Esperar por un pelo - Gaby

11/09/2015


Hace un par de años que Leyendo Ando es un espacio donde miles (increíble) de mujeres nos encontramos, hablando de un factor que tenemos en común.
Con muchas de ustedes terminé compartiendo mil cosas que nada tiene que ver con los libros, aunque esas mismas cosas las vemos reflejados en ellas.
Cuando me propusieron compartir mis columnas (que escribía en otro lado) con ustedes, lo dudé mucho, porque sentía que nada tenía que ver con el tema de esta página.
Hasta que una amiga me recordó que lo que nos une no son los libros sino los temas que en ellos nos encontramos como pares. Esos espejos que una autora nos pone enfrente y que nos genera empatía.
Así fue que de a poco fue naciendo la necesidad de compartir un poco más con ustedes y crear una sección que nos sirva para expresar con voz propia nuestras cosas femeninas.
Con mi sello, con mi impronta y el de ustedes, las cosas de chicas, las nuestras, llegaron a Leyendo Ando.

Una vez leí que las mujeres vivimos en una sala de espera desde que nacemos. Esperar a ser grandes, esperar a que te entre un pantalón, o al hombre de tu vida... y esperar que los pelos te crezcan.
Fue en ese tramo del texto que leí de Carolina Aguirre donde me sentí más identificada.
Mi historia con el pelo es desde hace mucho tiempo una relación ingrata.

Cuando era chica adoraba ver todo lo que las mujeres grandes hacían y quería que me llegara el momento de probar todo eso. Incluso moría de ganas por ser untada con una cera caliente y que alguien pegara un descarnado tirón.
Porque eso era ser mujer... y aunque fuera con dolor, no podía esperar a terminar de crecer.

Los pelos llegaron a modo de pelusa rubia y aunque mi mamá me decía que todavía no era necesario yo puse mi mejor cara de "ya soy grande" y le pedí que me depilara.
Fue en la cocina de mi casa. Tenía once años y mi papá huyó en cuanto vio la escena.
No me dolió porque soy guapa... o porque tenía más ganas de crecer que de otra cosa, pero la verdad es que la depilación nunca me funcionó.

Mis piernas, eternas de largas, siempre estaban expuestas. Todo el año.
El uniforme del colegio me obligaba a usar una falda corta aún en invierno, jugaba al hockey, también con pollerita que dejaba las piernas a la vista y hacía natación todo el año.
La pileta era lo más difícil, porque entre depilación y depilación tenía que esperar que el pelo creciera.
No entendía el sistema. No me funcionaba. ¿Se supone que tengo que estar con los pelos a medio crecer una semana?
Entonces un día me cansé y agarré la maquinita de afeitar.
Mi madre gritó y yo terminé rascándome como loca toda la semana.
Tampoco funcionó. Me irritaba toda, se me encarnaban los pelos, me picaba y al final, estaba cada dos días rasurándome una eternidad de piernas.

También probé con cremas depilatorias y todas las versiones de máquinas eléctricas. Desde la más antigua, hasta la más nueva del mercado (esas que sacan todos los meses y no sabés qué cosa nueva puede haberse inventado en tan poco tiempo).
Y algunos sistemas fueron más FUNCIONALES que otros, pero ninguno me daba la comodidad que buscaba.

¿Se están preguntando porqué cuento todo esto?
Porque es un espacio de mujeres. De distintas edades, distintos lugares y... ¡¡¡con distintos pelos!!!
Tengo amigas a las que si les funciona la cera. Otras que ni se depilan porque tienen la suerte de no tener un solo pelo, pero están otras, que como yo, viven buscando un método que funcione.
Toda mi vida en edad de "Depilada", esperé que algo me funcionara y resultara práctico. Esperar... hasta que me pasó lo que les voy a contar.

Una amiga me contó que estaba haciéndose una depilación láser nueva. La miré con sospecha y no quise indagar mucho.
El año pasado yo misma había intentado con ese sistema y sólo había perdido dinero.
En aquella oportunidad había probado con el láser Soprano, que hasta el momento era lo mejor que había.
Era diciembre y me congelé durante toda la sesión, porque el ambiente tiene que estar refrigerado. Mientras temblaba, sintiendo un frío que me calaba los huesos, pensaba en las seis sesiones que me faltaban y la tortura que implicaba.
Gasté fortunas, porque tenías que comprar un pack de tratamiento completo y al final, lo abandoné por la mitad.
Los pelos bien. Siguieron creciendo como si nada.

Mi amiga, sabiendo mi historia con la depilación, volvió a comentarme sobre el láser Diolux.
Ella iba por la segunda sesión y me mostró unos resultados que me resultaron increíbles.
Entonces, para creer o contradecir, decidí probar en primera persona.

Hace quince días me encontré sentada en una coqueta sala de espera, (pueden ver acá la fan page del lugar) dando inicio a una nueva batalla contra mis pelos.
Lo primero que me agradó fue el recibimiento que me dieron. Un grupo de mujeres que te mima desde que llegás, hasta que te vas, y una energía tan agradable que mientras te estás depilando conversás como si estuvieras en una reunión de amigas.
Obviamente charlé de libros, del blog, de las reseñas... ¡No lo puedo evitar!
Fue en ese momento, que pensé en ustedes y me prometí que si esto funcionaba lo iba a compartir, porque sé que muchas han estado mirando alguna vez las promociones de DEPILACIÓN DEFINITIVA.

MI EXPERIENCIA

No sentí el más mínimo dolor. Soy sincera, tengo un umbral de dolor alto, pero para que se den una idea de cómo es el procedimiento, piensen en cuando se hacen una ecografía.
No sentí ni frío ni calor. Todo fue placentero. Me untaron con un gel (igual al de la eco) y me acariciaron con el cabezal del láser. (literalmente es una caricia)
En algunos momentos, Roxana, la encargada de depilarme, me avisaba que en ese instante preciso podría sentir un poco de dolor (al pasar por algún pelo que no depilé, por ejemplo), pero la verdad... no sentí nada de nada.
Tampoco me congelé, como me había sucedido con el láser Soprano, porque para usar este láser (Diolux) no es necesario refrigerar el ambiente. (Realmente esto para mi fue importantísimo, porque lo otro era una tortura)
En cuanto a la duración de la sesión, quedé sorprendida. ¡Me depilé todo! (pierna entera y eternamente larga, cavado, axilas... ¡todo!) Y  la sesión no duró más de treinta minutos (¿podés creer?).
Entre otras virtudes que me resultan más que convenientes, el láser Diolux es el único que podés aplicar aún habiendo tomado sol.
Entonces, ahora que ya se viene el verano, es un problema menos. Puedo tomar sol el día anterior y no pasa nada.
La única contra es que, desde el momento en que decidís hacer el tratamiento, debés utilizar maquinita para depilarte cuando sea necesario.
En lo personal no es un problema, porque ya era el método que usaba, pero puede que a las que jamás se rasuraron les cueste un poco hacerse a la idea.
Ahora, atentas! Lo bueno es que el tratamiento dura entre 4 y 6 sesiones. Si bien hay que dejar pasar 45 días entre una y otra (para que el vello crezca), desde mi primera sesión (hace 15 días) no tuve que rasurarme casi nada. Salvo en algunas zonas donde apenas me salió una pelusa y de histérica que soy me la saqué.
Otra cosa que noté en estos pocos días es que desaparecieron los problemas a los que me tenía sometida la depilación: no tuve irritación, ni me picaba (antes me rascaba como una posesa y terminaba toda arañada), tampoco se me encarnó un sólo pelo y la piel te queda suavecita.

Como siempre, mi compromiso es con ustedes y no puedo dejar de ser objetiva. Jamás escribiría una columna sobre algo en lo que no creo, pero tampoco quiero dejar de compartir algo que hasta el momento me tiene fascinada.
A las que, como yo, padecen el tema de la depilación, me van a entender y hasta van a amar esta columna, porque entre "sufridas por los pelos" nos entendemos.
Si el láser Diolux me sigue mimando como hasta ahora, en pocas sesiones abandono la depilación DE POR VIDA.

Lo MÁS IMPORTANTE de esta nota, fue el factor determinante que me llevó a elegir este sistema. EL PRECIO.... además de tener mil promos diferentes, el costo es súper económico. No vi ningún lugar que tengan esos precios y no te obligan a contratar combos de sesiones.
Podés ir y hacerte la sesión que querés y pagar cada vez que vas. Para mi es genial porque no es lo mismo pagar una sesión cada 45 días que 6 sesiones desde el comienzo.
No voy a dar precios porque no me gusta, pero si voy a dejar los datos del lugar para que pregunten.
Estoy pensando que la próxima vez que vaya, les voy a pedir una promo para las chicas de Leyendo Ando, así que pueden presentarse así, que son tan amorosas que seguro les van a hacer un descuento. (Yo me encargaré de que así sea!)

Otro dato a tener en cuenta:

Una de mis amigas se la quiso hacer, pero como es peliroja no es posible. El láser, no actúa sobre canas o pelos rojos, pero las rubias, castañas y morenas no tienen problemas.
De hecho cuanto más oscuro es el pelo, más rápido actúa el láser.
Por este tema yo pensé que a mi me iba a llevar más sesiones de tratamiento, porque en algunas zonas el pelo sigue siendo rubio. Pero ... ¡¡¡¡Esta funcionando!!!!!

El crecimiento sigue su curso, y me esperan otras sesiones, pero es cada 45 días que para alguien que como yo, vivía pendiente de la depilación, es un milagro más que bienvenido.
Ya les contaré en mi próxima sesión, pero la historia del pelo está rumbo a la extinción y eso me tiene loca de contenta!
¿A quienes de ustedes me voy a encontrar en la sala de espera? :)





PD: quiero agradecerle a Roxana y a todo el equipo que me atendió con tanto mimo y linda energía, porque son COSAS NUESTRAS, cosas de chicas, pero convengamos que también es bueno sentirse cómoda y mimada. ¡GRACIAS!

Tal vez te guste

16 comentarios

  1. Genial... me alegro que te haya sido tan eficiente ^^

    ResponderEliminar
  2. Quieroooo, que desaparezcan lo mas que se pueda, si es para siempre mejor, yo creo que en un futuro mas evolucionado van a nacer lampiños y yo quiero reencarnar para esa época, uno experimenta con todo a ver que funciona, que bueno que encontraste un buen metodo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es increíble! Busca por tu país el láser DIOLUX, pero tiene que ser ese. El Soprano no es tan eficaz.
      Me estoy tocando la pierna todo el día como una boba! jajajajajaaja
      Ahora sí, igual que las protagonistas que jamás tienen que correr a "maquinearse".
      Besos, linda!

      Eliminar
  3. Por favor que esto lo haya en España porque voy volando a hacerlo. Desde chiquita que el tema “pelos" me vuelve loca y saber que existe un método económico y que parece que funciona me hace feliz. Averiguaré aquí a ver que tal.
    PD: genial esta sección!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sofía!
      Si está acá, seguo hace un tiempo que está allá.
      Acá es el único lugar que lo tienen y es lo más nuevito que hay.
      Yo con tal de no depilarme más... hago lo que sea, pero esto es un placer!
      Contame si lo encontraste por España.
      Besos!!!!

      Eliminar
  4. Jajajajajajaja!!! Sorry Gaby... pero a pesar de "tus traumas" con "los pelos".... ME HE REIDO A CARCAJADAS con algunas expresiones de tu artículo. En lo personal.... nunca me hice "mala sangre" con ésto de los "vellos"... siempre (pero SIEMPRE) usé la maquinita de afeitar.... nunca probé nada de NADA relacionado con la depilación. Pero en éstas últimas semanas (quizás un poco más de un mes) he estado pensando en probar algún método, dado el comentario de algunas amigas que son habitues de algunos lugares de estética. Creo que es parte de unos CAMBIOS (si... con mayúsculas) que se están dando en mi vida. Y justo que estaba por mirotear el facebook de uno de éstos lugares.... me vengo a encontrar con éste artículo. 1º) QUE BUENO QUE TE HAYA FUNCIONADO y estés tan fascinada con éste método.... que fluya todo OK en tus futuras sesiones..... 2º) Gracias por el nuevo espacio. Independientemente de si nos interesa o no.... el compartir pensamientos, ideas y experiencias sobre temas cotidianos ME PARECE GENIAL. EXITOS!!! Y espero muchas más historias como ésta. Saludos!!! (desde el "pórtico norte de la patria") jajajajajajajaja!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sil!
      jajajajajaa realmente para algunas es una lucha. Envidio desde siempre a las que no tienen dramas.
      Yo soy de probar todo, así que les daré material con todos mis experimentos...
      En muchos casos gasto plata al pedo...
      Gracias por tu apoyo, es amorosamente bueno!
      Besos enormes!!!!

      Eliminar
  5. hola de new hermosa, lo lamento, no es cierto jiji, pero no tengo ese problemita, la naturaleza fue buena conmigo jajja

    ResponderEliminar
  6. Hola Gaby!! Tanto tiempo... Que lindo entrar y ver que mantienes el blog y aparte con otros temas femeninos con el cual es imposible no identificarme !! Ando con mucho trabajo y he tenido poco tiempo para leer por eso he estado viendo poco los blog.
    Hablando de este tema la solución con el Diolux me encanto.. voy a llamar y pedir un turno. Yo me estoy haciendo soprano pero voy por la 5 sesión y la verdad es que no veo mucho resultado. Asi que gracias por la información, ya te contare! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gina, querida!
      Me puse muy feliz de ver tu mensaje!
      No te vas a arrepentir... más si ya probaste con Soprano. Vas a ver la diferencia enseguida.
      Avisales que vas de parte de "leyendo Ando", y te van a hacer un descuento.
      Obvio, no te olvides de contarme!!!!
      Beso enorme!

      Eliminar
  7. Datazo Gab! Gracias! Hay que probarlo! Beso!

    ResponderEliminar
  8. Hola Gaby
    Que buen dato solo conocía el método soprano y no me funciono mucho...
    ahora estoy intrigada con los precios! ajajaja
    besos Ale

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ale!
      No sabía si contar mi experiencia con Soprano acá, porque la verdad es que no fue buena. No funcionó, digamos. Pero pensé en la guita que gasté y prefiero que otra no lo haga.
      (Igual cada una tiene el pelo rebelde que merece... ajjajajajaa)
      Llamá y consulta los precios. De parte del blog tenés un descuento que me resultó interesante.
      Pero lo que más me copó es que ponele: cavado es todo. No te dividen el cavado en 4 zonas y te hacen pagar cada una. (si me depilo es todo no por partes, o no?)
      Besos!!!!

      Eliminar

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook