Las portadas de los libros que ya no se leen a escondidas

10/18/2012

A mi las portadas me enamoran.
Las fotos en general me conmueven de un modo que supera a las palabra y es por eso que mientras navego en Internet, quizás leyendo cosas de trabajo o el diario, termino siempre guardando en mi computadora un montón de imágenes.
A la hora de elegir una lectura, muchas veces es el diseño de portada lo que me atrapa. Me seduce y me cuenta una historia que, a veces termino encontrando entre las paginas y otras no.
Pero también, están esas buenas historias que llevan en su tapa o portada una imagen de dudoso gusto, que es casi imposible mostrar en público.
La portada es el rostro del libro y es por eso que su diseño es tan importante.
Hace poco estábamos hablando en una reunión de trabajo sobre el efecto que tuvo Cincuenta sombras en el mercado editorial y en los lectores, y mientras todos hablaban del BDSM o de la porografía para madres, yo no dejaba de mirar embobada las tapas de los libros.
Me resultan tan femeninas, tan elegantes y sensuales que las convertiría en un cuadro.
Fue así que comencé a mirar con más atención en mi biblioteca y allí encontré los libros de mi adolescencia, con unas portadas de horroroso gusto y agradecí todos los cambios que trajo el boom editorial de Cincuenta Sombras.


BOCHORNOS MEJORADOS

¿Cuántas han pensando en forrar un libro para poder leerlo en público, como en el tren, por ejemplo?

Cuando estaba en el secundario, me había hecho adicta a las novelas rosa. Recuerdo que la primera que leí me la compré en el supermercado, en una edición bolsillo. Se trataba de «Amar una sola vez» de Johanna Lindsey y la tapa me resultaba bochornosa.


La primera edición de «Amar una sóla vez» es del año 1985. Es el primer libro de una saga muy extensa (¡once libros!) y fue mi primer libro del género romántico erótico. ¡Lo amé!
En el 2005 (Ediciones B) la portada tuvo una mejoría, apelando a un estilo neutro y elegante, que no exponía al lector públicamente, pero tampoco transmitía nada. 
Un lienzo blanco. Elegante y callado, que no cuenta de qué trata la historia.
Ya en el 2011, Zeta Bolsillo publico una nueva edición de la novela y esta vez, la portada cuenta con una imagen que tampoco informa mucho pero al menos, su tonalidad sepia nos informa que la trama transcurre en un período histórico.  

A veces las editoriales no logran equilibrar la información que la portada debe transmitir con el buen gusto, pero si tengo que elegir, prefiero no sentir vergüenza cuando saco mi libro de la cartera.
En mi biblioteca, encontré otros títulos cuyas portadas son peores que las que acabo de exponer. Como por ejemplo «Fuego secreto» también de Johanna Lindsey o «Fantasía prohibida»  de Shayla Black. Pero nada superó la que voy a mencionar a continuación...



Shayla Black me encantó con su serie «GUARDAESPALDAS» (o «Amantes perversos»). Realmente sabe mezclar el romance con lo erótico cumpliendo los objetivos. Calienta y enamora. Ninguno de los libros de la serie me defraudó, por eso busqué más libros de ella y así me encontré con este título y esta tapa que me generó un rechazo tremendo. Realmente parecen las cubiertas de las películas pornográficas que estaban en los estantes de arriba de aquel viejo videoclub de mi barrio. 

Nunca lo pude leer. No logro superar el rechazo que me causó. No sé si es que el físico de esos hombres no es del tipo que me atrae o simplemente es lo vulgar del contenido, pero es una de las peores tapas que vi en mi vida. Seguramente el libro es entretenido, estimulante y cautivante como los anteriores que leí de Black, pero no pude superar la tapa. ¡Me alejó!

Shayla Black es una autora con un discurso erótico potente y poco endulzado como sucede con «Cincuenta sombras» y sus portadas originales, son tan atrevidas como el contenido.
En este punto, aplaudo el coraje editorial, porque realmente, la imagen de tapa te informa lo que vas a encontrar entre las páginas. Sexo duro, caliente y polémico.

La serie «Masters of Ménage» no está traducida al español oficialmente, así que no sé cómo serán sus portadas. Pero en Estados Unidos, cada uno de los libros exponen una estética deliciosa y sensual, donde predomina el color blanco y negro, aunque la imagen en general, es demasiado explícita para mi gusto. Al menos para leer en una plaza... ¡Gracias Dios, por el Kindle! 



Sin dudas, el mercado editorial ha puesto interés en el diseño de las portadas. Demasiado explícitas o no, pero con una estética más seductora y atrayente a las que tenía que llevar a la playa tapándolas con la toalla. 
El mercado entendió que la seducción comienza desde los estantes de la librería y comenzó a prestarle el mismo interés que al contenido del libro.
«Cincuenta sombras» es un positivo ejemplo del trabajo realizado por un buen director de arte.
Sus tapas son sobrias y elegantes, sensuales e intrigantes. Un solo objeto nos invita a descubrir el por qué de su presencia en tapa.
El uso de un objeto masculino como protagonista de portada, fue una excelente elección para contarnos que la historia gira en torno a un hombre intrigante, sensual y viril.



Son mis preferidas. Las encontré en «Indiscreción» de Charles Dubow, en «Los lugares secretos» de Paula Soler o en la Pentalogía «Crossfire» de Sylvia Day. 

Pero como todo lado bueno tiene su contracara, el abuso ahogó a la originalidad.
La editorial Harlequín sacó una serie llamada «Sombras de placer» en pleno auge de la trilogía «Cincuenta sombras». Se trató de una re-edición de viejos títulos de la literatura erótica, que nada tienen que ver con el tema que trata E.L James en su trilogía, pero en sus portadas, copiaron el mismo diseño de arte que nos invitó a conocer a Mr. Grey.
Lo mismo sucedió con «No te escondo nada» de Sylvia Day y «Treinta noches con Olivia» de Noe Casado. Dos títulos que fueron lanzados al mismo tiempo y que no tienen nada que ver en cuanto a su tema o discurso, pero las portadas, son casi idénticas.




En resumen

En estos últimos años, las editoriales realizan más esfuerzos por brindar a sus libros una portada que nos resulte más atractiva.
La elegancia y el buen gusto, está tomando más protagonismo, aunque hay casos dónde no sé puede creer el material publicado.
Pero esto que parece un detalle menor, tiene que ver con el respeto al lector. 
El trabajo de elegir, diseñar y publicar la cara del libro, es un modo n brindarle al público lo que está pidiendo y eso es lo que ha cambiado en estos años.
Antes, la portada era lo de menos. El público era menos exigente y estaba estigmatizado en un sector social y etario que las editoriales subestimaban.
Seguirá habiendo huecos en el proceso creativo. Copias vergonzosas y hozadas decisiones, pero lo que está claro es que el mercado entendió la necesidad de seducir a primera vista al lector.
De última, las que tenemos lectores digitales, podremos leer siempre lo que se nos antoje sin que nadie sea informado por medio de la portada. ¡Pero lo reconozco, yo soy muy fanática de la cara del libro!


Tal vez te guste

4 comentarios

  1. A mi me pierden las novelas de fantasía. El señor de los anillos, la saga de Dragonlance, las Crónicas de Narnia. No tienen nada de malo si estás entre los 15 y los 25 años, pero llegando a los 40, se siente un poco fuera de lugar.

    ResponderEliminar
  2. JaJaJaJa Me hiciste reír Horacio! ¿Y qué hacés cuando los leés en público? ¿cubrís la tapa o te lo bancás? qué la fantasía no se pierda, ni aún llegando a los 40 ;) ¡Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  3. Tengo los tres libros de 50 sombras y soy una eterna enamorada de la lectura así que suelo salir con un libro en la cartera.
    La tapa para mi es bastante importante, hay algunas como las que pones vos que chocan bastante y no da andar leyendo algo así en un bar a las tres de la tarde mientras esperas el jugo o el almuerzo jajajaja.
    Por ende, en vez de forrarlo saco de mi casa sólo los libros con tapas decentes jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajajaja por eso! Hay que agradecer que las editoriales se están tomando más seriamente el tema del diseño de tapa, es fundamental.
      Gracias por tu comentario! Saludos :)

      Eliminar

▼ Archivo del blog

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook