donde una mamá decide no perder la voz en esa batalla injusta que intentó ganar.

El cuaderno de Nippur

Esta recomendación es especial para mi. El libro es un tesoro que se diferencia de cualquier otro en el mundo y es por eso que no puedo clasificarlo como a los demás.

En la nota publicada por el diario Clarín, Florencia Conzuolo relata cómo fue gestándose este tesoro:

"...El cuaderno salió del sanatorio y fue atesorado por una de las "soldadas" de Marie en una caja fuerte. Otra fue la encargada de escanearlo con inmenso cuidado y amor. El contenido llegó a la editorial, donde tras considerarlo "glorioso" se puso en marcha un trabajo prácticamente artesanal para reproducirlo tal cual y preservar al máximo el original, al punto que lo escanearon sin desarmarlo. Fue impreso en papel con acabado rústico, en cinco colores en lugar de cuatro, porque Marie inundó las páginas de un naranja flúo que era imposible lograr de otra manera. Además contiene dos inserts: un sobrecito con un poema en su interior y un desplegable, copias exactas de los que la autora pegó en las hojas. El diseño de la tapa es mérito de Sebastián, que en un rapto de iluminación recordó que su mujer amaba la Sylvaletra." (ver nota completa)

Mis sensaciones

El cuaderno de Nippur no es una historia de ficción. No es un drama, aunque el final triste lo conocemos desde el principio y nos anuda la garganta.
Tampoco es para nosotros. Fue escrito para Nippur. De parte de su mamá, con un mensaje para toda la vida.
¿Porqué deberíamos leerlo, entonces?
Porque es mágico.
Al principio pensaba que un libro escrito para un niño iba a resultarme obvio y aburrido, aunque no dejara de ser conmovedor. ¡Me equivoqué!
Porque la magia inunda cada página y la voz de Marie se transforma en la voz de todas las madres.
En este libro, ella le cuenta a su pequeño quien fue su mamá y puede que Marie no tenga nada que ver con la mujer que nos dio la vida, pero el mensaje no es que su equipo de fútbol era Boca Juniors.
No. Simplemente es una mamá queriendo que él sepa todo de ella.
Cada mamá tiene su lista propia, pero al leer los mensajes de Marie para "su pibe", uno encuentra todo lo que una mamá le dice a sus hijos durante toda una vida.
Todas las semillas que cotidianamente nuestras madres van sembrando durante nuestro crecimiento, Marie tuvo que arrojarlas por adelantado.
Y en esas palabras encontramos a nuestra mamá. Con las recomendaciones más simples y las más importantes de la vida.

Es tan mágico este cuaderno, que está escrito para que Nippur pueda ir descubriendo a su mamá desde sus tres años de edad, pero que esconde, como tesoros, mensajes que él irá entendiendo a medida que su vida vaya transcurriendo.
Marie le sacó la lengua a su partida y se quedó en estas páginas. Tragándose la bronca de no poder estar en los momentos que siempre quiso compartir con su hijo, su primer grado, su primer amor, sus miedos... el descubrimiento de la vida misma.
Entonces escribió, dibujó y llenó de amor este cuaderno, que es el regalo más AMOROSO que vi en mi vida.

El cuaderno de Nippur habla de la vida, la muerte y el amor. Las tres cosas más importantes que nos mueven desde que nacemos hasta que morimos.
Podemos leer a una mamá contándole a su hijo dónde nació, cómo fue su infancia y la mala suerte de enfermarse así.
También le deja indicaciones, esas con las que toda madre nos llena la vida: comé todo, no seas mañoso, jugá mucho...
Para el momento preciso, en que Nippur necesite saber más, Marie le cuenta desde otro lugar sobre esa enfermedad que se la llevó, la quimioterapia que intentó sanarla y lo mucho que le jode irse antes de tiempo.

“Hacé muchas cosas que te gusten. Muchas. No te privés. No dudés. Pero tratá de mantener la boludez al mínimo. Pasión y amor”

Es tan mágico este cuaderno que todos van a sentir ese amor. Quienes sienten la asfixia cruel e infinita de no tener más a su mamá para compartir el día a día, van a encontrarse con ella al leer este tesoro.
“Nada dura para siempre. Ni el helado. Ni las películas. Ni lo feo. Ni lo lindo. Ni las hojas de los árboles. Ni mamá. (Pero yo voy a estar en tu corazón. Hasta que vos tampoco dures para siempre pero estés en otros corazones y así nada muere nunca, algo sigue siempre”.)
No te prives de leer este cuaderno, porque toda mamá está presente en cada página. La voz universal de una mamá, la tuya, la mía o Marie, aparece susurrándote al oído:


¡Y el amor, sana!

En resumen

Cuando vi este libro, pensé en todos los que ya no tienen a su mamá y en lo mágico que sería volver a sentirlas cerca. Un poquito más...
Les aseguro, que mientras vayan pasando las páginas de este cuaderno, van a tener a sus mamás sentadas al lado, como hace muchos años, cuando nos contaba un cuento para mimarnos con todo ese amor infinito que las hace únicas, inolvidables y eternas.
Este cuaderno no es un libro. Es un regalo. Un amor y un reencuentro mágico.
¡Gracias, Marie! Si algo aprendí al leerte, es que en el amor,... ¡se puede creer!

Tal vez te guste

6 comentarios

  1. Hay Gaby!! que belleza te salió del alma; solo con leer tu reseña se me apretó la garganta ...veré como lo consigo acá en Panamá, pronto estamos a celebrar el Día de las Madres acá y sería un regalo espectacular.

    Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Annlyb!
      Gracias!
      Si, se hace un nudo en la garganta. Pero el libro es positivo, no es un bajón. Es un gesto de amor tan universal que por eso es mágico y nos toca a todos.
      Ojalá Editorial Planeta lo edite en Panamá. No lo sé... Es un libro tan artesanal que es un milagro que lo hayan editado. Los felicito por eso.
      Sin dudas, es un regalo especial para mucha gente: para quienes extrañan a su mamá, para chiquitos que tienen que entender lo inentendible, para grandes que volverán a escuchar a sus mamás y para las que son madres y van a sentir cada fibra de su ser emocionarse con la voz de María.
      Beso enorme!

      Eliminar
  2. Hola Gaby !! Te lo dije el otro día en face.... espero ansiosa tus posteos.... Pero éste en particular, toca una fibra íntima... la de M A M Á ... la que perdí físicamente hace 3 años y medio. A Annlyb B se le "apretó la garganta" .... a mí.... "se me pianta un lagrimón" -como dice nuestro tango- .... pero un lagrimón que pronto deviene en sonrisa.... xq el cuaderno de 164 pag. que Marie le dejó a Nippur.... mi mamá me lo dejó escrito en el corazón a lo largo de 41 años. Pero no solo eso... aún hoy, mirando y ordenando algunas cosas de mamá.... me encuentro con "sorpresitas" como mis tarjetitas de "feliz cumple" o "feliz día mamá" o las tarjetitas que hice "porque si" (si un motivo aparente, solo el quererla) de cuando iba a la escuela primaria.... o me encuentro con alguna oración escrita y diseñada de puño y letra de mamá, dirigida a algún Ser de Luz pidiéndole por algo para mí (entre otras personas). Me anoto con éste libro.... sé que me emocionaré (y mucho).... sé que se piantarán varios lagrimones.... pero sé que el corazón seguirá estando en paz y más lleno de amor que antes. GRACIAS!!! por la recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Peline!
      Me hiciste emocionar hasta las lágrimas con tu comentario.
      Trato de no ser tan autoreferencial es mis reseñas o comentarios (aunque a veces no me sale), pero cuando los demás, como vos, abren su corazón, no puedo cerrar el mío.
      Mi papá está enfermo. La misma enfermedad espantosa que cuenta Marie. Y aunque aún puedo compartir tiempo con él, se me anuda la garganta al imaginar los tiempos de ausencia.
      Te leo decir tres años y se me acalambra el corazón. Te abrazo con el alma, Peline!
      Las mamás no necesitan escribir libros, como vos decís, van dejando mensajes en todos lados, toda la vida. Por eso este libro emociona tanto, porque María no tuvo más tiempo para compartir con Nippur, pero no se quedó callada.
      En ella, están todas las mamás: amorosas, dulces, cómplices, amigas, protectoras. Únicas.
      Gracias por tan lindo mensaje, hermosa!
      Beso GIGANTE!

      Eliminar
  3. wauuu que impresion, obvio quiero leerlo, lo voy a leer gracias por recomendarnoslo

    ResponderEliminar
  4. wauuu que impresion, obvio quiero leerlo, lo voy a leer gracias por recomendarnoslo

    ResponderEliminar

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook