Nada más que problemas - Rachel Gibson

by - 6/05/2013

La exitosa carrera como jugador de hockey y capitán de los Chinooks de Seattle de Mark Bressler llegó a su fin el día que tuvo el accidente que destrozó la mitad de los huesos de su cuerpo. Y desde que salió del hospital, los burócratas del equipo no han hecho más que mandarle asistentes sanitarios a casa; claro que él consigue espantarlos a velocidad de vértigo... Hasta que se topa con una realmente obstinada.La carrera como actriz de Chelsea Ross se estrelló antes de despegar —jamás pasó de ser la reina del grito en películas de serie B—, así que abandona Hollywood para… acabar convertida en la asistente del más malhumorado jugador de hockey del mundo. Si no necesitara tanto el dinero, saldría de allí pitando. Chelsea puede tolerar el mal humor de Mark y su actitud prepotente, pero no está preparada para resistirse a la atracción que termina sintiendo por él. Por eso, cuando el famoso chico malo del hockey pone los ojos en ella, sabe que el tiempo de gracia ha terminado. ¿Será capaz de enfrentarse a todos los problemas que surgirán si cede a la pasión que Mark despierta en ella?

Ya falta poco para terminar de reseñar la serie “El equipo de hockey Chinooks” y debo decir, que así como me encantó en sus comienzos, el cuarto libro me había dejado un poco desanimada.
Para ser justa les confieso que mi opinión puede estar influenciada por dos cosas, primero, que las versiones de estos libros son traducciones de fanáticos, porque todavía en español no fueron publicadas y segundo, porque comencé a leer la serie de SEP sobre los Chicago Stars y es sin duda una serie superior y muy similar a la de Gibson.
Dicho esto, afortunadamente puedo contarles que el quinto libro de los Chinooks me gustó y volvió a poner la serie en carrera. Me falta uno solo y ruego a Dios que el cuato haya sido sólo un bache.

La historia

Ya en el libro anterior se veía venir la historia protagonizada por el ex capitán de los Chinooks que se vio a obligado a dejar de jugar por un accidente en el que casi pierde la vida.
La frustración de verse limitado físicamente lo llevan a tener una actitud huraña y quienes más lo padecen son los asistentes médicos que pasan por su vida sin durar más de una jornada.
Pero un día llega Chelsea, una actriz de reparto que sueña con triunfar en el cine y para eso siente que debe modificar cierta parte de su anatomía. El equipo de hockey Chinooks es quien se encarga de solventar los gastos médicos de Mark que el seguro y las asistentes forman parte de esos gastos.
Cansados de que ninguna dure en su puesto de trabajo, le ofrecen a Chelsea 10mil dólares más si logra permanecer al lado de Mark.
Chelsea ve esta oferta como la oportunidad para obtener su pasaporte a la cirugía por lo que se arma de paciencia para enfrentar el mal humor y los maltratos de Bressler.
Lo que ninguno imaginó es la atracción que iba a surgir entre ellos.
En esta historia el galán está en su estado más vulnerable y esto aporta al relato un matiz diferente, que al igual que en los otros libros, la pasión y el romance hacen de su lectura un grato momento.

Mis sensaciones

Después de no haber disfrutado nada el libro anterior de la serie, comencé este libro con poco entusiasmo y a decir verdad, el hecho de haber comenzado la serie “Chicago Stars” de SEP, también hizo que la serie de Gibson perdiera un poco de brillo. Por eso les recomiendo leer primero los libros de “El equipo de hockey Chinooks” antes de comenzar con Susan Elizabeth Phillips. Así dejamos lo mejor para el final.
Pero “Nada más que problemas” me gustó y me quitó el sabor amargo del libro anterior.

El discurso

La pluma de Rachel Gibson sigue siendo la misma que en los libros anteriores y el mundo del hockey es sólo un marco que poco pesa en la historia.
La fórmula de un hombre que está cerrado al amor y una mujer que pone su mundo de cabeza es la que domina el relato y el resultado es una novela linda, fresca y romántica, que tiene temas secundarios que podrían haberle dado más drama o profundidad pero que con toques de humor, tensión sexual y la frescura de Gibson, terminan siendo casi una comedia romántica entretenida.

Los personajes

Los protagonistas logran destacarse de los otras parejas de la serie.
El personaje de Chelsea brilla por su espontaneidad y frescura y fue dotado de una personalidad original y chispeante que le da brillo a esta historia.
Bressler en cambio es un personaje más rígido y su presente está cargado de tensión y frustración.
El contraste de estas personalidades hace que su unión sea dinamita y los conflictos entre ellos brindan al relato la dosis justa de tensión.

El tema

Como dije antes, el tema de esta novela podría haber derivado en una historia más sensible y profunda, pero la autora sigue fiel a su estilo y a lo que las lectoras esperan de ella.
Bressler tuvo un accidente en el que casi pierde la vida y lo terminó alejando del hockey.
La frustración y las limitaciones que el accidente le dejó hacen que su personaje bucee por aguas grises pero la luz de Chelsea lo saca a flote.
La diferencia en este libro radica en el personaje de Mark, que a diferencia de los típicos machos todo poderosos, él se encuentra en su estado más vulnerable y encuentra en el amor de Chelsea, la fuerza para vencer sus limitaciones y enfrentar su nueva vida.
De todos los libros de la serie, este en particular tiene aristas que bordean lo melancólico y que logran casi emocionar, si no fuera por la agilidad y chispa del discurso, estaríamos ante un libro sentimental, pero quédense tranquilas, Gibson les cuenta un cuento para leer con una sonrisa.

En resumen,

No es mucho lo que puedo decir de este libro que no repita lo mismo que vengo encontrando en los otros de la serie, pero lo importante es que Gibson vuelve al camino después del bache que representó el 4º libro de la serie.
En “Nada más que problemas” se van a encontrar con una historia de amor que gusta y entretiene, con un galán que enamora por el simple hecho de estar vulnerable y eso ya es una diferencia y con una mujer como protagonista que es original y divertida.
No esperen mucho de este libro, es uno más, que es lindo, entretiene y tiene sus momentos deliciosos pero que no llega a ser inolvidable ni mucho menos.
Queda un libro más y termino con la serie, por lo menos el quinto libro no fue un aburrimiento.
Le doy medio punto menos que a la media porque al ser una versión traducida por fans, el placer de leer se vio un poco complicado pero está bien. Es una linda historia. (este año se supone que sale la versión oficial en español y prometo volver a leerla, porque a Mark, lo adoré)


You May Also Like

8 comentarios

  1. La única conclusión que saco de Rachel Gibson es que le gusta el "hockey y los jugadores de hockey". Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajajajajjajajajajjajaa
      a mi el 1º y el 3º me encantaron!!!!
      Besos!!!!

      Eliminar
  2. Chicas ustedes saben como se llaman los libro de esta trilogía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor!
      ¿De qué trilogía? Este libro de Rachel Gibson? Es de la serie "El equipo de hockey Chinooks".
      http://leyendo-ando.blogspot.com.ar/2013/04/serie-el-equipo-de-hockey-chinooks-de.html

      Besos

      Eliminar
  3. ¡¡¡A mí me encantaron los 6 libros que tiene esta serie hasta ahora!!! Pero bueno, a mí me gustan casi todas las historias con deportistas, jejejeje (ya tu sabesss, jajaja). Besos Gaby!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jjajajajajajajjjaja "ya tu sabes" me sonó a reggeaton!
      jajajajajajjajajajajajajjajaa
      Si, tenés como un temita con el deporte pero... ¿dónde está el deporte? Porque la pista de hielo casi que ni la pisan.
      Igual hasta ahora el único que no disfruté fue el 4º. Mis favoritos son el 1º y el 3º. me falta el último.
      Besotes!

      Eliminar
  4. Hola Gaby!! Yo de esta escritora no había leído nada; no me llamaba mucho la atención... Pero hace pocos días me leí Daisy vuelve a casa y ME ENCANTO! súper recomendable; es de esas historias con protagonistas que creen en las segundas oportunidades! Así que me voy animar a leer mas de Rachel Gibson!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gina, hermosa!
      Me encantó leer a Gibson y espero pronto hacerme tiempo para disfrutar más de ella.
      Besotes

      Eliminar