Abandonados II - Erótica y el discurso deserotizante

by - 10/16/2015






A veces es la historia la que no nos engancha. Otras veces, no logramos empatizar con los personajes y otras tantas, es el DISCURSO lo que nos aleja inevitablemente.
Por eso siempre lo comento en mis reseñas, porque es el modo en que nos cuentan la historia y es muy importante.
Por ejemplo, les debe haber pasado alguna vez que alguien tiene un tono de voz irritante o un modo de hablar que enloquece y hace que la charla sea un suplicio.
O esas personas que tardan horas en redondear una idea y uno envejece esperando llegar al punto clave de la conversación.
Bueno, eso mismo pasa con el discurso narrativo y es un punto clave para sostener la lectura.
Un libro que no me gustó lo puedo reseñar, de hecho, hay algunos dando vueltas por este blog, pero hay otros que simplemente, no puedo soportar leerlos.
No sé qué es peor, pero al menos no perdí tiempo en algo que no me estaba resultando placentero.
No voy a hacer una reseña de estos libros porque no los terminé, pero si voy a contarles porqué los abandoné.

Por esa boca - Mariel Ruggieri


Un duelo de miradas se libra en un concurrido bar de Montevideo. Verde la de él, gris la de ella. Verde contra gris. El verde gana la partida y logra sonrojar por entero el rostro de ella. Y su cuerpo, ya acalorado por el sopor de esa tarde de noviembre, parece prenderse fuego. Con sus inocentes dieciocho años Verónica Sandoval no está lista para la abrumadora presencia de ese hombre que se propone desnudarla con los ojos. Con mucha más experiencia a cuestas, el exitoso arquitecto Alex Vanrell también se siente perturbado por la joven. Por ese cuerpo que pide ser poseído y esa boca que lo tienta a besarla... Aquel encuentro casual entrelaza sus vidas de una manera tan intensa que ya nada volverá a ser igual. Alex iniciará a Verónica en las artes del amor y despertará los instintos más ardientes de la mujer que late por salir a la vida.
Pero ¿qué pasará cuando sacien su sed por el otro? ¿Podrá la pasión superar los obstáculos que se interponen entre ellos? ¿Qué sería capaz de hacer Verónica para estar con Alex? Y él, ¿hasta dónde llegaría por esa boca...?

Le puse mucha garra porque la autora me pidió varias veces que lo reseñara y la verdad es que es una situación un poco incómoda, pero simplemente no conecté con la historia.
Y esto es algo tan importante como todo un análisis sobre recursos estilísticos, narrativa y calidad de la pluma.
Además de intentar escribir algo bueno y bien hecho, el desafío más importante del autor es lograr que el lector empatice con la historia y los personajes. Y eso es tan difícil como caerle bien a todo el mundo.
Supongo que lo mejor es que cada autor se enamore de su libro, porque es el único que puede modificarlo.

Hubieron cosas que me chocaron y puedo reconocer ese sentimiento porque ya me ha pasado con otros libros. Evidentemente es algo que a mi en lo personal me desagrada y les aseguro que en la vida diaria también.
Es cierta voz empalagosa, un modo de hablar cursi que me produce relajo y una actitud forzada, impostada y que también me aleja.
Es un modo de expresarse que a mi sólo me produce vergüenza ajena. Pero insisto, es un modo de expresarse que yo no elijo ni compro y ese discurso es el elegido por Mariel Ruggieri para narrar la historia.

El protagonista masculino me resultó un "SALAME". Hablando con diminutivos que le restaban virilidad, por ejemplo.
Otro recurso usado por la autora, que en general hace que los personajes resulten estúpidos es el abuso de los pensamientos.
Creo que si escucháramos a una persona "pensar" un subdiscurso cada vez que habla, pensaríamos que tiene un problema neurológico. Por suerte los pensamientos ajenos no se escuchan, pero realmente sería insoportable.
Entonces... ¿por qué los autores explotan eso hasta enloquecernos? Es insoportable.

Otra cosa que me alejó del libro fue encontrar tantos homenajes a Megan Maxwell y compañía o detectar cosas muy similares a otros libros.

Sólo duró un instante esa confluencia de miradas. Verde la de él, gris la de ella. Verde contra gris.

Igual que en Cincuenta sombras, salvo que en aquel párrafo era "Azul contra gris". Entiendo que no todos van a recordar tantos detalles, pero lamentablemente tengo memoria eidética.
Otro punto es que encontré un abuso desmedido del encomillado, que en una lectura es tan insoportable como cuando en una conversación nuestro interlocutor hace el gesto de comillas con los dedos. (Acá en Argentina, hubo una publicidad que me causaba mucha gracia que decía "es que sos muy comillero", en referencia a esa gente que hace flexión de dedos para remarcar algo en la conversación)
El uso de las comillas se utiliza para expresar ironía y en este libro el personaje lo utiliza tanto que lo hace ver mas tonto, por no decir que su discurso termina siendo poco serio.

Se moría de ganas de comerle la boca, pero sabía que "conocerla" llevaba necesariamente implícito un intercambio de palabras previo.

Y en esa misma página aparece dos veces más el mismo juego de encomillado.
¿El personaje habla en serio o está siendo irónico?¿Se moría de ganas por conocerla o por "conocerla"? En fin, me calientan los hombres que hablan claro.

No compré el personaje de Alex, porque a pesar de tener diez años más que la protagonista de dieciocho años, se comporta como un adolescente embobado por las hormonas.
Será que ya pasé la adolescencia y me gustan los hombres... más hombres.
(Igual, insisto... si escucháramos los pensamientos de ellos, todo el tiempo, quizás no nos moverían un pelo)
En fin, el libro tiene buenas reseñas y una segunda parte. Yo lamentablemente no pude pasar de los primeros capítulos, así que no tengo la menor idea de cómo sigue la historia, pero me aburrió desde el primer capítulo.
Un discurso meloso, cursilón y tirando a ridículo para mi, pero es cuestión de gustos.


Mi querido Zar 


 
Cuando sube al avión rumbo a sus deseadas vacaciones en Canarias, Cristina sólo piensa en olvidar un matrimonio roto. En sus planes está disfrutar del sol, descansar y entretenerse con la lectura de maravillosas novelas románticas, su género favorito. Lo último que Cristina espera de este viaje es exactamente lo que va a sucederle: conocer a Misha, un empresario ruso millonario, atractivo, viril y tremendamente sexy, y que éste se fije en ella, en una maestra gallega treintañera con la autoestima algo baja, un pasado triste a su espalda y una risa muy contagiosa. Junto a él, Cristina siente todo lo que había imaginado cuando leía su novela de cabecera, Cincuenta sombras de Grey: noches de sexo desenfrenado, regalos generosos... Y amor de verdad. Sin embargo, a pesar de estar viviendo ese sueño, ella no termina de creérselo del todo... ¿Puede la vida ser tan fantástica como en las novelas? ¿Existen en el mundo real los finales felices?

Con esta historia me pasó algo similar, salvo que la portada me había encantado y la palabra ZAR me hacía hiperventilar. ¡Realmente esperaba una historia que me atrapara! Y estaba segura de que así sería...
Pero fue un horror.
El discurso estaba dinamitado por diminutivos que me llevaban a cerrar los ojos y un Zar llamando a la protagonista "risa bonita", y me daban ganas de tirar por la ventana el Kindle (pero no, lo amo más que a mi vida)
Pero lo que más me chocó fue que la protagonista tuviera dos ángeles imaginarios que aleteaban alrededor de su cabeza.
Un ángel blanco y otro negro que le hablan todo el tiempo. Son sus amigos imaginarios, las voces de su conciencia...
¿Realmente es necesario? Es difícil erotizarse con los dos angelitos parloteando en el medio.

No pude más con este libro y lo cerré antes de que los protagonistas tuvieran un combate cuerpo a cuerpo. Es que los ángeles opinando y la protagonista teniendo charlas imaginarias me deserotizaron del todo.

En resumen,

Escribir erótica no es tan diferente al juego de seducción que se plantea en la vida diaria. El autor intenta estimular al lector como cuando un hombre conquista a una mujer. Nosotras reaccionamos, al igual que en la vida, según nuestros gustos y preferencias.
Hay mujeres que caen rendidas a los pies de un hombre que habla como bebé y quizás habrá otras que se ven seducidas por charlas imaginarias e irónicas.
Yo prefiero otro juego. En la vida y en la fantasía.
Es por eso que estos libros me aburrieron. No cumplieron con la promesa de estimularme o enamorarme y es por eso que quedaron abandonados en la carpeta "No hay manera" de mi Kindle.

You May Also Like

28 comentarios

  1. Hola Gaby, de Querido Zar no sabia, pero si Leí el primero de Por esa boca y eso que lo termine a fuerzas saltándome muchas cosas, lo que va contra mis principios; concuerdo contigo en las cosas que te molestaron, a mi se me hizo muy aburrido, con personajes a los que les falta sustancia, y eso me esta pasando con muchas historias de este tipo, parece que la imaginación en este genero se esta agotando y solo te encuentras mas de lo mismo, bueno, mas de lo mismo pero cada vez más malo, lo mismo me paso con Todas las canciones de amor que suenan en la radio, tampoco me atrapo. Yo le sigo dando la oportunidad al genero porque espero que alguien le de un aire fresco y me sorprenda. Afortunadamente no aventaste el Kindle, el pobre no tiene la culpa de que los cliché y estereotipos gusten tanto. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lu!
      Como siempre... coincidiendo en todo lo que decís!!!!!
      Hubiera continuado Por esa boca, sólo por el pedido de la autora de que la reseñara, pero la reseña no iba a ser buena... ¿entonces para qué?
      Hay un boom de libros que son cualquier cosa y tiene que ver con la facilidad para autopublicarse o la recepción de material de una editorial muy conocida que con su sello digital publica lo que venga...
      Besos enormes!!!!

      Eliminar
  2. hola!!! me paso lo mismo.... fomes...

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola!! sabes... ty leyendo a una autora que es genial no se si la conoces se llama sherrilyun kenyon, tiene varias sagas, cazadores oscuros que es muy buena y ahora leo la seria la liga que es del futuro!! te la recomiendo a esta autora me hace lo mismo que SEP, reir llorar enojarme todo en un mismo libro!! saludos

      Eliminar
    2. Hola!
      Creo que en mi kindle tengo algo de ella porque me la habían recomendado. Voy a investegar!!!!!!
      Beso enorme!

      Eliminar
  3. Hola a tod@s!
    Para mi también fue infumable Mi querido Zar. Me sentí rara cuando leí muchas reseñas alabando el libro y yo no pude pasar de la mitad. También me sucedió con el libro Mi momento de Iris T. Hernández (que al final es una trilogía), no consiguió calarme el discurso en absoluto y tampoco empatizar con los protagonistas. Y por último un gran chasco fue Esclavo de tus deseos de Lola P. Nieva. No conseguí conectar en ningún momento con la historia y lo dejé, aunque intenté resistir páginas y páginas. Supongo que a veces las expectativas nos juegan malas pasadas y después de Los 3 nombres del lobo las mías eran altísimas con esta autora.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Cris!
      Con el de Lola P. Nieva me pasó igual, lo iba a sumar en esta entrada pero merece un apartado...
      Besotes enormes!!!!!

      Eliminar
  4. Mi querido Zar, es decepcionante, lo intente, lo juro, más de una vez, pero es como cuando tienes hambre y lo que hay en la nevera no te gusta, tu lo intentas por que tienes hambre, pero carajo es malo, tienes que dejarlo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dielka!
      Coincido con vos, totalmente!!!!
      Besotes!!!

      Eliminar
  5. HOLA!!!
    LA VERDAD ES QUE EN EROTICA ES DIFICIL ENCONTRAR ALGO ORIGINAL Y CON GARRA CREO QUE ULTIMAMENTE LAS AUTORAS SE PLAGIAN ENTRE SI LO UNICO QUE CAMBIA ES EL ESCENARIO, Y TIENES RAZON SI NO TE GUSTO UN LIBRO POR MAS QUE UNA AUTORA TE PIDIESE QUE LO RESEÑARAS TU TIENES UN COMPROMISO CON NOSOTRAS TUS LECTORAS Y NO PUEDES ENGAÑARNOS AL HABLAR BIEN DE UN LIBRO CUANDO ESTE NO SE MERECE UNA SOLA ESTRELLITA:( ES TRISTE PERO ES LA REALITY NO TOODS LOS LIBROS NOS PUEDEN GUSTAR....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cris!
      Gracias por comprender un dilema con el que tengo que lidiar siempre. Mi compromiso es con ustedes...
      Beso enorme!

      Eliminar
  6. hola Gaby
    a ver... Mi querido Zar, fue una experiencia terribleeeee, los ángeles me horrorizaron, para seres imaginarios SOLO SEP, menos mal q lo abandonaste, porque eso solo es la punta del iceberg.
    Por esa boca, no me pareció tan malo, no recuerdo mucho de la historia pero no me dejo mala sensación.
    Ahora uno que me resulto horrible, mal redactado con una historia sin desarrollar, fue Treinta y cinco. El despertar de una pasión de Sandra A, hace que lo querido Zar sea bueno y por esa boca, caballo de fuego en comparación!!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ale!
      jajajajajajaja a mi los ángeles también me horrorizaron!
      Los otros que nombrás por suerte ni los leí.
      Beso grande!!!

      Eliminar
    2. Hola Gaby, yo leí mi querido Zar y la verdad no me pareció tan malo aunque si tenia algunos pedazos que me saltaba, te cuento que escribo en este comentario pues soy la autora de Treinta Y Cinco el libro que se menciona como terrible en el comentario anterior, he aprendido que las opiniones de las lectoras son muy importantes y nos hacen crecer como autoras. Soy una lectora empedernida y quisiera decirle a Ale Divi que su opinión como lectora me interesa mucho y me gustaría que a manera de critica constructiva pudiese decirme si la versión que leyó fue reciente y como autora me gustaría saber si no te molesta que esperan ustedes de una novela romántico erótica.

      Mil gracias por este espacio tan importante tanto para lectoras como para escritoras.

      Eliminar
    3. Hola Sandra!
      No leí tu libro, así que no puedo opinar, pero se me ocurre que puedo escribir una columna para expresar lo que esperamos de una novela erótica.
      Seguramente Ale Divi podrá expresarte su opinión. Espero lea este mensaje.

      De todos modos, y esta es mi opinión personal, es muy difícil complacer a todo el mundo. No todas nos enamoramos del mismo hombre, por suerte, y tampoco nos "calentamos" con las mismas cosas. Es tan subjetivo como personal.
      Lo que a muchos estimula, a mi me da sueño o risa.
      Prometo escribir sobre el tema.
      Gracias por entender las críticas como una herramienta de construcción, me parece muy valorable y te enriquece mucho como escritora.
      Beso enorme!

      Eliminar
    4. Mil gracias Gaby,

      Estaré esperando tu columna pues es un tema interesante, tienes mucha razón el lo que dices el público es amplio y con intereses diversos, igual quiero agradecerte pues nosotras como escritoras aprendemos muchos de sitios como este pues es un termómetro que mide varios puntos interesantes. Un fuerte abrazo!!!

      Eliminar
  7. Te juro que entré a tu blog por casualidad investigando si el libro de JR Ward sobre los Bourbon tiene continuidad. Me puse a curiosiar y cuando con tanta sinceridad pusiste como "abandonados" estos dos libros te amé inmediatamente! Así que sigo leyendo tu blog, realmente ESPECTACULAR! Te felicito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Mariela!
      jajajajaj qué linda!
      muchas gracias por tu comentario, me llenó la cara con una sonrisa!
      Beso enorme!

      Eliminar
  8. Holis como como estas tanto tiempo!! No puedo estar más de acuerdo contigo con la opinión de "por esta boca" lo deje en el 20% y eso que intento no abandonar los libros. Realmente no pude con su lectura, me daba vergüenza ajena, no me creí la historia Para nada y el tipo me pareció rozando el abuso de menores.
    Con respecto a "querido zar" lo leí pero lo sufri, con decirte que lo de los Ángeles fue lo mejor del libro te digo todo. Una historia totalmente inverosímil, que se digan te amo al otro día de conocerse me saca de quicio!! Y los discursos melosos me crispan los nervios, lo termine x si mejoraba la trama, cosa que no pasó.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ro!
      Coincido en todas tus sensaciones sobre "Por esa boca". En todo!!!!!
      Y si con el otro, los ángeles fueron lo más pasable, me alegro de no haber seguido
      Beso inmenso!

      Eliminar
  9. No puedo estar más de acuerdo. Mi querido zar, fue una auténtica decepción. Rozaba lo infantil. Me gusta mucho esta sección

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Lástima que no sé tu nombre!!!!!
      Gracias! Espero no encontrar tantos libros para escribir en esta sección porque significa que ME CLAVÉ Y ME CLAVÉ CON UN LADRILLO!
      jajajajajaja
      Pero si, lamentablemente tengo material!!!!
      Beso enorme!!!!!

      Eliminar
  10. Hola!
    Por lo general estoy de acuerdo con tus reseñas y definitivamente "por esa boca"no es la excepción. Tampoco la pude terminar. Los diálogos me parecieron muy ridículos. Y realmente no entiendo como un hombre de 30 años puede enamorarse de una niña de 18 años que todavía juega con peluches. Ambos muy infantiles para la edad que tenían. La historia no cuadró para nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Tal cual, Mariel, me pasó lo mismo.
      Yo tampoco entiendo como una chica de 18 juega con peluches... ¿De verdad sucedía eso en el libro?
      me muero!
      Besotes reina!

      Eliminar
  11. Verónica jugaba con peluches? No logro acordarme de haberlo escrito. Recién veo esta no reseña casi reseña. Bueno, tengo que coincidir... En mi defensa, tengo que decir que fue mi primera novela sumada a la espantosa edición de una editorial Argentina que dicho sea de paso, me terminó currando y no me pagó. Cuando era una historia de blog estaba dirigida para un público español y centroamericano, y de ahí que algunos modismos suenen raros o cursis. En fin, para no haberlo reseñado fue una excelente reseña, y no es un trabajo del cual me enorgullezca pero me abrió la puerta de una editorial muy buena como lo es Planeta. Si confían en mi buen criterio recientemente adquirido, les recomiendo leer Cuidarte el alma, escrita en rioplatense. O Entrégate, que está españolizada pero a mí es la que más me gusta. Abrazo! Mariel Ruggieri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariel por responder del modo en que lo hiciste.
      Es muy difícil para mi reseñar algo que no me gustó porque sé que no es lo que el autor espera y entiendo lo que para ustedes significa exponer el trabajo realizado.
      Abrazo grande!

      Eliminar
  12. El autor debe esperar ante todo sinceridad. La obsecuencia es mala para el autor, la adulación también. Las críticas negativas me ayudaron a mejorar. Las positivas me impulsaron a seguir escribiendo. Creo que ahora lo hago mejor, pero son los lectores que definen si me eligen o no. De todas formas, me ayudaste, porque las no favorables, también generan curiosidad. Beso. Mariel.

    ResponderEliminar