San Valentín es para los valientes

2/14/2016


El día de los enamorados nunca me importó como tal. 
Para mí siempre significó una sola cosa: faltan tres días para mi cumpleaños.
Suena yoico, lo sé, pero no reniego de eso. Siempre amé esperar ansiosa esa fecha en la que una vez comencé a escribir mi historia.

Pero tampoco vivo en un termo y cuando mis amigas comenzaron a transitar la peatonal de la soltería no deseada, comencé a escuchar las quejas de los que padecen el día de los enamorados.
Básicamente es una fecha a la que le dan importancia los que están SOLOS.



Al menos, en mis eternos años de novia serial, nunca me entusiasmé mucho con la fecha, pero puede ser que mi interés estuviera puesto en el evento que se avecinaba. (¡Ejem!)
Ni siquiera me molestaba no recibir un súper regalo, porque mi espíritu entusiasta pensaba: “Seguro puso toda su creatividad en el regalo de cumpleaños”.
Les aseguro que más de una vez terminé deprimida sosteniendo un regalo de mierda, pero fue tres días después.
No, mi día de San Valentín nunca se veía arruinado. En tal caso me cagaban el cumpleaños.

Este año me toca transitar, desde otro lugar, el día en que todos hablan de desamor citando a Valentín. Sudando anhelo y exhalando soledad, en un momento de mi vida, donde estoy más soltera que nunca pero rebalsada de amor.
Porque si algo me sorprendió de haber perdido a quien tanto amé, es que me llené de un amor inconmensurable.

Porque el ser humano tiene instinto de supervivencia, supongo. Entonces debe ser como la grasa que almacena el cuerpo para las épocas de hambruna… perdí tanto que comencé a engullir amor por doquier y estoy a rebalsar. ¡Gordura hermosa!

Entonces anoche, sacando pecho para sociabilizar, me reuní con las mujeres que amo y me entretuve bebiendo todo el alcohol que mi organismo resistió, mientras ellas hablaban de este Valentín que fue el tema de la semana.

Quise distraerlas anunciando que lo importante sucedería tres días después, pero noté que así como a ellas les fastidiaba el 14 de febrero, a mí me molestaba tener que inaugurar los cumpleaños sin mi papá.

Y así, un poco ebria y con bronca, miré a esas mujeres increíbles que merecen vivir un amor tan recíproco y agitado, que convierta el día San Valentín en una fecha más. (O en «el faltan tres días de Gaby»)

Entonces Valentín, hablemos.
Te pido que hagas algo un poco más serio que andar por la vida retratado en pañales con un arco y una flecha, pinchando corazones.

Te pido que mires a estas mujeres que adoro y te preguntes conmigo qué mierda está mal en la ecuación.

Tenemos a la que se conformó con un pobre tipo que se sabe tan poco que necesita a una mujer como ella rezando para que nunca la deje.
A ella mandale otro, uno mejor. 
Uno del que pueda enorgullecerse sin quedar como una tonta delante de todos. Uno que no la deje sola en tu día, porque en sus prioridades, un viajecito con amigos era un planazo.
¡Que sea valiente! Y que espere lo que vale la pena encontrar...

A la que tiene miedo, porque el amor ya le dolió, sacudila un poco. Porque hasta en el sinsabor, siempre es divertido salir a jugar.
¡Que sea valiente! Porque el miedo te paraliza la vida.

A la despechada, abrile los ojos, porque las heridas se deben lamer un ratito. Hay que guardar saliva para lo importante.
¡Que sea valiente! Que asuma que la mayoría de las veces recibimos lo que damos, y si sigue pegando patadas, no le van a llegar las caricias

A la que busca desesperadamente, calmala un poco. A veces, para mejorar la puntería se debe tomar distancia.
¡Que sea valiente! Saber estar solo es también saber elegir. Libre y sin desesperar.

A la que se cansó. Dejala descansar, pero andá preparándole un amor genial, porque el «solo» siempre pierde.
¡Que sea valiente! Y después del recreo, que vuelva a apostar. Renovada y fresca.

Y si vos, Valentín, no prestás atención, entonces que el cambio lo genere cada uno.
Porque el amor es una decisión. Nunca es el otro, sos vos.
Y cuando hay amor, San Valentín no corta ni pincha.

Mi deseo, es que el próximo 14 de febrero le digas a alguien: “¡Cogeme como anoche!”.
El amor está ahí, en lo que precede a este santo.

Tal vez te guste

20 comentarios

  1. Me encantan tus pedidos a San Valentin, por estos lares Colombianos no lo celebramos, pero tenemos su equivalente en septiembre, que no esta auspiciado por ningun santo que yo recuerde, cada quien se encomendara al de su predilección, San Jose para que le consiga un amor, o Santa Marta patrona de los imposibles, o a Santa Lucia para que quite la venda de los ojos a quines no quieren ver.Es muy lindo leer lo de la gordura de amor, es que dices las cosas de una forma que provoca apachurrarte, un abrazote Gaby para ti y pata quienes celebren este día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lu!
      Me encantó conocer cómo se celebra en Colombia... ¡amo!
      Apuchurrame, nunca viene mal!
      GRACIAS, tu presencia es cariño y llega.
      Abrazo inmenso y que pronto lo celebres como vos desees!

      Eliminar
  2. soy fanatica del modo que utilizas para reflejar las cosas
    no dejes de escribir Gabi, que cuando te ausentas me quedo sin mi dosis semanal
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!
      Nunca voy a dejar de escribir. Publicarlo ya es un poco más difícil.
      Espero animarme siempre.
      Beso grande!

      Eliminar
  3. Aplausos para tí!
    he flipado con tu mensaje en el bloc
    ¡Feliz San Valentín, mi niña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Liz!
      Amo el termino "flipar"
      Espero que tu día haya sido muy feliz.
      Besos

      Eliminar
  4. Hola Gaby.Soy Alicia de Tucumán. Es la primera vez que escribo y lo hago para decirte que me encantó la reflexión sobre el día de San Valentín. Comparto tus palabras y deseos. Lo mejor para vos y tus amigas. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alicia!
      Bienvenida!!!!!!
      Gracias por tomarte el trabajo de decirme algo que hace tan bien como el contenido de tu mensaje.
      Gracias y mis mejores deseos para vos!
      Beso grande

      Eliminar
  5. Me encantó tu reflexión sobre San Valentín. Debo aclarar que para mi es un día inexistente de esos que, junto con Halloween, me molestan bastante. Pero no por lo que significan o representan, sino por la incorporación de costumbres ajenas a las que no les veo sentido. Tengo 45 años y durante mi niñez y mi adolescencia nunca se celebraban estos días; uno a lo sumo miraba alguna película norteamericana y veía lo que significaba en aquella sociedad... pero de celebrarlo...nada. Hace 21 años estoy "casada" ( léase en pareja) y la verdad es que lo nuestro es recordar y celebrar nuestro aniversario y lucharla codo a codo y día a día... san valentín ni aporta ! jajajaja. Pero más allá de esto, debo felicitarte mucho pero mucho por la forma en que escribís...MARAVILLOSO MUJER !!!!! JODER!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariela!
      La celebración del amor es la cotidianidad. Por eso creo que a San Valentín le da más bola el que está solo. ¡El codo a codo es "lo todo"! Te felicito!
      Gracias por tus palabras, no sólo son combustible, sino que miman sanamente.
      Beso enorme!

      Eliminar
  6. Ahh cuantos sentimientos me han saltado al leerte, este año ando sin novio pero ni cuando lo tenía lo festejaba xq viviamos lejos. Hoy me arregle para mi y me fuí a comer sola xq no siempre necesitamos estar con alguien para sentirnos amadas, hoy me ame a mi misma y fuí mi mejor compañía.

    Te mandò un fuerte abrazo xq aunque sea tu primer san valentín y cumple sin tu papá físicamebte, mientras tu lo recuerdes y lo ames él nunca estará lejos y se perderá una fecha importante de tu vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Viri!
      Me encantó leer que te arreglaste para vos. Soy una fiel creyente de que hay que amarse a uno para poder dar amor al otro.
      No es fácil. Es un trabajo que lleva tiempo.
      Gracias por ese abrazo, que llegó.
      Te deseo todo el amor del planeta. Ese que va a llegar.
      Beso enorme!

      Eliminar
  7. Hola! Pues sí, San Valentin es para los valientes, creo que no pertenezco a ese grupo, pero mejor ocuparse que preocuparse verdad? Creo que el amor debe celebrarse todos los días, con pequeños gestos y acciones, y eso es lo verdaderamente difícil de hallar en una relación.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dana
      Si de algo hay que ocuparse es del amor, porque, ¿qué otra cosa es más importante?
      Espero que pronto encuentres todo lo que deseas.
      Beso enorme!

      Eliminar
  8. Hermoso texto!!! Yo lo recibí medio tristona, por pérdidas familiares (mi papá) que han ocurrido hace muy poco, pero mi esposo y mi bebé fueron mi mejor San Valentín (aunque no le demos demasiada bola a la fecha en sí)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alita!
      GRACIAS!
      Tesoro... yo perdí a mi papá hace 20 días y si, es triste. Te deseo toda la fortaleza del mundo. El amor de tus seres queridos va a ayudarte a encontrar el modo de vivir con esa pérdida. TE ABRAZO!
      Beso enorme! ♥

      Eliminar
  9. Querida Gaby que placer es abrir tu Blog (admito que leo muy poco) pero aun así, leerte me renueva, me reconforta, me inspira. Como comento una lectora, nunca dejes de escribir, nunca dejes de publicar..! Cuando te leo me acuerdo de tu vos ja...
    Espero estés un poquito mejor... te abrazo fuerte!!!! Eri G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eri!
      Qué lindo leerte y recibir ese mimo enorme!
      Muchas gracias, por el apoyo y el cariño.
      Se siente bien!
      Beso enorme!

      Eliminar
  10. Me ha encantado este post!!! Fresco, divertido y natural!!!

    ResponderEliminar

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook