Treinta noches con Olivia - Noe Casado

by - 12/07/2012

Olivia quiere dar un giro a su monótona vida y buscar nuevas experiencias.
Ella ansía vivir una aventura y liberarse de los cánones establecidos.
Pero en el pequeño pueblo de Burgos en el que reside no abundan los hombres.

La oportunidad de dar rienda suelta a sus fantasías se le presenta cuando aparece Thomas, un inglés estirado y prepotente al que ella no soporta, pero por el que se siente tentada y atraída.
Las cosas se complican hasta tal punto que lo que iba a ser un apacible mes de agosto termina desembocando en un tormentoso y ardiente verano, en el que tanto Olivia como Thomas descubrirán que nadie es lo que parece...

La historia

En su Londres natal, Thomas Lewis es sorprendido por el abogado Manuel López, que llegó de España para informarle del fallecimiento de su padre. Hacía años que no sabía nada de su progenitor, excepto que era un alcohólico que les había causado mucho dolor a su madre y a él.
Con la noticia de su muerte, también descubrió que tenía una medio hermana adolescente a cargo de su tía Olivia, en Burgos, España. A su pesar, debía viajar allí y ocuparse de todos los asuntos legales.
En cuanto llegó a España, todo comenzó a salir mal: las reservas en su hotel habían sido canceladas, el abogado de su padre se había marchado y no volvería en treinta días y el primer encuentro con su hermana había sido desastroso.
La adolescente le detestaba y no intentaba ocultarlo, pero la sorpresa más grande se la llevó al conocer a la tía. Olivia no era una vieja como se la imaginaba, al contrario, era una mujer sensual que derrochaba juventud.
Acostumbrado a tener el control de todo, y sin tener lugar donde hospedarse, Thomas se impuso frente a las dos mujeres y decidió que compartiría la vivienda con ellas, después de todo, la casa también era suya.

Así comienza esta historia marcada por las antagónicas personalidades de los protagonistas.
Olivia es espontánea, libre y simple. Thomas es estirado, estructurado y autoritario. Y entre ellos, una adolescente que ha perdido a sus padres y que teme ser separada de su tía, que lo es todo para ella.
Entre los tres deberán pasar un mes de convivencia, un mes que puede servir para conocerse o para odiarse.

Mis sensaciones

Cuando reseñé “Divorcio” de Noe Casado, destaqué que me gustaba el estilo de la autora pese a que tenía muchos puntos por pulir. Le di mi voto de confianza porque era su primera novela y para el momento en que la leí, se estaba lanzando su tercera novela: “Treinta noches con Olivia”. Supuse que para cuando la leyera, iba a encontrarme con un crecimiento autoral que me sorprendería, pero no fue así.

Al decir esto, pareciera que haré una reseña negativa sobre su novela, pero aunque podría concentrarme en los puntos que siguen siendo débiles en el trabajo autoral de Casado, debo decir que disfruté de su lectura.
Para mí fue una comedia romántica que se vendió como novela erótica. Con escenas de sexo, si, pero con un humor chispeante que me entretuvo y que hizo de su lectura un recreo.

Una autora que me gusta, no sé muy bien por qué y una historia entretenida, son dos factores que pueden llevarme por un camino TIBIO a la hora de reseñar, pero trataré de explicar lo que me ha gustado y lo que no.
Empecemos por el título “Treinta noches con…”, claramente hay una influencia de “Cincuenta sombras de…”, pero puede que milagrosamente sea una casualidad del destino (editorial). Si el título tiene que representar de alguna manera el tema central de la novela, en este caso, no se aproxima realmente. En realidad Thomas pasa un mes con su hermana y la tía de ésta y el vínculo no llega a ser ni tan íntimo ni tan profundo como para ser la dueña de esas treinta noches ni mucho menos de un título.

Los temas

En esta novela encontré, básicamente, tres temas importantes:
El primero es el conflicto emocional de Thomas al descubrir la muerte de un padre abandónico que fue un muy buen hombre los últimos años. Este tema explica muchas conductas de Thomas y sus acciones, pero no es desarrollado apropiadamente, dejando muchos puntos sueltos.
El segundo tema es la convivencia de Thomas con Olivia y Julia, su medio hermana. Aquí la autora nos brinda gran cantidad de situaciones y diálogos ácidos que entretienen y hacen la lectura sumamente ágil pero sin ningún desarrollo del tema.
Los conflictos se exponen y son coherentes dentro de la obra, pero no se profundiza, no se desarrolla, no existen climas de tensión que se sostengan ni mucho menos encuentren un desenlace coherente.

El último tema importante es el vínculo entre Thomas y Olivia y aquí sólo puedo decir que la coherencia desapareció por completo.
Somos testigos de una relación que no tiene un rumbo marcado, sentimientos que no son claros, conflictos débiles y situaciones injustificadas.
Como tema secundario tenemos al pueblo, sus costumbres y su gente, visto con los ojos de un hombre de ciudad, acostumbrado al lujo y al confort de la cosmopolita Londres.

Escenas de eróticas:

mmmmm la verdad, de erótico muy poco, de sensual muchísimo menos. Hay sexo. De día de noche, arriba, abajo… ¡da lo mismo! Lo que sí sucede como marca de “Treinta noches con Olivia” es que entre beso va, beso viene, sexo, va, y va, y va… habrá diálogos hostiles, ácidos, pícaros y sin sentido.

Los personajes:

Me costó mucho empatizar con los personajes, seguramente es por su falta de coherencia.
En muchas de mis reseñas hago hincapié en este punto y es que, sencillamente, cualquier historia puede ser brillante, aunque sea fantasía pura, la diferencia está en la coherencia de los personajes y del relato. Puedo tener un perro volador como protagonista, pero deberé justificar los dones del perro.
De los tres protagonistas, Thomas resulta el más coherente de todos. Es de otro país, habla otra lengua, fue criado con otras costumbres y hasta tuvo un padre diferente al de Julia. El mismo hombre transitó su paternidad de manera muy distinta entre un hijo y otro y eso justifica los recuerdos tan distintos que tienen los hermanos Lewis.
El personaje de Julia irrita y conmueve de la misma manera. Es de todos los personajes el que está más justificado: una adolescente que perdió a sus padres y que teme ser separada del único familiar que le queda, de su pueblo, de sus amigos, de la única vida que conoció.
Ahora, si hablamos de Olivia, encontramos todas las incoherencias del libro.
La quise, desde el primer momento, pero creo que fue pura solidaridad de género. Es un personaje que no llegué a entender.
En la primera escena que los tres comparten en la cocina, nos encontramos con una Olivia madura, centrada, medida y conciliadora. Imaginamos que sería el nexo entre los dos hermanos enfrentados y que sería el hilo conductor de la trama.
Bueno, nada de eso sucede. Olivia es una chica con poca experiencia en materia de hombres, con una sola relación en su haber y con mucha frustración acumulada luego de ese noviazgo. Inexplicablemente, aprovecha la llegada de Thomas para comportarse como la mujer más promiscua del pueblo y no sólo permite que él lo piense, sino que lo alienta.
Esta decisión autoral es la que da pie a un montón de diálogos picantes, agresivos y ácidos entre ellos, que en algunas ocasiones entretienen pero que terminan mareando al lector.
Llega un momento que uno ya no sabe por qué pelean, y lo que es más grave, uno nunca sabe que es lo que el personaje pretende.
No hay un rumbo definido que permita al lector acompañar a los protagonistas en la travesía.

Es una historia original, con personajes que entretienen pero en general, falta coherencia en el discurso.
Lo bueno o lo malo pasa sin razón.
Cuando se pelean, uno ya ni sabe por qué, cuando se desean, menos, cuando se enamoran uno tampoco lo entiende.Diálogos chispeantes y poca construcción de los personajes.
Si bien el personaje de Thomas está muy bien construido, sus acciones no son coherentes con su perfil y la autora no justifica nada en el relato.
El personaje de Olivia es el más incompleto de todos.
Entretiene, agrada y uno le toma cariño, pero no es un personaje que se llegue a entender.

Al igual que me pasó con los libros anteriores, me encontré con escenas discursadas con mucha tensión, generando mucha expectativa para luego quedar desdibujadas u olvidadas por la autora.
Mi sensación es que hubo un buen punto de partida, pero no se supo nunca por dónde llegar al final. Y hablando de finales… otra característica de Casado es el final abrupto, rápido y sin epílogo.

En resumen:

Si quieren pasar un rato entretenido, van a encontrar en este libro pasajes que cumplen ese objetivo. El resultado será olvidable y es un libro que se agrupa con muchos, siendo uno más del montón. Ágil, divertido, desconcertante y con un final lánguido, “Treinta noches con Olivia” es el tercer libro de Noe Casado y ya puedo decir que su estilo es así. Una autora que esboza una buena historia y se pierde intentando desarrollarla. Un discurso flojo que puede mejorar. NO es un libro malo, pero definitivamente no es un buen libro.



You May Also Like

12 comentarios

  1. Opino y totalmente como tu. Noe Casado siempre ha sido una compra segura para mi, después de conocer su estilo de su primer libro publicado….. me esperaba mucho mas con èste...La verdad fue q me decepciono.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. 30 noches con Olivia es lo primero que leo de Noe... Y la verdad me hizo reir mucho.... Para mi es un muy libro para pasar el domingo en cama leyendo....

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Aunque estoy de acuerdo en el final tan abrupto y un poco ilogico por lo mismo, me rei muchisimo, no conozco algunos terminos y asumi que Olivia y su sobrina eran un poco de 'provincia' por lo que me parecio extraño que Thomas quisiera algo serio... pero el libro si cumple con la funcion de hacer reir bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me hizo reír mucho, el tema es que se suponía que era erótico y para mi fue una comedia.
      Como comedia, es bueno. :)
      Amé Divorcio!

      Eliminar
    2. me recomiendas Divorcio??

      Eliminar
    3. De Noe Casado es el que más me gustó. Lo disfruté mucho. Hay mejores pero yo lo adoré... :)

      Eliminar
  4. Hola !!!1 Estoy de acuerdo con vosotras. Una novela para pasar el rato, con momentos que te ries y esbozas sonrisa, que ya es mucho. Pero es cierto que, de todos los personajes, Thomas es el que se salva. Parecía que Olivia, al principio iba a ser la más coherente pero, al final, es Thomas.
    Muchas gracias por la reseña. María CP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María!
      Coincidimos totalmente!
      Gracias por pasar a contarnos qué te pareció el libro.
      Un beso grande, Gaby.-

      Eliminar
  5. Hola....nada que agregar....en esta reseña me leíste el pensamiento....no fue posible enamorarme de Thomas....la verdad aveces la trata como un cretino..no entiendo encuentro justificada que Olivia quiera parecer promiscua..pensé ahhh bien una relación estrictamente sexual ...y wuala de la nada el no puede vivir sin ella..no se en que punto...de que se enamoraron el no del otro....y para terminar...estoy realmente preocupada...EN ESPAÑA NO CONOCEN LA PÍLDORA DEL DIA DESPUÉS.? Saludos att Marcela JI .nueva en tu blog que todavía no domina como escribir mi nombre en el comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marce!
      jajajjajaajajaj me mataste con eso de: "¿de qué se enamoran el uno del otro?" ¡TENÉS RAZÓN!!!!

      ¿No tenés una cuenta de Gmail? si tenés una y estás conectada con ella, registra tu nombre y tu avatar.
      Igual, con poner tu nombre ya sé que sos vos: Marcela, de Colombia ;)
      ¡Nos las ingeniamos!
      Beso enorme y espero verte seguido. ¡Sos bienvenida!

      Eliminar
  6. Como puedo hacer para leerlo, me gusto los comentarios . Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      Lo puedes comprar en distintos formatos por internet, por ejemplo.

      Eliminar