Los noventa días de Genevieve, Lucinda Carrington

11/24/2012



Él es un arrogante hombre de negocios que siempre consigue lo que quiere.
Y lo que quiere es que Genevieve pase los próximos noventa días sometiéndose a cada uno de sus deseos.

Una oscura y sensual historia de amor y obsesión.




Pareciera ser que la editorial Suma de letras está rastreando títulos que resulten el éxito como el recogido por otras editoriales dentro del género erótico y hasta ahora, ninguna de sus elecciones me ha convencido.
Al igual que me sucedió con “La sumisa insumisa”, al leer “Los noventa días de Genevieve” me encontré con una novela que intenta ser lo que muchas, sin lograrlo.

La historia:

Genevieve es una representante de cuentas en una pequeña empresa de publicidad y debe conseguir que James Sinclair, un poderoso empresario, firme contrato con ellos.
Ella no se sorprende, cuando el atractivo Sinclair, le propone disponer de ella a su gusto, durante noventa días a cambio de la deseada firma.
Genovieve, que vive para el trabajo, accede al trato sin dudarlo y así comienzan los tres meses más intensos de su vida.
Al poco tiempo, lo que para ella era un intercambio de favores, se torno personal y sus sentimientos por Sinclair comenzaron a ser más importantes.
En ese punto, su miedo ya no es que él no firme con la empresa que representa. Lo que más la angustia es qué será de ella luego de los noventa días y James Sinclair ya no la necesite.

Mis sensaciones

En primera persona, la protagonista narra los noventa días como amante sumisa del sensual y poderoso James Sinclair.
La autora, vuelca en el relato, un compilado de escenas eróticas que abarcan la morbosidad, la dominación, el bondage, el sadomasoquismo y el voyerismo, entre otras prácticas.
Todo el libro me resultó un catalogo erótico que no llegó a ser verosímil ni desde lo emocional ni desde lo psicológico.
El tema planteado, no tenía una historia que pudiera hacerlo sostenible a lo largo del relato, llevando a cuestas una introducción pobre y un final poco creíble.
Lo previsible forma parte del nudo de esta historia, haciendo de su lectura un pasatiempo obvio y sin emoción.
La ausencia de sentimientos y emociones dominaron los párrafos, y  los climas eróticos creados por la autora apenas me convencieron.
Al leerlo recordé mucho mis sensaciones al leer “El límite del placer”, y en todo momento sentí, que más que una historia con ganas de ser contada, tenía en mis manos el intento por lograr un éxito comercial.

Los personajes

Fueron desarrollados débilmente, en realidad, no fueron desarrollados en absoluto.
Para poder empatizar con el personaje, necesito entenderlo, y en este caso, no fue posible.
La autora sólo nos cuenta que Genevieve es una adicta al trabajo, con una vida social casi inexistente y es tan ambiciosa como para aceptar ser la esclava sexual de un cliente a cambio del contrato anhelado.
En el caso de James Sinclair, pasa más o menos lo mismo. La autora deja al lector al margen de las intenciones, deseos y todos los aspectos emocionales del protagonista.
Sí podemos palpar su sensualidad, su poder y su libertad en materias de placer, como también su morbosidad y la falta de límites.

"Los noventa días de Genevieve" me resultó por demás obvio y falto de creatividad, con un par de escenas bien logradas y un sinfín de sitios comunes.
Un discurso sin dirección de Lucinda Carrington, con un final que nada tenía que ver con la estructura del relato y donde a “presión” se instala un final cargado de una sensibilidad y emoción que no existieron en los tramos anteriores de la historia.

En resumen,

No lo recomiendo por la sencilla razón de que hay historias muy parecidas pero mejor escritas y para ser una obra que Suma de letras re-editó aprovechando el éxito de otras historias que exploran la misma temática, debería al menos, ser mejor.
Así como “Pideme lo que quieras” tiene muchos puntos de contacto con “Cincuenta sombras de Grey”, puedo asegurar que la autora mejoró la fuente de inspiración. En esta novela, la editorial la promociona comparándola con la obra de E.L James, un grave error. 



Tal vez te guste

8 comentarios

  1. Se quedo con la inspiración de 50 Sombras, pero no logro más que un catálogo erótico sin emoción y sentimiento.

    ResponderEliminar
  2. Leyendo Ando.... Tomo en cuenta tu conseji y NO lo leere!!!!

    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Que estupidez tan grande hizo que la autora y la editora de este libro, terminaran con ese final tan inverosímil? Qué se les pasó por la cabeza en ese momento? Que una situación así es romántica?
    No. Cualquiera.
    Además ya no me gustan los libros donde no sabemos qué es lo que sienten o piensan los dos protagonistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una vergüenza pero lo más detestable es que es muy obvio que salen a buscar libros que vendan como 50 sombras y se nota... ¡Se nota el curro!

      Eliminar
  4. Antes de leer ese libro hay que informarse de que no es una copia de nada pues fue escrito en la década de los 90´s, en todo caso sería al revés, otras autoras lo tomaron de base para sus historias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Ya que vos sugerís informarse, yo te sugiero aligerar el tono en el que emitís tu mensaje.
      Cuando hice la ficha, Suma de letras sólo publicaba el 2012 como fecha de publicación. Ahora que me mandaste a informarme, descubrí que se publicó inicialmente en el 2008.
      De todos modos, lee mejor la reseña, porque en ningún lado se dice que está copiando a nadie.
      Hay 300mil libros que hablan del bdsm. algunos están buenos y otros como este no me gustaron ni un poco.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Buff... menos mal que no soy la única que opina así! Me leí el libro después de haber leído varias reseñas buenas y me llevé la mayor decepción de mi vida. No entiendo que es lo que le ven, a mi no me llegó en ningún sentido, no hay historia que contar. Es más bien una serie de relatos eróticos pero que si me dicen que cada uno está protagonizado por diferentes personas me lo creo perfectamente. Vamos, que no le encontré ni pies ni cabeza, fue una pérdida de tiempo y de dinero!!! Totalmente de acuerdo con tu reseña!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sunny!
      Creo que fue una movida editorial de reponer un título aprovechando el éxito de 50 sombras.
      Siempre es una pena invertir en un libro que no entretiene... ¡qué vengan mejores para equilibrar!
      besos y gracias por tu comentario.
      Gaby.-

      Eliminar

▼ Archivo del blog

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook