Trilogía Cincuenta sombras - Reseña

10/03/2012

Ana Steel no es más que una estudiante de veintiún años cuando se enamora de Christian Grey, un millonario guapo y elegante de mirada penetrante.
Sin embargo, Grey no es el clásico príncipe azul.

Para que la relación siga adelante, Ana debe someterse por contrato a la práctica de una relación sexual sadomasoquista en la cual él será el dominante y ella la sometida.

Porque Grey es un hombre cuyo pasado esconde muchas sombras pero a quien Ana, dispuesta a todo por amor, tratará de liberar de ellas.

Mis Sensaciones:

Como antes mencioné, el fenómeno de esta trilogía ha revolucionado el mercado editorial y al público femenino en general.
Difícil resistirse a un libro que en su tapa lleva una etiqueta que anuncia:

“Si, éste es el libro del que todos están hablando”
Así, fue que compré mi primer libro de la serie, tomándolo de una gran mesa repleta de ejemplares que iban desapareciendo como si se tratara de pan caliente.


La historia

Comienza cuando la joven Anastasia Steel debe reemplazar a su mejor amiga, que ha caído enferma, en una entrevista periodística al multimillonario y joven empresario Christian Grey.

Narrado en primera persona, la protagonista nos relata el impacto que recibe al primer contacto de manos cuando Grey la recibe en su despacho. Nerviosa, torpe, tímida, lleva adelante la entrevista formulando todas las preguntas que su amiga le había detallado.
Grey, que aún intentaba asimilar la química que explotó en el primer saludo, interpreta la conducta de Anastasia como la de una sumisa y así es que comienza a pensar en la posibilidad de proponerle ser su amo dominante.
Desconociendo las intenciones de Grey, Ana recibe con entusiasmo los acercamientos del magnate considerado el soltero más codiciado de Seattle.

Pero no todo es color de rosas y el príncipe azul, la sorprende con una propuesta inesperada, invitándola a entrar a un mundo desconocido y oscuro para ella, el mundo del BDSM.
Si ella acepta, deberá firmar un contrato que estipula y detalla los límites y alcances de la relación, que comenzó con las advertencias siguiente: No soy un hombre de corazones y flores, no duermo con nadie, no tengo noviazgos, no puedes llamarme por mi nombre a menos que te lo indique, ni mirarme a los ojos y mucho menos tocarme.
El interés de Grey por Anastasia resulta tan intenso que comienza a cambiar sus condiciones y reglas para poder llegar a un punto en que ambos puedan relacionarse.

En esta trilogía los personajes van mutando su piel con el correr de la historia. A medida que van buscando un modo de sentirse cómodos en la relación, terminan construyendo un vínculo único basado en la negociación.

En un principio, en “Cincuenta sombras de Grey”, Christian intenta atraer hacia sus sombras a la inocente y pura anastasia. En “Cincuenta sombras más oscuras”, la luz que envuelve a Ana, comienza a reinar en las sombras de su amado, haciéndole conocer un mundo diferente y llevándolo a querer más. En “Cincuenta sombras liberadas” nos encontramos con el resultado de una negociación, que comenzó con un contrato de confidencialidad desde las sombras, sintió la invasión de la luz y terminó en la construcción de un mundo privado con luces y sombras donde ambos pueden encontrarse.
Siempre trato de quedarme con algo de los libros, por más “light” que sean y éste crecimiento fue lo que más me conmovió del libro.

El contenido erótico:

Dice la autora, E. L. James, que escribir este libro fue el vehículo para volcar todas sus fantasías mientras atravesaba su crisis de la mediana edad. Y si hay algo que se destaca en el libro es el poder que tienen sobre nosotros las fantasías sexuales. Ha cuidado a los personajes y a la historia, para no ser agredidas por los juegos o las escenas de BDSM, al punto de ser un cuento de niños si lo comparamos con “La historia de O” por citar un clásico del género.

No me resultó ni erótica ni porno. Está en el medio de ambas fronteras. La descripción de algunas escenas, terminan pareciendo una rutina coreográfica o una clase de sexología, perdiendo un poco el nivel de erotismo al que nos tiene acostumbradas por ejemplo Florencia Bonelli. Tampoco se acerca a lo pornográfico porque los personajes y la historia justifican y sostienen cada uno de esos encuentros. Es más bien una novela romántica erótica con una pluma floja en recursos descriptivos.

Lo que sí resulta altamente estimulante son las propuestas y escenas que se desarrollan, proponiéndonos una variedad de fantasías que son un gran disparador de nuestro erotismo. Ideal para intercambiar ideas con tu pareja.

El BDSM:

En el primer libro de la serie, estaba a la defensiva con cada una de las propuestas de Grey. Tenía un nudo en la garganta y en mi mente me lamentaba y exclamaba: “sos tan perfecto, tan hermoso, tan seductor… ¿No podés tener otra preferencia que no implique latigazos?

Por suerte la autora, cuida mucho a nuestro DELICIOSO Christian Grey y toda su estructura psicológica nos hace transitar por estas sombras entendiéndolo y justificándolo. Todo lo que Grey hace es aceptado, pero sólo si lo hace él. Es el gran secreto de este libro. Crear un personaje tan seductor, tan encantador que todas terminamos enamorándonos de él en las primeras páginas.
Como les decía, el primer libro es que mejor plantea el tema del BDSM y lo plantea más desde la dominación y sumisión que desde el sadismo. Aunque más adelante se plantea esto último, nunca se ve reflejado. Al final, no son más que un par de chirlos en la cola y un montón de orgasmos que se alcanzan gracias al TALENTO del sombrío y seductor Grey.


Los personajes:

Vuelvo a lo mismo: ¡¡¡GREY!!! Es tan seductor, tan perfecto y tan viril que le rodaría los ojos día y noche sólo para que me diga algo. En 50 sombras más profundas y en las liberadas, logra conmovernos y alcanza unos límites de ternura que arrancan suspiros en cada página. Su dolor y sus sombras son tan palpables y sus esfuerzos por luchar, buscar la luz y cambiar su vida nos llevan a amarlo más.
Anastasia en cambio es la que menos cambios sufre a lo largo de la trilogía, pero luego de superar las primeras sombras, se nota una seguridad y una liberación en su sexualidad que termina ganándose el título de heroína. La jovencita torpe y tímida muestra las garras y se transforma en la mujer digna de un dominante como lo es Grey. Es ella la que no abandona el barco y la que lucha por rescatar al hombre que ama, pese a todos.

En fin…

Si este libro ha sido el suceso mundial que fue, no es por lo novedoso del romance mezclado con el BDSM. Luego iré recomendando libros que desde hace tiempo chasquean los látigos con esta temática, pero para empezar les puedo invitar a leer la serie Amantes perversos de Shayla Black, que sube unos grados más la temperatura de las 50 sombras.

El secreto de este libro es el romance “soñado” que se establece entre dos personajes construidos para gustarnos mucho. Es tan entretenido como inverosímil, pero la inverosimilitud del relato en el género romántico es un guiño que tenemos establecido y un permiso que nos damos.

UN DETALLE que me encantó:

Amé y me entretuve mucho con el intercambio de correos electrónicos entre la pareja. Los detalles graciosos y tiernos en los Asuntos, las firmas y el contenido me hicieron la lectura mucho más entretenida. Es un recurso nuevo para los autores, que muchos critican, pero si en la crítica citan los clásicos de la literatura sepan que antes las tecnologías eran otras. Me gusta mucho que se incorpore algo tan cotidiano como el mail en las historias contemporáneas. Es un divertido recurso con el que se puede hacer mucho, como ya lo demostró Daniel Glattauer en “Contra el viento del Norte” y “Cadasiete olas”.

Recomiendo la trilogía “50 sombras” para abrir la mente, empezar a conocer el mundo del BDSM, dejar volar tus fantasías y enternecerte con una historia de amor de cuentos. No esperen una pluma entrenada, pero ríndanse a una historia nueva, que gusta hasta el final.



Aquí les dejo el book trailer:






Tal vez te guste

15 comentarios

  1. dioooooooooosss me leí la trilogía en menos de una semana!!! ES QUE ME ENCANTÓ!!! Y SÍ; POR DIOOOOOOSSSS GREYYYYYYYY LO ADORO. Es tan.. oish, es que su debilidad interior, porque por fuera parece super duro y frío... pero sus inseguridades temiendo que Anastasia lo deje, que no puede vivir sin ella, y que es verdad... es que Grey me enamoróoo!!!

    ResponderEliminar
  2. ESTE HOMBRE ES FASCINANTE...

    ResponderEliminar
  3. El fin de semana anterior, para pasar una gripa horrorosa, los lei de nuevo. La primera vez los adquiri en papel, y una de las cosas que mas me disgustaron fue la pesima traduccion (sobre todo el tercero), Ya que tambien los habia comprado en ingles de forma electronica, puesto que queria saber como se escribian ciertas expresiones, Por ejemplo (Laters baby). Esta segunda vez de lectura los compre en español de forma electronica y encontre que el tercer libro estaba traducido por otra persona, mejoro bastante aunque no perfecto. Despues de haber leido tantas cosas (Sobre todo CDF), los lei con otra perspectiva, pero debo reconocer que le tengo muchisimo cariño a esta trilogia, porque fue lo primero que lei de este tipo. Sigo adorando a Christian y a Anastasia y formaran parte de mi corazoncito literario 4ever.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también los tengo en papel y los leí dos veces sólo por el deseo de volver a encontrarme con los personajes. Ya eran como amigos...
      Acá en Argentina la traducción del primero y el tercero fueron buenas, de hecho creo que estaba en argentino. El del medio fue más flojo. Me pregunto por qué no tradujo la misma persona los 3 libros...

      Besotes, reina!

      Eliminar
  4. Hola!! me encanto esta trilogía, la leí en Enero de este año y quede flechada, me gusto tanto que la leí de nuevo. A partir de allí no he parado de leer libros de este género no pense que me gustarian tanto. Por casualidad consegui tu blog, que por supuesto me gusto mucho, gracias a tus reseñas he leído muchos mas libros, gracias por compartirlas.Ahora estoy leyendo todos los de Megan Maxwell y me he divertido muchisimo no paro de reir con los personajes. Muchos cariños desde venezuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nahir!
      Sin dudas Cincuenta sombras abrió un camino para muchas lectoras y tiene un lugar especial en la biblioteca de muchas lectoras.
      Gracias por leer las reseñas y seguir el blog, gracias a Grey me animé a publicar mis sensaciones ;)
      Te mando un besote enorme!

      Eliminar
  5. Hola no me aguante y tenia que pasar por aca...no me importa cuanto critiquen esta serie,Amo a Christian Grey(que obvio es Matt Bomer)jaja! ojala no la arruinen con la peli porque es una linda historia y ya la re lei varias veces y me encanta!!! 50 Sombras y CDF; a ver quien supera estas novelas,tan distintas entre si pero tan hermosas en mi gusto personal. vkbc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajajaj re pesada yo pero cuando leas a Tatiana y alexander vas a tener un trío insuperable!
      ;)
      jajajajajajjajajaa
      Besos!

      Eliminar
    2. Cierto es Matt Bommer, nadie mas puede ser Christian jejejejej.

      Esta trilogía fue la primera serie de la clasificación "erótica" que leí y me encantó, me enamoré perdidamente jejeje, ya luego encontré mas libros distintos pero todos muy emocionantes, eso si estos fueron la inspiración.

      Saludos

      Eliminar
    3. Físicamente Matt Bommer es genial para el papel de Christian, pero a mi no me gusta. Pasa que al ser gay ya no me creo nada y en este libro es importante creer que él le tiene ganas a Anastasia.
      Son mambos míos pero me pasa. Si el actor es gay, no me creo la historia de ficción.
      Besotes!

      Eliminar
  6. A riesgo de que las fans de Christian quieran matarme, dejo mi opinión sobre el libro jeje.

    Fue el primer libro que leí sobre este tema del BDSM y la verdad ,si en un principio fue una novedad para mí en lo referente a lo erótico, no lo pude disfrutar por el parecido que le encontré con Crepúsculo, no sólo en la descripción y base de los personajes, sino también en diálogos y descripciones.

    Había momentos en lo que decía: hey, esto yo ya lo leí!!!

    Si bien Crepúsculo (en términos generales) me gustó por lo que bien define Gaby como "el romance soñado", igual me gustó 50 Sombras en ese mismo enfoque: el millonario enigmático y sin novia que se enamora apasionadamente de una "mortal" como cualquiera de nosotras, y se vuelve su príncipe azúl.

    Pero si miro detalladamente la historia, pues no, no está dentro de mis favoritas, no la considero una gran obra, para tal caso prefiero la trama y los personajes de Amos y Mazmorras, o Pídeme lo que quieras, que considero tienen mejor base y planteamiento.

    Y para que ahora sí me maten, en resumidas cuentas veo este libro como una versión pornográfica de Crepúsculo en el que los fans frustrados (me incluyo en la lista) por un Edward muy soso y chapado a la antigua, encontrarán lo que tanto esperaban.

    Saludos, y espero no incomodar con mi opinión. =)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adriana!
      A riesgo de NADA! Me encanta que cada una tenga su mirada, su opinión y su propia sensibilidad.
      Quedate tranquila que en el blog somos un grupete SUPER RESPETUOSO de la opinión ajena. (UN PAR de desubicadas pasó por acá pero como no les dimos lugar no volvieron)

      A mi con todo lo que decís me pasa lo siguiente: NO LEÍ CREPÚSCULO.
      Si bien la vi en el cine... no se nada del libro, aunque Ro Marasca (lectora del blog y vecina mía) me los prestó, aún no pude leerlos.
      Lo que me pasó es que leí muchos fanfic de esa obra y a todos les encontré escenas muy similares. De hecho Grey fue un fanfic de Crepúsculo. Imaginate que al haber visto sólo la película no entendía por qué todos tenían esa onda "sombras". Lo tendré que leer...
      El libro más cercano a lo real que leí sobre BDSM fue "Sin remisión" y quizás tampoco es real, porque yo no estoy en el tema, pero lo sentí posible.

      Me parece una buen análisis el tuyo y digno de respetar. Acá nadie te puede matar y es importante para mi que todas sientan que pueden decir lo que quieran.
      Nadie puede decirte cómo sentirte luego de leer un libro.
      No incomodás. ¡SUMÁS!!! GRACIAS!!!!!!
      Te mando un beso gigante!
      Gaby.-

      Eliminar
  7. Bueno hago mi aporte! :) Para empezar fue unos de los primeros libros q lei después de casi 10 años de haber leído mi ultimo libro. Lo que me paso con esta trilogia fue un agradecimiento total por introducirme nuevamente al mundo de la lectura de los libros que ahora no puedo parar de leer, ja... A mi modo, m encanto Christian y Anastasia me gusto mucho la historia de amor que se va armando entre ellos, en cuanto al erotismo me gusto aunque fue lo primero que leí en cuanto respecta a este genero, si me sorprendió muchísimo ja! Pero ahora puedo decir que he leído muchos mejores en este genero, aunque no dejo de recalcar que gusto muchoooo y que ademas de leerla en una semana a esta trilogía marco un punto importante en cuanto a los gusto por los libros.
    Que existe un Christian en alguna parte del mundo? puedo estar segura que si jaja! y una Ana¡ uf! de esas las hay de sobras!
    En si me encanto esta trilogía me costo sacarla de mi cabeza y gracias a tu blog encontre a Gabriel, Gideon, Eric, Ethan y muchos mas pero me sera difícil arrancarme a ELIAH AL SAUD :(
    Y en cuanto a la música que podemos escuchar en tu sección de Play my books todas me fascinan...
    Ahora esperando la peli nomas para ver si cumple mi expectativa, aunque tengo un poco de miedo en realidad q arruine la historia jaja!

    Besos Gaby!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Lu!
      este libro vino después de mi maratón bonellista, donde me leí todos sus libros en un periquete.
      Debo reconocer que 50 sombras fue mi primer lectura más oscura. (aunque ahora me resulte una bobada)
      y experimentar ese asombro y esa angustia fue toda una novedad que ahora ya recuerdo con nostalgia.
      Es una trilogía que sin dudas, abrió un camino.
      Besotes, reina!

      Eliminar

▼ Archivo del blog

▼ Buscar por autor

▼ Buscar por calificación

▼ Buscar por género

Mis recomendaciones

Seguí el blog en Facebook